25.12.04

Recolectando 2





Esta vez no salí con mi canasta, recolecté de mi memoria los tesoros que me trajo este año que termina.

El año inició con una crisis, pero como toda crisis, era en realidad una oportunidad para retomar las riendas de mis caballos. Platón planteaba que el alma está dividida en tres partes que forman una unidad y lo explicaba con el mito del Fedro: un carro siendo jalado por dos caballos y comandado por un cochero. Este chofer, es la parte racional que nos dirige hacia nuestros fines; el caballo malo representa las tendencias materiales; el caballo bueno representa las tendencias nobles. Yo, me dejaba manejar, llevar, hacia un abismo. Este año me regaló eso: un cambio abrupto de rumbo que me costó digerir pero que ahora agradezco.

Y bueno, siguieron otras crisis. Así, según decía mi psicólogo, yo andaba con los caballos delante de la carreta y bueno, ¿quién manejaba? Pues ninguno, iba por la vida “al garete” como diría mi madre. Por cierto, ese es otro regalo de este año: mi terapeuta... respetuoso, dedicado, profesional, preocupado, fresco... un galleta en su arte de ayudar a enfocar mentes y sentimientos.

Y bueno, no se acaban ahí. Este año hice dos nuevos amigos, gracias a las letras que viajan por estos mundos cibernéticos. Dos tesoros, dos joyas, dos maravillosas personas. Y este mundo me trajo a otros más, me trajo un blog que ha sido para mí un descubrimiento mágico, esperanzador, interesante y me trajo nuevos amigos y una nueva comunidad que crece, se organiza, es solidaria y hermosa. Agradezco a la vida por mi blog y por ustedes que –supongo- leen estas palabras.

El año trajo éxitos profesionales, experiencias inolvidables... mi primer paciente. Y además, redescubrí una amiga, que ha sido fundamental en este año tan duro, a quien he ayudado también a ser más libre, a entender a su hija adolescente, a saberse joven. Y también, volví a encontrar que mi mejor amiga, quien lo ha sido por más de 12 años, sigue siendo eso: la amiga incondicional, que me conoce mejor que nadie, que sabe qué es mejor para mí, que hasta me tiñe el cabello y me escuchó en todos mis momentos aciagos.

Y por último, como broche de oro, este diciembre me ha traído la mejor compañía posible, las mejores caricias, los mejores chineos, me ha llenado la vida de poemas en vivo, me ha traído aventuras. Y con él han llegado a develarse las más grandes esperanzas, de que este año que sigue, comenzando bien terminará bien y me hará bien. Así que uno de los deseos de año nuevo es ser más valiente, para sumergirme en sus brazos y ceder al encanto... Otro, es ser más justa para construir un mundo más justo; Otro es ser más activa y dejarme de palabras vacías; Otro es seguir mis proyectos y confiar en mis instintos... Y creo que también, he decidido que mis cantos se escuchen de nuevo, con notas musicales (además de palabras).

¡Que el año nuevo sea maravilloso para tod@s!

24.12.04

telenoveleando


Llega a recogerla y le dice: “pasó algo... no sé qué decirte”. Inevitablemente, las palabras se clavan como agujas: “e-lla es-tá a-llá, a-pa-re-ció sin a-vi-sar... le di-je que se fue-ra pe-ro quie-re co-no-cer-te”.

Llegan juntos a la casa, el público espera el desenlace. Unas catorce personas sentadas en la sala, rodeando la piscina o sirviéndose un trago.

Él, disimulando su angustia, le presenta uno a uno a los invitados. Alma, disimulando su temblor en las piernas, saluda afectuosamente a los conocidos y dice “mucho gusto” a los desconocidos... hasta llegar a ella. Una vez cerca, por fin, le dice dulcemente: “Hmmmm, Sonia ¿ah? No me parece haberte visto en la lista de invitados ¿o sí?. No, no, creo que no estabas, pero bueno, supongo que Alberto te invitó ¿no? Oooooo, ¿será tuyo el paracaídas que está afuera?”. Ella -cuya cara ha expresado desde la más absoluta indiferencia, hasta la indignación más brutal pasando por el asombro- sólo se atreve a abrir la boca, como invitando a entrar a las moscas. “¿Sonia qué, cómo es tu apellido?” –dice Alma- “¿Para qué?”, dice ella. “Es que me parece que tampoco estás entre los invitados de abril, porque... en abril nos casamos, ya sabías, supongo”. Alma sabe que miente, pero sabe también que ese golpe ella, no podrá soportarlo. A su edad, no es fácil perder un casadero sin que el arrepentimiento se asome al espejo cotidiano y cruel.

