22.4.06

La Dama, La Puta y La Mujer

Dice Sole que dice Roque que “la que es puta, vuelve” Y entonces las mujeres se ofenden y comienzan a pensar que es machista, que muy mal, que ¿por qué a los hombres no se les tacha de putos y a las mujeres sí?

Yo, al contrario, pienso que ser puta es honorable... puta, que no prostituta (no porque sea un deshonor... pero es otra cosa cobrar por servicios sexuales y exponerse a cualquier espantajo aunque sea para alimentar los hijos o pagarse la carrera). Y ser Puta tampoco es ser "la zorra", que es otra cosa... honorable o no, no me toca a mí decirlo.

Es bastante claro, que somos seres de ideologías... algunos lo llamarán “significantes primordiales” o alguna cosa así bien franchute y complicada... otros dirán que a las mujeres nos educan para ser sumisas damas honorables y bien portadas, bien habladas, que no ponen los codos en la mesa ni dicen “malas” palabras, ni reclaman, ni elevan la voz... en todo caso... nos educan para ser Damas, no para ser Putas...

Pero resulta que para disfrutar la vida (cosa que no nos inculcan por cierto) yo digo que hay que ser las dos cosas... No sé si se le ocurrió a Freud o no (o a quién le habrá robado la idea). El asunto es que existe en la cabeza de los hombres la fantasía de que hay mujeres para casarse y hay mujeres para gozarla (entiéndase, sexo desenfrenado con múltiples posiciones y sonidos excitantes y en baños públicos, baños de aviones, carros en movimiento, consultorios médicos, salas de cine...). Y no sólo se trata de sexo, es que ser La Puta es atreverse a romper con convenciones estúpidas, decir groserías... ser atrevida... y ser audaz... O sea, que hay Damas o hay Putas...

Y yo creo que sí las hay... pero –al menos yo- quisiera ser las dos cosas... La Dama es la que va a los almuerzos familiares y dice “ujú... qué rico le quedó este lomo relleno... ¿me daría la receta?” y la que va a las fiestas del trabajo del susodicho hombre y se comporta “a la altura”... pero ¿de qué sirve esa dama en la cama? ¡O sea... óigame no......! Así que salados los que se casan con La Dama... si La Dama no saber ser La Puta cuando debe serlo (y no es que deba por hacerlo feliz a él, sino por hacerse feliz ella misma).

Así que si a mí me dicen puta... generalmente sería un cumplido (eso, si no estoy en una fiesta de negocios, o en navidad donde la abuela...) y creo que tiene razón Roque pero quizás es también al revés: “el que probó a una puta.... vuelve”.

¡Resistencia a la mujer unidimensional! Tal vez cuando nos atrevamos a cambiar las cosas y ellos se atrevan a cortar sus prejuicios... a eso que yo ahora llamo Puta-Dama lo llamaremos Mujer.


Por cierto, en Centroamérica “Las Ticas” somos Las Putas... ¡a mucha honra!

19 comentarios:

Paula dijo...

Está genial, sirena! Tal vez el error es intentar encasillarnos en tontas categorías cuando la esencia humana tiene tantas facetas y tantas potencialidades por explorar. Llamemos puta a la ques e atreve a descubrirse a sí misma y, por lo tanto, a descubrir sus posibilidades dentro de su propia realidad.

Solentiname dijo...

A ver. Yo comparto todo lo que decís. A mí no me ofende tampoco para nada el calificativo, y creo que mucho se pierden las que autolimitan en su esfuerzo por ser solamente damas.

Y me hace gracia que la gente lo tomara como si fuera un tema de putas estrictamente hablando o machismo. hay formas de verlo, por ejemplo, el que es vendido (hombre o mujer), vuelve. El que le cuadra la vida fácil y mantenida, aunque para eso tienga que poner las tapas, vuelve. El que no quiere esforzrase por nada y opta por la situación más fácil, vuelve. O sea. la versión salvadoreña del perro vuelve a su vómito.

En lo personal, me parece que la frase está dotada de una intrínseca alegría, la que sabe lo que le gusta, la que no le importa lo que digan los demás, la que disfruta sin problemas, repite, si le da la gana.

Humo en tus ojos dijo...

