26.4.07

la oveja negra de la familia Kapital


Una patada
una bofetada que apunta con su dedo
y denuncia

Una cucaracha
frente a los ojos del vecino
o del cliente que ordenó sopa

todo eso que no queremos ver
que no queremos saber
que no queremos vivir

con sus tatuajes
con sus costumbres
con sus manos asesinas

son como flor del desierto
porque a pesar de la sequía
brotan y espinan

justo cuando el mundo
promete felicidad cinco estrellas
ellos nos escupen en la cara

Mis respetos

25.4.07

del verbo ranchar...

Los poetas ahí no cabían. No porque fueran muchos, es que no eran bienvenidos. Se organizó todo muy bien pero no se contaba con un partido de fútbol y un público que no estaba dispuesto a escuchar. No entraré en detalles, sólo diré que tuve que irme del recital del encuentro de poetas centroamericanos porque mi hígado amenazaba con estallar ante tanto escándalo e irrespeto. En fin ¿quién organiza un recital de poesía en un lugar como ese? Digo... soñar no cuesta nada y algún día en las cantinas donde podemos bailar y tomar birra los poetas tendrán cabida pero falta mucho para eso... falta...

Ahora, resulta que no sólo no caben los poetas, no caben las parejas que se dan besos, si quienes forman la pareja son personas del mismo sexo. La denuncia llegó a mi correo y me sonó conocido... Esto del irrespeto a la libertad, a lo que nos confronte y nos saque de nuestra cotidianidad... El asunto es que a dos mujeres, en Rancho Alegre (lo que yo llamo un chinchorro josefino, bonito por cierto por eso mismo) les dijeron que no se aceptaban conductas NO NORMALES y que "por hoy no les vamos a vender más cerveza, dígale a sus amigas que este no es un bar gay".

El punto es que a veces, estamos dispuestos a dejar pasar las cosas porque no nos atañen, pero no deberíamos. Yo salí del encuentro de poetas... derrotada. ¿Podía haber resistido? ¿Podía haberme peleado con los borrachos? ¿Podía quedarme? No lo sé... Y ante esto otro ¿qué puedo hacer? ¡Yo no tomo birra y tampoco podría llamarme clienta de ese lugar!

Quienes me enviaron el correo están planeando cosas para protestar. “Hacemos un llamado a la reflexión y solidaridad, puesto que Lesbianas y Gays NO estamos dispuestas/os a seguir siendo invisibles” nos dicen. Más vale que escuchemos y ojalá, acudamos al llamado. Aún no se me ocurre qué hacer y lo peor es que no tengo fe alguna en que los clientes del bar vayan a colaborar. Algunos, son esos mismos que en las manifestaciones contra el TLC gritan “zorra” “puta” y “lesbiana” para ofender a las diputadas...



Por cierto... por aquí coleccionan besos



24.4.07

¿Tengo que vivir conmigo todo el tiempo?


A mí nadie me dijo que una misma cosa se puede ver de mil maneras; lo aprendí a golpes. Tampoco me dijeron que pensara rápido y hablara despacio, para dejar al pensamiento analizar de dónde vienen las palabras y por qué traen ese tono y cómo debo comprenderlas antes de reaccionar. Tampoco me enseñaron a aislarme, a olvidarme del mundo ni a sentir que no me importa, así que duele cuando alguien se siente herido por lo que digo y lo que hago mientras yo sigo convencida de mi buena intención. No me explicaron que a veces debo cerrar la boca, respirar, dejar la sangre acudir a mi cerebro y luego ceder... Creo que no cedo ni por señales de tránsito.

Soy odiosa. Así es. Y no hay refugio posible de mí misma. Estoy en medio de la tormenta mirándome y debo ir a que me tiren las piedras; a convencerme de que las merezco.


23.4.07

¡Plop!

Los costarricenses tenemos mala memoria, acuérdense de lo que pasó en Golfito, ahí se metieron los comunistas, bloquearon a la bananera, y hoy 15 años después uno de cada diez tiene trabajo, se hubieran quedado ahí con banano o con palma africana, tal vez no comiendo muy bien, pero comiendo, y ahora ni comen

Yo apoyo que Carlos Federspiel dirija la campaña a favor del TLC ¡necesitamos gente brillante que convenza a los ciudadanos! Propongo algunos lemas:

"Con el TLC tal vez los pobres no comerán muy bien, pero comerán"

"No se violan los derechos humanos, se hacen pequeños sacrificios"

"Las grandes compañías vendrán a explotar trabajadores,
pero al menos les darán de comer"


"Un día las compañías empacarán y se irán... pero el gobierno asumirá su responsabilidad
y construirá una gran venta de electrodomésticos"




22.4.07

el dilema de hacer algo más que decir lemas

Ayer fui a comprar papel para imprimir, porque el director de tesis no lee los documentos en digital, así que tendré que sacrificar como tres árboles y medio para que él y los lectores revisen mi trabajo, a espacio y medio con grandes márgenes e impreso por una sola cara.

