27.2.07

Mi comment


¿Sabés? Es difícil encontrar el amor, no es tan difícil encontrar el dinero. Una cosa se mide, se cuenta, se deposita y se hace en sumas y restas. Tan banal y tan tonto como que un día tenés muchos numeritos en una cuenta y mañana esos numeritos no valen nada o se los roban los ladronzuelos del mundo. Pero ¿el amor? El amor no se guarda, no se cambia por tomates ni automóviles, no se mete debajo del colchón ni se intercambia con extraños. No va de mano en mano, va de tu mano a su mano nada más.

Ya tienen lo más difícil. Lo demás es lo de-menos.


8 comentarios:

NuEz dijo...

Sirena!
^___^

Didio Juliano dijo...

Sirena

Gracias por pasar por mi Blog.
Desafortunadamente, estoy en medio de una posible mudanza, la cual me toma gran parte de mi tiempo.
Por lo poco que he podido apreciar, aqui hay mucho talento y sensibilidad, sólo dame unos días y prometo concurrir (atado bien firme al mástil de mi barco) a escuchar las sirenas cantar.

Victor EM dijo...

Que weno!

Haz de luz dijo...

siiiiiiiiiii

Ana dijo...

Es que hay mucho dinero en el mundo dando vueltas por ahí... el amor ya son otros cien pesos!

Denise dijo...

En lo que sí se parecen es que -a menos de que seás buena administradora- es fácil derrocharlo y acabar perdiéndolo. Gana el amor, eso sí, que tiene su propia maquinita para hacer más, como palomitas de maíz.

Sirena dijo...

¡Denise! Comenzaste toda agria pero al final ¡qué lindo lo de la maquinita! Si es que eso es... el amor depende enteramente de nosotros, el dinero no...

Ana: Hay más amor que dinero ¡apuesto por eso!

Haz de Luz: ¡ajá!

Víctor: Pues qué bien que estás de acuerdo.

Didio: ¡yo sé lo que es! Tampoco pude quedarme mucho en el tuyo. NO te preocupes, aquí estaré y estarás.

Nuez: ¡ay semillita! ¿me invitas? ¡prometo portarme bien!

Caro dijo...

Ultimamente pareciera como que escasea el amor en la gente o será que lo tiene tan bien cuidado y guardado que parece que se les olvida donde lo pusieron.
Yo tengo amor, mucho amor y soy felíz dando de él. Aunque solo tenga a mi mamá para darselo.

El amor no necesita explicación, simplemente es amor y es la sensación más maravillosa del mundo. La mejor parte, está seguro sin tener que guardarlo y se multiplica cada vez que uno da un poco de él.