19.1.07

Gracias y no desGracias


Nunca había recibido serenata. Tampoco sabía que existían las serenatas escritas. Menos imaginaba que las serenatas podían sonar a ajos, aceite de oliva, papas salteadas, cebolla finamente picada y atún apenas acariciado por el fuego. Y no es que fuera serenata en serio, de esas de amor -si es que existen, porque de esas no sé cómo resuenan- pero la emoción es la misma. No creo que en mi memoria exista algún otro momento en el que todas mis complicaciones se hayan traducido en retos, en exquisitas peticiones, en coloridos sabores prometidos. Ya casi no hay balcones, ya casi no hay poetas, ya casi nadie escucha y casi nadie está dispuesto a cambiar algo en su receta. Casi.






6 comentarios:

julia dijo...

Me quede en el bate.
Hay un plato que se hace en Puerto Rico, pero yo lo probé con bacalao, que se llama Serenata, y es una Serenata de sabores...de las otras, como nací en el 63, todavía llegué a pescar algunas en Alajuela, tarde por la noche, entre sueños, para darme cuenta que era verdad y que era el "él" de turno.

Sirena dijo...

Quisiera probar ese plato Julia, el nombre es hermoso y no sabía que existía. Dichosa que pescaste serenatas, ahora ¿qué se hicieron los tríos?

Anónimo dijo...

A mí me han dado serenata dos veces en la vida. Es vacilóm, un evento diferente y una sensación diferente también.
Pero eso de serenata con sabores como la que ud dice, suena bastante interesante. Me gustaría tener una de esas.
Actualmente las serenatas son un evento raro, pero si se dan. Aunque sea poquito.

Buitre Desahuciado dijo...

Sirena, gracias por el comentario lejanísimo de unos post atrás. No creás que se me ha olvidado... bueno un poquito. Lo que pasa es que a veces mi mente se cree que es de cuerda y arranca a destiempo y lentito. Sé qué decirte pero no cómo decirtelo, así que dame tiempillo.

Ahora con respecto a este platillo serenatero del que hablás... Mmm... qué buena idea! Darle a "esa" persona una serenata así... y más consiguiéndose la receta de la Serenata puertorriqueña que dice Julia.

A los tríos se los llevó por delante el tren de las casseteras, igual que a éstas se los llevó el de los cd's y q se los está llevando el de los mp3. O los grupos extranjeros o nacionales que tienen inspiración de afuera. Sólo una vez, vi un trío en vivo y orgulloso actuar en la celebración de los 80 años de mi abuela. A otros, los he visto mendigando atención especialmente a gringos cerca del hotel del rey o en chelle's.

Lástima.

PD: En este post están las bases de un poema, ¿cómo será, Sirena?

Quimera dijo...

Lo que pasa, Sirena, es que meter un trío en las profundidades del mar está un poco difícil. Las voces emitirían un glup glup y las cuerdas de las guitarras un flop flop... Solo las sirenas saben cantar bajo el agua.

Sergio dijo...

Yo me apunto a cocinar serenatas. Todavía habemos algunos ilusos romantiqueros. ¿No hay problema verdad?.