Lo que sería una simple compra de papel se convirtió en "este es no clorificado, de bosques renovados... este otro no dice mucho acerca de eso y es más caro... este otro sin marca como que mejor no..." hasta que al final el criterio discriminatorio me dejó tan asustada como convencida: "este es de Brasil y este es de Portugal". Lo acepto: preferí que cortaran los bosques portugueses que los bosques brasileños... Sobre todo conociendo las luchas tan fuertes que día a día dan muchos campesinos contra estas empresas papeleras devastadoras... Pero igual, el punto es que ser coherente en unas cosas ¿implica la incoherencia en otras?

El ambiente es todo un tema que ya ha pasado a formar parte de mi cotidianidad (es absurdo pensarlo así pero en realidad el ambiente no es algo que tengamos en mente todo el tiempo). Lavar botellas y latas, secar las bolsas mojadas, no pedir bolsas para todo, comprar lo que se empaque en cartón, llevar el reciclaje a Tres Ríos, usar envases reutilizables y no bolsitas... Y ahora, este asunto de los apagones y del anuncio (el cual, si ya lo habían dado, me pasó por encima sin tocarme) de la escasez de energía en el país me preocupa muchísimo más.

Por eso, dejo aquí el enlace a una pequeña guía publicada por Greenpeace para que todos cooperemos a disminuir el calentamiento global (mejor dicho, la infiernización del mundo) y de paso, ahorremos energía. Hay pequeñas cosas que podemos hacer, al mismo tiempo que enormes cosas que debemos pedir a los gobiernos, a los pequeños negocios y a las transnacionales.

¡No se hagan los majes!

Big Mouth Strikes Again

Considerando que Ernesto Sábato abandonó la luz blanca de la ciencia para sumergirse en las tinieblas del inconsciente y la locura, debo decir, con irrespeto y egoísmo:


no hay nada peor que un poeta negado en un científico



(a la inversa es la perfección)

21.4.07

Después de siglos, Iglesia Católica entierra el limbo

¡Menos mal! Ya me había cansado de doblarme la espalda y hacer el ridículo en las fiestas...

Noticia "seria" aquí

20.4.07

...que cosas suceden, qué cosas suceden con el apagón...

Continúa desde el Fusil



Que en enero del 2008 van a nacer muchas niñas llamadas Luz, Clara, Lucinda, Lucía, Electra... y muchos niños llamados Lucio, Luciano, CeNeFiLio etcétera... ¡brindo por todos y todas los y las que ayer dedicaron el tiempo a un momento de "recogimiento"! (espero que haya sido más que un momento). Brindo especialmente por los que lo hicieron y usaron protección... (que no lo encuentro, esperate hombré... no seas precisado... que no, que estaba aquí en la mesa de noche... que suave... digo que nooooo... ya, aquí está).

Que hoy las tiendas de radios de baterías han hecho su venta del año... y que Amelia Rueda no puede más de la contentera de tener a casi todo el país escuchando que su celular no para de sonar (por favor no me llamen al celular... que estoy al aire, por favor) {hecho verídico aunque no me consta con mis oídos, 19 de abril, alrededor de las 10 p.m.}

Que la gente comenta y deduce conspiraciones extraterrestres, nicaragüenses (después de todo la Unión Fenosa les raciona todos los días... y a nosotros un apagón nos cambia la existencia), gubernamentales, sindicales, satánicas y APOCALÍPTICAS*.... ¡sí Señor mío!


¡Qué cosas suceden, qué cosas suceden con el apagón! ¿Alguna más que agregar?



* ¿Qué más apocalíptico que nombrar un post con una canción de Yuri?

19.4.07

sin Fuerza ni Luz

sin internet
sin lámparas
sin dinero
ni cajero automático
sin música
sin cocina

sin café
y sin vos

¿Qué soy
sino un electrodoméstico
a la luz de las velas?

17.4.07

Mucho humo

Te sentaste en la barra.

Después de un rato pediste un trago de Sabina

cosecha 78

Miraste el cenicero
e imaginaste que la mujer de tu vida
había dejado esa colilla
con un beso pintado


pensaste entonces
que habías llegado tarde


como siempre


La corbata
debe ser por mucho
el implemento más odioso
del vestir

la usa al menos
el 99% de los políticos

y es soga al cuello
de los burócratas

de los abogados
y vendedores de libros


tal vez
los hombres mienten
por escasez de aire


(Al Buitre, como regalo de graduación... y brindando porque sean pocas las ocasiones con soga al cuello)

16.4.07

un abrazo, si no termina, se convierte en prisión


No hay nada más tentador que la “endogamia intelectual”. Esta sensación de estar en un charco común, donde las discusiones no se acompañan de miradas que juzgan, critican y remuerden. Porque no es cómodo hablar, hablar y hablar; argumentar siempre en esos lugares donde los códigos son otros, donde la transgresión se tacha de locura y donde el orden establecido debe ser siempre mantenido a costa del silencio complaciente. Por eso es tentador ese espacio de comprensión mutua donde los otros piensan tan parecido a nosotros, que podemos llamarnos grupo, red o comunidad.