Él, está al punto del desmayo. No sabe si reír, no sabe si decirle que pare. No sabe si quería apuntar ese cuchillo en el pecho de aquella mujer a quien sentía haber amado. No sabe qué debe hacer, qué elegir entre todas las cosas que se le vienen a la mente: salir huyendo hacia la playa, tomar su carro y manejar toda la noche, subir al cuarto y esconderse, tomarla a ella por el brazo y preguntarle qué quiere, tomar a Alma y abrazarla por horas.

Tomarle la mano, respirar la brisa, escuchar las olas golpeteando la cruda realidad y abrazarla durante horas. Si tan sólo fuera esa su elección –pensaba Alma-, sin tan sólo la sacara a ella por la fuerza de su casa, en un acto simbólico de expulsarla para siempre de su vida... Pero Alma sale sola hacia el balcón, y nadie viene detrás, nadie. Puede haber dos opciones: la está sacando de la casa o le está explicando que la boda es una farsa, y que es Alma quien no tiene muy clara la situación.

23.12.04

¡Queremos rooooock!

Había olvidado muchas cosas en estos últimos años: olvidé que cantar me hacía sentirme tranquila; olvidé que trasnochar hasta amanecer hace bien de vez en cuando, te saca del orden, te rompe esquemas y te desorganiza esos marcos rígidos que nos impone el estilo de vida actual; olvidé a algunos amigos y amigas (aunque creo que más bien, me olvidaron a mí, algo así como: “a esa la perdimos”); olvidé a veces que mi vida me pertenece y que debo hacer con ella lo que mis deseos elijan, no lo que otros piensan que debo desear; olvidé que el aire fresco es vital para que una relación funcione, que a veces hay que escaparse, sin decir a dónde, sin dejar notas ni llamadas telefónicas.... Pero todo eso, lo he recordado en este tiempo de reconstrucción y puede ser a esta memoria recobrada que debo esta alegría que me acompaña y esta actitud agradecida ante la vida: “¡que venga lo que venga!”.

Pero entre todas esas cosas olvidadas y sepultadas... había olvidado ¡cómo se siente el rock en el cuerpo!! Y ese recuerdo volvió oyendo a las Hormigas ayer. El concierto estuvo excelente... el grupo suena acopladísimo, con peso, con energía, con amor. Había pensado que este grupo estaba muerto, y que sólo lo revivían por nostalgia, pero el grupo está vivo y transformándose. Las piezas nuevas son menos hardcore y más metal, la gente ha dejado de hacer el mosh (eso sí es una pérdida... nada como esos círculos mágicos y energéticos), hay un nuevo baterista, y todos están gorditos. Pero la energía sigue siendo la misma y los amigos de concierto siguen siendo los mismos (era casi un Dejavú de Cus). Extrañamos a Arturo, sí, pero bueno... el batero nuevo es muy bueno y lo mejor es... que toca sobrio. Así no se caen las piezas ni los bolillos, así no se escapa en un berrinche inesperado... y aún así, extrañamos a Arturo –alguien se atrevió a gritarlo a todo galillo- pero él ha decidido convertirse en un “señor” (aunque estaba entre el público tocando “de mentirillas”).

Así que anoche recordé que el rock me hace hervir la sangre, igual que el jazz o las rancheras de José Alfredo. Al fin y al cabo, es la buena música la que me hace sentir viva y agradezco a las Hormigas por invitarme a recordarlo.

Image hosted by ImageHost.org


Sitio de las HELP

20.12.04

¿Qué podría decir?

Y sin embargo, siento un nuedo en el pecho que no saldrá si no lo escribo. Lamento dar estas noticias a los de nuestra pequeña comunidad bloguera: Ferenc, nuestro amigo, tuvo un accidente el viernes y murió.

Es tal vez algo burdo que escriba ésto aquí, pero quiero convocarlos a que hagamos algo. Estamos planeando publicar un mensaje para él, una muestra de nuestro dolor y nuestro cariño. Queremos que sea una esquela que nos represente a todos y que muestre nuestro compañerismo. No sé si debería poner este post, pero no sé qué es lo adecuado y qué no lo es. Estarán recibiendo un mail de parte de Carola pronto, pero si no lo reciben, comuníquense con nosotras.

