23.12.06


No pude decirle lo que quería. Tal vez en el momento no quería, pero había pensado que ahora debía decirlo. Ya después, cuando se case, no habrá lugar para comentarios del tipo “cuando éramos novios, cuando vivíamos juntos...”. No dije nada porque al fin y al cabo, estamos tan lejos de aquel tiempo cuando él salvó mi vida, que ya no parece tener cabida dar las gracias. Y sin embargo, yo hubiera querido dárselas. Tal vez no me atrevo para no recordar quién era yo y quién era él y lo que éramos. Yo estaba al borde del abismo y él estaba en tierra firme sosteniéndome. Yo entonces encontré un lugar seguro donde estar y ahí permanecí mientras la tela de araña cubría todo mi cuerpo. Todo fue un letargo tan necesario que cuando ya no estaba al borde de caerme al precipicio yo igual no podía soltar su mano. Por el bien de los dos él la soltó y así me salvó dos veces, una vez de caerme y la otra de convertirme en una estatua. Ya podía caminar de nuevo sola, ya no lo necesitaba y él tampoco me necesitaba a mí. Entonces me soltó y se fue y aunque al principio dar los pasos era una tarea difícil, poco a poco todo fue marchando bien. Por eso es tan difícil tal vez, darle las gracias por todo y desearle muchas cosas buenas en su nueva vida. Debe ser porque hablar de eso implicaría recordar lo que un dia fui. Tal vez despierta en los dos nuestros peores temores de cuántas cosas podemos llegar a ser o podemos dejar de ser y cuánto estamos dispuestos a renunciar a nosotros mismos por estar con un otro.

Darle las gracias ahora es abrir puertas y dudas.




4 comentarios:

Quimera dijo...

Hemoso texto Sirena... es tan importante siempre dar las gracias... y no solo por lo bueno, porque bien visto todo es formador. Feliz Navidad y gracias por el blog.

Anónimo dijo...

Al final, simpre nos damos cuenta de la realidad!

Anónimo dijo...

metiste en dedo en una llaga profunda...
ese tipo de cosas son las que le provocan a uno flashbacks de esos que lo dejan a uno pendiendo de un hilo.

Humo en tus ojos dijo...

Auch...
gracias por el post... sin lugar a dudas (las dudas mejor las ponemos en otra parte)