30.5.06

Mujer fatal wannabe o cómo me enredé en mis propias matráfulas

Nos despedimos y al menos yo, quedé con un beso atragantado... el mensaje entonces le dijo:


"cuentan que cuando el silencio aparecía entre dos
era que pasaba un ángel que les robaba la voz
y hubo tal silencio el día que nos tocaba olvidar
que de tal suerte yo todavía no terminé de callar"


Respuesta correcta esperada: "sí... en efecto, pasó un ángel y marcó un final... en fin... fue bueno mientras duró" o "Noooooo, para nada... ningún final... yo me quedé con un beso atragantado". Pero la respuesta fue esta:


"... era el más temible, el implacable, el más feroz
ahora comprendo en total éste silencio mortal
ángel que pasa, besa y te abraza ángel para un final"


entonces la pregunta que le llega es "¿verdad que sí era el ángel para un final?" y entonces él, que se debate entre ser poeta y despoeta, entre ser valiente o ser cobarde, entre ser un niño y ser un hombre, responde: "pegaste, es mi favorita de Silvio..."

Y ya para entonces... yo me cansé de preguntar hasta que dijo "El silencio yo no lo noté... seguro es mi despoesía".

Y me quedé abrazando el ángel... diciéndole que me responda de una vez... porque me ahogan sus ojos, me ahogan sus palabras y me ahogan los besos que se guarda... que me diga de una vez si es un valiente de veras o si es un cobarde valiente-wannabe...

Pero el ángel me dijo al oído que no tengo remedio, que yo no sé jugar (¡el que se mete aguanta!) y que si quiero continuar mi plan de vida debo meterme en un convento hasta el año entrante... ¡lo sospechaba ya!!!

Al menos, seré una monja como ella:

Christian Peacemaker Teams es un programa
de varias iglesias unidas en apoyo a la no-violencia
.


Mi favorita de Silvio es ésta:
Powered by Castpost

28.5.06

Autorretrato en (mí) menor


Quiero escribir y estoy seca... tengo tanto en qué pensar... (por ejemplo, que la tesis no camina... o no la hago caminar mejor dicho...). Pero no quiero pensar más. No encuentro la salida.... así que sólo se me ocurre contar algo que recordé hoy mientras me bañaba...

De chiquita (más bien de niña... hay cosas -como la estatura- que no cambiaron demasiado), yo siempre cantaba dos canciones:

"No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir... y ser feliz es mi color de identidad..." y “quererte a ti... es querer ganar el cielo por amor... es haber perdido el miedo al dolor... es luchar contra nadie en la batalla y ahogar el fuego que me nace en las entrallas” (era entrañas pero yo no sabía qué putas era eso. Y ahora pienso que tampoco sabía qué era lo demás pero creía que sabía)

La primera canción es de Facundo Cabral... que me gustaba por la parte de "en bicicleta perseguir a Manuela", seguramente porque andar en bicicleta aún era algo inalcanzable... como ir a bailar al “Túnel del Tiempo” –un juego cruel de mis hermanos con las niñeras que consistía en meterse al baño y dejarme fuera y salir después de un rato con la cara mojada de sudor “por tanto bailar”-. Yo hacía un híbrido entre el túnel del tiempo de la serie de tv (ya la serie era vieja en ese entonces... no vayan a creer) y la discoteca del centro de San José que tiene una entrada llena de bombillos de colores... y me moría de la envidia por crecer para ir en esos viajes... nunca fui ni a la disco del baño ni a la otra... Pero el asunto es que yo cantaba esa canción y la cantaba mucho.

La segunda canción es menos... ¿cómo decirlo? Hmmmm, menos “generadora de algún tipo de orgullo por el gusto familiar” y de hecho, la escuchaba en la radio. Era de una tipa dominicana (eso lo acabo de leer en Wiki) que se llama Ángela Carrasco... y sabrá dios por qué Diablos me gustaba esa cosa...