Yo lo había interpretado como es mismo de que aquel/aquella que necesita de aquello que se le da a cambio de sus servicios... regresa porque lo necesita y fin del drama.
Ahora, antes de terminar de leer el post pensaba en decir justamente eso... que porque no abrazar esa interpretación en la cual ser Mujer (así, con M Mayúscula) es justamente saber ser todo lo putas y todo lo damas que llevamos adentro. Y de paso ser felices y plenas mientras lo vamos intentando.

maya dijo...

Mi abuela siempre me ha dicho una frase... que me parece que tiene que ver un poco con esto... y hasta talvez lo resume... y es que ella dice que para que un hombre casado este feliz... hay que ser dama en la calle y puta en la cama... así... que como niña obediente cuando me conviene... en este caso he tratado de serlo... creo que los extremos no son lo mejor... hay que saber combinar...

martastuarmetrix dijo...

mi mama si me enseño a disfrutar de la vida, de echo cuando vivia en casa de mis papas y no salia un sabado, mi mama se preocupaba y me decia: evy que te pasa? mamita salga, disfrute de la vida que la juventud pasa rapido... de mi mama aprendi este dicho: "lo vivido, lo bailao, y lo comido nadie me lo quita!"
y ya pa terminar mi mama tambien me aconsejaba algo al ver que ya yo era una mujer adulta, me decia: "mamita, la mujer debe ser una señora en la calle y una puta en la cama"
he dicho CARAJO!!!

Sirena dijo...

¿Así que los hombres no comentan? ¿Será que tienen miedo? ¿será que no leen porque el título no los convoca? ¿Qué piensan ustedes Mujeres?

Trompetista de Falopio dijo...

¡Así se habla compañera! También esa es mi aspiración, pero a veces me sorprendo, cuando queriendo romper normas burguesas descubro mi lado conservador, mocho.
Me gusto mucho el post.

LAGUNA dijo...

siren, quieres el comentario de un hombre. bueno, te doy el mio; creo q tienes razon, creo q las mujeres deben tener un equilibrio y sentirse comodas con lo q hacen, sin preocuparse mucho por lo q la sociedad tenga establecido.
"It is better to be hated for what you are than to be loved for what you are not."

btw: a mi me gustan bien putas!

Heriberto dijo...

El poder de convocatoria de la palabra: "puta" (aspirante discriminada en el pasado concurso de la palabra más bella del idioma español).
Me parece que todo es un asunto de etiquetas, etiquetas que hasta las mismas mujeres no pueden evitar colocarse a sí mismas en algunas ocasiones. No creo que sea un asunto de elegir entre puta y dama,ni creo que haya que ser puta para ser una volcanesa en el amor (¿porqué le dicen amor cuando quieren decir cama?,me parece que es todo lo contrario,las pobrecitas putas siempre tienen sexo con el mismo entusiasmo y la pasión con la que doña Zoila limpia los baños de la oficina(si pudieran estoy seguro que hasta usarían el mismo tipo de guantes).
Se puede caminar por todo el camino que marca la bendita dicotomía puta <----> dama sin problemas para devolverse hacia uno u otro lado, se puede comportarse como una puta cuando se pide una dama, o como una dama cuando se pide a una puta, y hasta al revés. A mi las putas me gustarían más sino fueran tan putas, decía un amigo. A mi las putas me gustan porque me llevan.

Saludos desde La Bitácora del Faro Tuerto.

Heriberto

Cianuro dijo...

Pues que te dire? lo importante es no dejarse atrapar en la jaula silabica de una palabra, sea Dama o Señora o Puta o lo que sea. Simplemente se tiene que ser quien se es.. las mujeres, digo, Mujeres, deberian convencerse que es mejor ser ellas mismas que dejarse vencer por el imperio de las etiquetas

Jaqui dijo...

Hey me encantó el post. Puta en la cama y dama en la calle decía una tía...

Pero, la cosa es como vos decís: la cosa es querer serlo, a mi me cuesta lo de dama en la calle, y con esto no soy una puta...o sí? Porqué siempre los extremos? jaja

Di, lo importante es elegir: hoy seré puta, porque soy toda una dama.

:D

Sirena dijo...