Anthony -sobre todo- necesita nuestro apoyo.

Sirena


PD: Si les parece inapropiado este post, díganlo pronto para eliminarlo.

18.12.04

Hubiera sido un comment muy largo

Se preocupa shanlucid por la muerte, eso me hace recordar dos fragmentos que guardé entre mis cosas:

“(...) La previsión cierta de la muerte -propia,ajena- es la diferencia específica de la estirpe humana, no la razón o el lenguaje. (...) Saber que somos mortales quiere decir que la vida está perdida de antemano, por muchos riesgos que logremos esquivar. Si los animales estuviesen seguros de su mortalidad abandonarían su limbo zoológico, se erguirían (...) Es la sombra de la muerte lo que hace la vida amable, no sólo digna de amor sino también merecedora de dulce simpatía y de cobijo (...) Tener espíritu es estar conscientes de que no podemos dar nuestro cuerpo por garantizado; tener espíritu es dar el cuerpo por perdido y amarlo así, en su marcha y su quebranto (...) El espíritu no es pues lo que nunca muere sino lo que siempre sabe que va a morir. La animalidad es dar por descontado el cuerpo y la divinidad darlo por innecesario, situaciones ambas en las que no cabe suponer espiritualidad alguna”
(Fernando Savater: Diccionario Filosófico)

Image hosted by ImageHost.org


“El tiempo se encarga de colocar luego los hechos en su debido rango, y cosas que en su inicio parecen triviales se revelan después en toda su trascendencia. Y así, el pasado no es algo cristalizado como algunos suponen, sino una configuración que va cambiando a medida que avanza nuestra existencia y que alcanza su sentido verdadero en el instante en que morimos, cuando ya para siempre quedará petrificado...”
(Ernesto Sábato: Abbadon El Exterminador)

16.12.04

A veces ni yo puedo vivir conmigo

Image hosted by ImageHost.org


Había pensado que encontraba piedras en lugar de flores silvestres. Había pensado que algún día llegaría a algún potrero verde, para tirarme a resbalar en un cartón igual que echarme a ver el cielo estrellado.
Había pensado que mis regalos deberían de llegar, pero ahora que veo que llegaron... siento que no puedo aceptarlos. Y entonces me doy cuenta de que las piedras van por dentro, mis propias zancadillas me hacen discapacitada. Es más fuerte que yo y me destruye. ¿Será que alguien me deseó una maldición? ¿Seré yo misma la hechicera? ¿Será que sólo sufro de un ataque pasajero? ¿Podremos esperarnos?

13.12.04

Top 10: Signs She's Psychotically Jealous

Image hosted by ImageHost.org


Simplemente, el asunto de los celos me intriga y me inquieta. Así que tratando de ver hasta dónde son naturales y hasta dónde son patológicos, he encontrado tesoros muy graciosos...

Recomiendo pasar esta prueba a sus parejas. Son los 10 puntos para saber si es una persona “celosa psicótica” o nada más tiene “unos celos sanos, hasta tiernos”. Muy gracioso, de verdad. De hecho caballeros, el sitio es un buen volado para ustedes. No se vale preguntar por qué, ni cómo llegué aquí.

10: Se enoja cuando mirás a otra mujer.
9: Se enoja cuando salís con tus amigos.
8: Se pone molesta sobre acciones racionales (todo le parece sospechoso).
7: Interroga a tus amigos.
6: Se aparece en el bar donde estás con tus amigos.
4: Hace escenas en público.
3: No quiere que tengás amigos solteros.
2: Te acusa de engañarla cada semana.
Este está demasiado bueno, lo pongo completito:
1: Te rastrea: si tu relación evoca una novela de detectives privados, podés estar en manos de una loca celosa. Comportamientos como: llamarte varias veces al día para saber dónde estás, con quien estás y lo que estás haciendo, posiblemente al teléfono celular que ella te compró precisamente para ese propósito).

Por cierto, ¿sabían que “28% of women would read boyfriend's/husband's e-mails”? Pues éntrenle. Y algunas hasta usan cosas como 007 Starr o los famosos oídos espía o pueden rastrear tu carro. Hasta encontré a este mae que se ofrece a conseguir las contraseñas.
Image hosted by ImageHost.org



Ufff, ya me siento mejor. No he llegado taaaan lejos

Eifersüchtig sein auf...