Pero lo que pensaba mientras me bañaba... es si esas dos canciones de alguna forma pueden haber marcado algo... y en todo caso, no sería lo mismo haber cantado de niña las canciones de cri cri que haber repetido una y otra vez “no tengo edad ni porvenir” o “es haber perdido el miedo al dolor...” Aunque pensándolo bien, mi hermano siempre cantaba: “Dicen que los hombres no deben llorar, por una mujer que ha pagado mal...” y yo – aquí entre nos- lo he visto llorar más de una vez por desamores...

Creo que este post no quiere decir nada... sólo muestra cierto caos mental que cargo en estos días y es lo justo que venga a dejarlo aquí para que conste en actas que en medio de la plenitud que vivo... hay cosas que no terminan de encajar... y seguramente soy yo la que parece un cubo rubik... no es la vida.


A cambio de soportar mis quejas existenciales... les regalo este enlace para que vean las maravillas que pinta este cubano


PD: En otros planetas... conocí a un encantador bellaCo... y me divertí demasiado con él... tanto, tanto me divertí que se murió de la risa y se fue a otro planeta que no tiene mar. Buh.

24.5.06




No hay nada peor que un poeta
enamoradamente correspondido




es mucho peor que un des-poeta

23.5.06

una lámpara es una lámpara

Mi lámpara nació en Marruecos, seguramente en las manos cansadas de un artesano... yo sueño que fue comprada después de un regateo en un mercado... pero creo que ya son hechas en serie y se venden al por mayor... No, no... la mía incluyó discusiones en árabe... monedas al piso... y sonrisas de juego al final de la compra...

La cosa es que mi lámpara nació para portar una candela y alumbrar como un farol de mano a través de sus colores... pero yo quería que ella fuera una lámpara de bombillo occidental... que me gastara electricidad y que colgara con una cadena del techo de la casa... yo quería y quería, porque según yo, la lámpara era tan hermosa que no importaba cuánto tiempo tardara el proceso, merecía la pena convertirla a este lado del mundo eléctrico...


Y así, pasaron cuatro años y la lámpara alguna vez fue de bombillo pero un día estalló el foquito y nunca más alumbró. Y entonces esperé mucho tiempo a que alguien arreglara la lámpara, para que al fin la convirtiera en una lámpara occidental y eléctrica...

Hasta que hoy, mientras hacía de mi sala una hermosa galería con muchos cuadros lindos... comprendí al fin: quité cadena, quité bombillo, quité el cable y puse candela... y la lámpara ahora al fin podrá ser lo que siempre fue... un hermoso farol marroquí.
Esta historia no está en metáfora... se trata realmente de una lámpara... pero sirve para pensar. Pienso... luego... ¿aprendo?


20.5.06

Padeciendo las consecuencias de la autonomía

Tres pequeñas cortadas en la mano fueron el saldo del cambio de termoducha. La policía acudió al lugar de los hechos por una denuncia de los vecinos, quienes escucharon que Sirena llamaba a dios y además puteaba... la escucharon preguntar: “¿quién p.... puso esta ducha a lo chancho? ¿a quién se le ocurre conectar esto a puro cable?” Pero no escucharon respuesta alguna.

La responsable de las cortaduras, así como de las palabras que atentan contra la moralidad del edificio, se llama Sirena Canta y es vecina de los mares centrales josefinos.

Luego de tres días de bañarse con agua fría, Sirena emprendió la búsqueda de una termoducha nueva y dos conectores de barril para cable 6 y se puso manos a la obra...

Consultamos a la señorita Canta y únicamente declaró: “juep... desgracia... ya la puse pero juep... ducha de mi... cómo costó... juep... mujeres liberadas...”


Instructivo:

Materiales necesarios:


- Termoducha nueva (* A veces lo que está quemado es la resistencia. No habría que compar otra termoducha, sólo cambiar eso. En las ferreterías venden el repuesto pero las termoduchas baratas no se abren fácil. Es mejor llevarlas a que en la ferretería le cambien la resistencia).
-2 conectores de barril
-Tape eléctrico
-Escalera

Los pasos para cambiarla:

1. Bajar la cuchilla o el breaker de la electricidad que corresponda a la ducha
2. Soltar poco a poco el tape y los cables de la ducha (si son alambres, cuidado para no cortarse)
3. Desenroscar la cabeza de la ducha (¡te mojaste! zaz)
4. Enroscar la nueva termoducha
5. Tomar uno de los cables y juntarlo con el cable de ese mismo lado que viene de la instalación eléctrica (para eso se usa el conector de barril, para unir los cables bien. Debe quedar bien socado (se ponen los cables dentro del espacio que queda y se empieza a socar la rosca). Se hace lo mismo para el otro cable.
6. Los conectores ya con los cables, se dene forrar bien con el tape eléctrico. Lo mejor es forrarlos todos y los cables también.

