15.8.06

tal vez debo cortarme los dedos

a veces quisiera secuestrarte
sentarte en una cama
cerrar con llave
abrir tu boca y preguntarte

te amarraría todo
todo
menos las manos
para saber si de algo sirve mi cintura

tengo una fórmula:
tu silencio me convence del miedo
tu ausencia me convence de nada
tu abrazo me convence del tanto
tu distancia me convence del todo



y como tengo el silencio,
esta maldita ausencia
y toda esa ingrata distancia
que me mata
(a veces)
no necesito preguntarte
y sólo se me antoja
la imposibilidad de secuestrarte



Foto: Fatum

6 comentarios:

Ana dijo...

Me secuestraron en sueños hace días, no fue bonito pero significa algo bonito.
Las manos siempre deben estar libres, las manos y los labios.

maya dijo...

Las manos... los labios... y los ojos... siempre deben de estar libres...
Las manos para sentir...
Los labios para besar...
Los ojos... para creer que es real...
Me fascino este post...
Saludos...

djtopo dijo...

la infidelidad se transforma en la inseguridad de no poder transmitir a una sola persona, ese cúmulo de sentimientos que no dejas exteriorizar, por miedo a que te rechacen por ser como eres... los celos son causados por la naecesidad de pensar en que todos somos infieles... el atar una persona es alejarla, por el egoismo encerrado en cada uno de nosotros...

Jaqui dijo...

Y si, si existiera la posibilidad de secuestro, te seguiría antonjando?

digo yo, como a veces nos gusta lo prohibido.

julia dijo...

Uy.....¿ has oído a Sabina cantando eso de Neruda?


No pude ser.

Sirena dijo...

Lo que dice JULIA es el poema de Neruda que está en la columna... vayan.. léanlo... no sean así... que dice TODO, lo dice TODO

Ana: las manos libres para abrazar y los labios... como dice MAYA. ¿Los ojos para creer? ¡Tenés razón, si es por culpa de los ojos que no ven que no creo!

DJ: ¿Leíste eso aquí? ¿Celos e infidelidad? Hmmmm, pa´mí que se te salió el inconsciente.