Es algo así, como clavarte alfileres
Como vaciarte el estómago, de golpe
Como saciarte de culpa y de vergüenza
Sin poder evitarlo

Sentirte nada, vacía, y or-di-na-ria
Pedir la ficha
Esperar turno
Pensarte poco

Tomar control de nuevo
Tragar segundos
Verte saciada de culpa y de vergüenza
Por un ataque imaginario


Sirena en-redada

9.12.04

Algo es algo

Hoy se celebra, por primera vez, el Día Internacional Contra la Corrupción, declarado así el año pasado por la Organización de Naciones Unidas. Para algunos, esto es más tinta en el papel, especialmente con la crisis actual que sufre esta organización. Sin embargo, es evidente –al menos lo es para mí- que un mundo sin la ONU nos deja absolutamente a merced del totalitarismo estadounidense, y que lo prudente es fortalecer este organismo en vez de perder la poca fe que nos queda en su utilidad.
Sobre el día de hoy, me puse a investigar y encontré que aunque algunas organizaciones como el Banco Mundial y Transparencia Internacional definen corrupción únicamente en términos públicos, es decir, definida como el uso de un puesto público para ganancias ilegítimas, la ONU ha tomado una posición para ampliar el rango, en la cual, se define la corrupción como “el abuso del poder para beneficio privado” incluyendo sectores privados y sectores públicos.
Independientemente de que esa definición es absurda, pues TODOS usamos el poder para nuestro beneficio, lo importante radica en que se extienda el ámbito de acción a sectores privados, pues la corrupción está en todas partes –igual que el poder- y cada vez es más tenue la línea que divide al Estado y las empresas privadas.
Actualmente, la Convención para luchar contra la corrupción ha sido firmada por 113 países, pero ratificada tan sólo por 12 de ellos. Tal vez está de más decir que nuestro país firmó pero no ha ratificado la Convención. Es necesario que sean 30 los que ratifiquen para que el convenio empiece a regir. Entre otras propuestas, tiene cláusulas preventivas y de penalización, pero también de recuperación de lo robado y de cooperación internacional.
Para dar más énfasis a éste día, Transparencia Internacional dio a conocer hoy su informe global sobre percepción y hechos empíricos de la corrupción y nuestro país aparece en los primeros niveles, siendo los partidos políticos las instituciones más criticadas. El sondeo en el país se realizó entre el 4 y el 10 de julio de este año, cuando aún se desconocía la mayoría de lo casos que se han denunciado últimamente. Es probable, que hubiéramos alcanzado –sin honra de por medio- el primer lugar si la encuesta hubiera sido en octubre por ejemplo.
Aquí está el logo sobre esta conmemoración. Valdría la pena imprimirlo en camisetas o calcomanías, para recordarle al gobierno que hay una Convención pendiente no ratificada y que todo lo que se pueda intentar para frenar este abuso del poder en detrimento de la población, es tarea urgente y exigida.


8.12.04

Rastro ¿demasiado evidente?

Últimamente esta sirena tiene buena compañía... pero se pregunta si es posible. De vez en cuando siente un terrible impulso por sumergirse, por temores aprendidos de encontrarse en la red de un pescador. Sirena necesita zambullirse de vez en cuando pero ahora no tiene ganas, sólo que hay derechos que si no se ejercen desde el inicio, se pierden para siempre. Por eso dice que se va al mar, pero se queda en tierra. Por eso es incoherente y tormentosa.

Posted by Hello

Cosas que no te enseña el manual de manejo



Posted by Hello


Alguna gente no usa las direccionales (las pide vías como dicen nuestros vecinos nicaragüenses) y les importa un bledo que esperés para cruzar y perdás el chance.

Nunca andes monedas a mano, en cada semáforo te las sacarán con pedidos de buena voluntad. Algunos, tratarán de manipularte diciéndote “que Dios la bendiga” si no les das, convirtiendo la bendición en maldición. Inventate una regla, como “sólo a los niños” o “sólo a los ancianos” para evitar tener que entregar las llaves del carro un día por quedar en la ruina.

Debes aceptar campo aunque lo hagan de mala gana. Algunas caras de “bueno, ¿qué voy a hacer? ¡pasá!” podrían hacerte dudar de si aceptar o no, pero la calle, no es un buen lugar para imponer respeto, ni para buscar chineos.