* Deja correr el agua fría por un rato para que no se queme la termoducha. Luego, conecta la electricidad y listo.
* Es importante que cuando estamos usando la ducha, no cambiemos la temperatura cuando el agua está corriendo. Lo mejor es cerrar la llave, cambiar la temperatura y volver a abrir.



cómo instalar una termoducha, termo ducha, termoducha facil instalación


16.5.06

ComPUTAvida


Mi compu estalló... no soportó más y sólo hizo pufff como cansada...

Dice el doCtoR que seguro suspiraba y hacía "uffff uffff" y que seguro el ventilador hacía "trac trac trac" (como la canción de Fito) pero yo no escuché nada... Yo le pongo atención a lo que dicen las personas, no a lo que dicen los aparatos. No sé si algo dice el microondas cuando yo estoy dormida... no sé si habla con la lavadora y si se burlan de mí y mis carreras matutinas o si se quejan de la música que les toca escuchar... no sé si la impresora sabía que la compu estaba enferma... nunca me dijo nada (tal vez estaba sin hojas para darme el recado)...

El caso es que hizo puff y aún no sé si sólo fue el corazón o si también fue el cerebro... y no me importa...

En todo caso fue en buen momento el estallido. Estoy un poco harta de esto.

15.5.06

Mejor escribo banalidades...

Próxima... próxima a insertarme en mi primer experiencia como asaltante de cunas... quiero notificar:

Que no habrá reportes periódicos acerca de la experiencia (cada quien que pruebe la suya y averigüe cómo se hace).

Que no seré como la "novicia rebelde" (demonios... ¿así o más referencias que delatan mi edad?).

No sé qué más... sólo quería escribir algo y cortar esta desgracia de dimes y diretes.


Gracias.

14.5.06

Mexicanos: tiren piedras aquí

Ahora resulta que necesito visa para visitar blogs... ahora resulta que hay una especie de pasaporte que me permite o no opinar sobre ciertos temas. Ahora resulta que no discuten, sino que vienen a callarme y por supuesto, no me callo.

Dije que me duele Atenco y me duele... y si a ustedes no les duele pues eso a mí me duele más...

A algunos, les es difícil justificar que vendedores de flores -que no quieren ser reubicados de donde por décadas han trabajado, que no quieren ver en peligro su medio de subsistencia, que viven en un municipio donde a muchos les falta agua potable, energía eléctrica y acceso a la educación básica- defiendan su posición con medios violentos, aunque sea como una reacción a la violencia ejercida por el Estado.

Algunos no pueden ver que esto no es un caso aislado y que más bien forma parte de una larga serie de hechos que han enfrentado a la gente de Atenco con el gobierno, cuando se ha querido pasar por encima de sus derechos y arrebatarles sus tierras para proyectos “progresistas”. No se quiere ver que esto es producto de una crisis más amplia de la estructura social del campo mexicano que no se resuelve porque gobierno a gobierno se tiran la bola y prefieren sacar los gases antes que ponerse a pensar en una solución al sistema ejidal. Solución que no pasa por simplemente transformarlos en propiedad privada.

A algunos les parece justificable que en nombre de la ley y el orden, se llegara a una proporción de 10 a 1 en los enfrentamientos de los cuerpos policiales y los pobladores de Atenco. Simplemente les recuerdo que hubo brutalidad policial, violaciones a mujeres, torturas, cateos ilegales y una muerte. Y también hay policías golpeados, y los policías también son seres humanos pero espero no tener que entrar al tema del poder y el monopolio de la violencia por parte del Estado, el cual, para algunos está plenamente justificado.

