7.2.07

Sufro, de veras sufro cuando me encuentro con personas que son piezas de museo. Sufro, no por ellas, sino porque de pronto se atraviesan en mi camino y me hacen zancadillas. Otras, me hacen sufrir -corrijo, no me hacen sufrir, soy yo la responsable- porque están impávidas mirando la vida pasar, porque están dejándose secar al sol o llenar de telarañas. Usualmente, puedo pasar de largo de esas, a menos que las quiera. En ese caso -en este caso- yo hablo y digo lo que veo y me arriesgo a ser recibida con patadas y caras largas llenas de amargura. Otras veces, sufro un poco cuando soy honesta y eso molesta o causa dolor. Si tengo dos opciones y una de ellas es aclarar las cosas, esa es la que elijo y a veces, resulta mal, muy mal. Las tres cosas han pasado esta semana y aunque he dicho: “no voy a contaminarme, no me voy a contagiar de mala vibra” he caído rendida a los pies del gris oscuro. Estoy contaminada y no hay mucho que pueda hacer. De pronto, no suena mal la idea de ahogar las penas en muchas copas de vino. En todo caso, sólo aquí, sólo escribiendo, pude hacer el recuento de las tres cosas tristes que me han pasado en pocos días. Ahora comprendo mejor por qué anoche escuché rancheras y reggaetón. Era que estaba suplantando a una borrachera. El viernes le daré el lugar que se merece... si alguien se ofrece de chofer designado.

Un amigo en el msn: “ah ya..entonces no es como que el mundo se volvió en tu contra...es tu marcha de siempre, contra-la-corriente”


3 comentarios:

Denise dijo...

Uy... sana sana colita de rana?
La canción de las vibrations seguro que ayudará en algo. Y si no, espero que aparezca el chofer designado para que terminés de expurgar los malos espíritus!
un abrazo....

Sergio dijo...

Uy, el amigo del msn tiene razón. Pero chiva, si no, no serías vos. Serías una más y que pereza.

Ana dijo...

Yo no puedo ofrecerme de chofer, pero para cualquier otra cosa me pongo de primera!! Un café, una película, una tarde-noche... aquí estoy!
Un abrazo Sirena!