Mujeres: parquearse es complicado... nadie dijo que debíamos hacerlo en dos intentos. Saquémonos ese ojo de encima que nos dice:”las mujeres no saben parquear” y recordemos que si fuéramos hombres, no nos importaría tardar cuatro reversas y ocho cambios de dirección para entrar en ese campito.

Sobre los cuidacarros, pues no he encontrado la clave para entender cuál es la relación que debo tener con ellos. Me gusta cuando hacen mal su trabajo, porque eso permite a mi conciencia no pagarles (por ejemplo, si me fui en un hueco, no puedo salir y el mae se queda plantado a 50 metros sin intenciones de ayudarme). Y si se fijan, casi siempre lo hacen mal, así que el remordimiento, no es una razón para pagarles. Pero tienen familias, y entonces, creo que no hay más remedio que incluir en el presupuesto mensual, al menos 8 mil pesos de cuidacarros.

Mujeres: el mundo no es nuestro, no podemos orillarnos donde nos dé la gana, nadie debe entender cuánto nos urge comprar “ESE aguacate de ahí, el de abajito, no, ese de abajo, el que está para el jueves de la próxima semana... “ ¡que piten, que se jodan, el aguacate es importante!. Pues NO LO EEEEESSSS. Y tampoco lo es, que no podás llegar sin lápiz labial a la oficina y por eso dejés tu retrovisor viéndote la cara y entonces cuando cambiés de carril te atravesés, te piten, te digan imbécil y digás: “qué macho hijueputa, todos los hombres son iguales”.

Y el manual tampoco te prepara para que alguien que va en bus, tire su chicle por la ventana y caiga en el parabrisas de tu carro. Por cierto, no pasen las escobillas... déjenlo endurecerse y caerá por sí solo.


Me sorprende cómo puedo empezar un post de buen humor y termino con un post directamente desde los confines del hígado. Espero reclamos, sobre todo de las chicas...

7.12.04

Preguntando

¿Alguien sabe a quién se le ocurrió la genial idea de que las mujeres debíamos rasurarnos-depilarnos-masacrarnos-adolecernos las piernas? Tal vez ya hasta están arrugando la cara... diablos, yo también... soy víctima de la status quo de la estética. ¿Es algo así como los zapatos de tacón que evitaban escapes precipitados? ¿Cuándo cambiará esta costumbre? Sí, pues, mi baño hoy no fue maravilloso: ducha que no
calienta, rasuradora nueva, nuevas cicatrices y además, estrés brutal.
Image hosted by ImageHost.org



Posts insipirados por este:
La mujer soñada de Pulpus
Cristian fantaseando en el baño

2.12.04

Recolectando 1

Ayer salí con mi canasta y ésto es lo que encontré.

Veo: una chofera, mujer, manejando ese vehículo enorme. Pienso: Yo que no puedo parquear ni mi carrito compacto…

Veo: junto a la fila del Servimás -donde me dirijo a pagar la cuenta de Racsa que no he podido usar desde hace casi 15 días- todos los licores, tentando. Pienso: Irrespetuoso si hay alcohólicos reformados en la fila. Y también veo una botella de Parfait Amour, sólo 5794 colones. Pienso: ¡Tan barato y tanto que lo buscamos!

Veo: Una noticia robada a un pasajero… Eliseo Vargas vuelve a su puesto y recibirá sueldo pagado por todos nosotros. Pienso: Mundo bizarro, mundo hijo de puta.

Oigo: Papi, papi ¿eso qué es? Un edificio. Papi, papi ¿eso qué es? Otro edificio. Papi, papi ¿eso qué es? Otro edificio… ah. papi, papi ¿eso qué es? Una discoteca ahh, como si entendiera lo que es una discoteca). Papi, papi ¿eso qué es? Las luces… las luces de Nueva York ¿las luces de qué? De Nueva York ¿Las luces de la mayor? Sí. Pienso: dulzura, impaciencia mía, dulzura de nuevo, buen papá, ¿cómo harán? Y pienso además, en las cosas que me pierdo si no ando en bus.

Digo: ¿Si comés tantas palomitas no te dará sed? No. ¿Seguro? Sí, seguro. Oigo: (media hora antes de terminar El Espanta Tiburones) ¡Tengo sed! PD: Yo no salía en esta película, el pulpo sí salía. Y creo que podrán verme en la de Bob Esponja, sale una sirena con lentes… ¿seré?

Veo: en ninguna librería de este país hay libros de Bukowski. Pienso: ¡No somos nada!! Y me urgen sus libros… hmmm.