Yo sólo dije: “¡Aplausos!!! Nosotros estamos en las mismas, aunque la situación en mi país no es igual que la de México... no hay tanta represión pero tampoco (o ¿por lo mismo?) hay tanta fuerza en los movimientos... Acerca de lo que habla Cavallazzi no puedo discutir, no estuve ahí y no soy de allá... pero me llega muchísimo saber que en México o en Costa Rica no hay espacio para la neutralidad y que sea como sea, desde donde estamos y con lo que hacemos... tenemos que movernos, unirnos y crear solidaridad

Y luego dije: “Livi... el asunto aquí ya no es si en Atenco o si en Tlatelolco... lo que yo leo desde fuera es la más triste estampa de la indiferencia disfrazada de intelectualidad... el nihilismo y el individualismo que sirve precisamente al sistema para que siga siendo lo que es por siempre... y es una pena... es una pena lo que leí en el enlace y es una pena que la gente no pueda ver más allá de lo que hoy les parece circunstancial. No se trata de si ir a marchas es ser hippie... se trata de jóvenes absolutamente ideologizados para la inmovilidad y el "me vale mierda". Es más fácil la vida así ¿no? Hasta que les llegue a ellos un golpe de policía y entonces su estúpida individualidad les haga girtar y decir "hagan algo". ¡Qué pena!

Y sí, me parece una pena y no me callo aunque me digan metiche. Es claro que no conozco perfectamente los hechos, ni la historia de México pero eso no me imposibilita solidarizarme ni opinar porque para mí no hay fronteras.

Me parece una pena que a las víctimas de la exclusión las usen los políticos para captar votos y las usen los medios para vender periódicos. Pero más pena me da que haya quienes se escuden tras su objetividad y su apego a La Razón (como si algo como eso existiera) para quedarse al lado, como si nada sucediera... En nombre de no caer en el juego político, no se manifiestan en contra de las violaciones a los derechos humanos. Eso me parece una pena, porque muestra que el ser humano se acostumbra a todo y que la represión policial a algunos, ya les parece cotidiano. No importa si no van a las marchas, no importa si no escriben en sus blogs, pero ¿cómo se ven al espejo diciendo “en nombre de La Razón yo no apoyo este movimiento”? Y sí, son hijos de una ideología, como los somos todos... nada más que prefiero estar de este lado del río... que estar tomando el sol en una piedra conformista.


"el que se mete aguanta"

A veces la poesía inunda los rincones y llega en forma de sms que dicen: “es claro que lo mejor no es la caricia en sí misma sino su continuación” Benedetti. Y que hablan de contratos por cumplir... aunque después den frío los silencios y las preguntas irrenunciables...

A veces la poesía me hace creer que soy una sirena poderosa de algún planeta lejano dentro de otro planeta... que asusta a los dioses tirándoles naranjas... porque los dioses son alimañas que muerden feo y hay que huir de ellos gritando maldiciones... pero yo, como soy mágica como lamparitas de luz que giran y suenan melodías hipnotizantes, tiro naranjas y ellos las siguen hasta caer en un barranco. La poesía dice que a los otros, a los de otro planeta, los dioses los persiguen por los campos de flores y entonces si los ven, quieren devorarles el alma... Cuando yo duermo, los dioses alimañas patean a los que no son sirenas y los desmadran... pero si estoy despierta no.

A veces la poesía me purifica, cuando me trae unas manos que acarician mi pelo y me dan cucharadas de luna que tranquilizan mi alma. Ya sé que esa no es mía, es de Sabines, pero las cucharadas sí eran... y sirvieron, como sirven mis besos en la frente a lo lejos... y lo demás.

Pero a veces, cuando sé que es imposible:
  • Vivir en la poesía
  • Ser tu sirena mágica y fingir enfado sin enfadarme en serio y no esperar un sueño que prometiste
  • Ser sólo la tutora todo-incluido de algún valiente joven
  • Ser la amiga que te abriga o te abanica según haga calor o frío, y te comprende y se enoja si te enojas porque me enojo porque te enojas en un mar de paranoias

Cuando sé que es imposible, quedan las letras muertas y quedo sólo yo, un pobre hombre gordo que vende tacos (o lo que es lo mismo, una mujer oculta tras un seudónimo o tras unos anteojos).