Paula: ¡eso mismo!
Sole: lo mismo del dicho africano "a algunos les gustan los mangos bajitos"
Humo: ¿O sea que ni terminabas de leer y ya comentabas? Hmmm... ¿cómo es que escuchás? je je
Maya y Evy: abuela y madre respectivamente tienen gran sabiduría... la mía en cambio decía "cuidadito se sienta en los regazos del novio" aunque bue... después no le quedó más que hacerse más liberada.
Pasito-tun-tun pasito-tun-tun
pasito-tun-tun: (no puedo parar) A mí me pasa lo mismo, por eso dice "yo quisiera ser las dos cosas".
Laguna: ¡viniste hasta acá y creo que por curioso je je! Pues qué bien que te gusten putas... A ver si das la talla...
Heriberto: No sé si entendiste bien... yo no hablo de ser puta que tiene sexo a disgusto... pero de lo otro, creo que sí se puede ir de un lado a otro... aunque cuesta lograrlo.
Venenín: ¡como siempre... comprendés!
Jaqui: No Jaqui, que te cueste ser dama en la calle ni implica que seas puta en la calle... como en todo, hay mil matices... y sí, cuesta serlo ¿no?

Denise dijo...

¿Ah sí? ¿Las ticas somos las putas? Pues si es por eso que decís, pues perfecto...

Y en cuanto a si se trata de etiquetas o no, creo que tenemos derecho de "decirnos" o "clasificarnos" si se nos da la gana, de todas formas ya lo hacen los demás y si se puede reinvindicar la etiqueta me parece maravilloso.

tapetazo masoquista dijo...

La verdad aquí tengo mucho miedo de comentar. Estoy totalmente de acuerdo y es algo que desde hace años les digo a mis amigas... pero no sé... no soy machista para nada, pero tengo la inseguridad de decir algo por equivocación que desate la ira de todas las mujeres presentes y yo tenga que defenderme solito y temeroso...


... aunque a veces me gusta que me peguen, amarren y maltraten...

Sirena dijo...

Denise: me encantó tu comentario... el derecho a etiquetarse... no se me había ocurrido pero tenés razón. ¡De los hombres defensores líbranos!!!!

Tapetazo masoquista: No vamos a pegarte ni amarrarte (lamentablemente estás un poco lejos). Tenés razón de temer... las reacciones de las mujeres son completamente impredecibles... pero ¡saliste bien de esta! No te preocupés.

Gran Fornicador dijo...

¿Putas y conceptos lacanianos en un solo post? Ya se ganó mi corazón, sirena.

Anónimo dijo...

Bien interesante!!!! Qué problema es vivir sin libertad!!! Ni todos para uno ni uno para todos, mejor cada quien con quien se sienta bien siempre y cuando la contraparte acepte. Cada quien es libre de pensar del prójimo lo que quiere y también existe la libertad de ignorar la mente del prejuiciado!!!

Qué cada quien sea como elija!!!! Dejar de lado el temor al peor de los juicios: el que dirán. Y como la vida es variedad esto aplica a quien elije no transitar por ciertos caminos relacionales!!!

Qué decir???? Tan malo es fingir lo que no se ha hecho que aparentar hacer lo que no se hace!!!! ¿Malo para quién? Para el "fingidor"...

Me gustó mucho el post!!!!!

meleobro dijo...

mae... esta puta sociedad...

la libertad es de las cosas que más tenemos que apreciar... y la libertad significa muchas cosas...

si, nuestra sociedad vulgar tiene aprisionadas a las mujeres en un cascaroncito guevón que algún pendejo se inventó...

yo mataría al pendejo ese... y promovería la libertad en todos... ser quienes realmente queremos ser...

de esa manera, todos honestos...

todos libres (y yo libre.)...

Carlos dijo...

No se puede hablar de las putas sin ser puta (en el caso de las mujeres) ni sin haberse refugiado en una (en el caso de los hombres).
Puta no es un insulto, ni existen diferentes clases de putas.
Los prejuicios asociados a la palabra tienen origen femenino, no olvidarlo.
A la Puta no se la define, es más allá de las calificaciones.
Pobre de aquel que nunca tuvo la dicha de dejarse caer en los brazos de una Puta.
Que vivan las Putas, simplemente, sin tanta soberbia filosófica.