11.5.06

Me partiste el corazón y lo reparaste... aunque sigue un poquito partidito de envidia... pero tu nube voladora de color verde te traerá un día de eclipse de sol y serán dos días y no uno. Tomaremos jugo de mis naranjas mágicas y nos asomaremos al barranco a ver los dioses caídos.

Hoy nació Luciano... así es la muerte que cuando anda en celo se lleva gente y como anda calientona por ahí... deja abierta la puerta de la vida y se escapó Luciano antes de tiempo. Dos semanas antes vino, y ya está aquí con nosotros.

Mañana habrá valiente ¿habrá valiente? No sabemos. No sabemos si vendrá valiente pero vendrá de visita. Le pediré la cédula para ver de qué tamaño es el barquito necesario para cruzar hasta allá... Tampoco sé si voy a querer el barco. Mañana habrá valiente ¿habrá?


4 comentarios:

peyote dijo...

el celo de la muerte, los celos de la luna, la sombra de de la retaguardia, la guarida los canllas, la cida del demonio, lo absorvido y lo revivido, como que adquieren dueño si no cierras la puerta a tiempo, un abrazo.

Humo en tus ojos dijo...

Eyy! Si yo no estaba demasiado dormida creo que sé quien es el papá de Luciano!! ¿es? bueno saludos a Luciano a la familia!!!
¿hubo Valiente?¿habrá barco?

tapetazo andaba por el vecindario dijo...

Desgraciadamente no me puedo quedar ahorita a comentar en forma, ya me daré una vuelta luego. Sólo pasé para saludar y darle un tapetazo a Aurelio por mentiroso que bien sabe que lo mantenía alimentado y calientito, solamente que no pude dejar constancia, pero ya que...

Sirena dijo...

Peyote: a veces no sabemos que la puerta estaba abierta. Recibo y te mando uno.

Humo: sí sabés quién es Luciano... y lo demás también... Lo que no sabemos es si habrá transatlántico.

Tapetazo: ¡Lo castigaré a ese pez ingrato por mentiroso! Encontré unas pelusitas verdes en el fondo cuando lavé su pecera... ya sé. Regresa pronto.