Si lo pienso un poco más, eso es lo que me gusta de aquí, de este espacio, de esta pequeña red de la que ustedes -los que leen- forman parte. Es algo más que una “endogamia espiritual”, aunque de alguna manera, quienes vienen lo hacen porque algo les conecta por dentro, hasta ese lugar llamado alma donde están nuestros tesoros y nuestras mierdas. Es más, porque si voy a otros lugares, es porque encuentro en ellos algo que me permite reconocerme ahí o me da espacio para pensarme a mí frente a eso otro que leo y me confronta con otras realidades. Al fin y al cabo, siempre pasa por mí y mi apreciación pero este espacio virtual a veces es más respetuoso que el otro. No lo sé.

En estos días tuve otro espacio así, en el espacio que usualmente llamamos real y ya, de plano, prefiero llamar presencial. Un espacio donde estábamos de acuerdo en lo más fundamental de las posiciones, en la intención, en lo que nos mueve y emociona. Fue rico y refrescante. Como un baño de aguas claras que sirven cada cierto tiempo para cargarnos de energía y pensar, que en realidad sí somos como salmones nadando contra corriente pero cuando somos varios, la corriente a veces no sabe si iba hacia un lado o hacia el otro. Confundimos, por un momento el orden y creamos opciones en ese momento de desorden donde arriba es abajo y la muerte se transforma en vida, el cielo está en la tierra.

Lo importante en fin, es que esa experiencia nos permite seguir siendo salmones. Lo importante es no quedarse en la “endogamia intelectual” sino crear diminutos caos en los distintos órdenes donde circulamos. Si nos quedamos abrazados en la mutua comprensión, nos sentimos en casa pero no hacemos gran cosa.


Regresé. ¿Están?


14.4.07

Está esperando...


El enfermero acercó una silla de ruedas a la puerta (quien salga debe estar grave) y un hombre joven, de menos de 30 años se acercó a la silla. Salió ella. Lloraba (debe ser que está en peligro de perder a su hijo). Sigue llorando y el enfermero le dice al hombre joven que hay que internarla. Él, mira a la mujer con ojos confundidos (¿qué pensarán los hombres de la maternidad? ¿Cómo puede una mujer explicarle qué siente, cómo siente y qué significa? ¿Qué puede saber él del sufrimiento de esta mujer con quien vive, con quien duerme, a quien seguramente ama?). Él se acerca y le da un beso en la frente, le dice que todo va a estar bien. Sus ojos se le ponen llorosos (creo que es de impotencia, de no poder aunque quiera, aliviarle el dolor a ella ni salvar a su hijo no nacido).

En la sala una muchacha también espera. Ella está sola. El padre de su hijo no aparece hace tres días. (¿Cómo es posible que una mujer deba pasar por esto sola? Tal vez un hombre no entienda mucho de esto pero al menos, si está con ella, la carga se lleva a medias ¿Cómo puede un hombre engendrar un hijo y después dejar abandonada a la mujer?).

El hombre joven regresa. Su mujer ya está internada. Él va llorando. (¿Dónde estarán ellos dentro de unos años? ¿Olvidará él que un día lloró en la espera de emergencias del Hospital de las Mujeres? ¿Se seguirán amando? ¿Por qué olvidamos cómo se siente el amor y dejamos que se gaste?).


13.4.07

La horma de mis pies

A Mala Sombra, por las palabras y en espera de su versión de los hechos.




Debo llevar mis zapatos a arreglar
porque me llevan donde no quiero ir
o me traen de regreso cuando quiero quedarme


Los zapateros conocen el arte de la vida:

caminar cómodo,
viendo el camino...
sin tropezones, pues

o caminar descuidado
metiendo nuestros pies
en absolutamente todos los charcos


12.4.07

Lo digo tarde porque me enteré tarde... las votaciones cierran el sábado. Sin embargo, lo más importante es que conozcan este asunto.

Han creado un premio para las creaciones tecnológicas en la Internet que fortalecen y promueven el cambio social... ¿Eso qué es y cambia para dónde? Pues eso no lo discutiremos.

Nada más quiero dejar aquí la invitación para quien quiera enterarse de qué cosas se hacen con la Internet que no sea ver porno, escribir blogs autocomplacientes y catárticos (ejem...) y buscar pareja en las salas de chat *. El premio me tiene sin cuidado... lo que vale la pena es descargar la guía de proyectos, porque así después podemos ir a ver de qué se tratan las propuestas.

http://www.netsquared.org



* Por piedad, no vayan a tomarse en serio, ya sé que la Internet sirve para más...

11.4.07

La tarea pendiente

Dice Humo, una rareza que en realidad no lo es... es más bien como un destello de lucidez que definitivamente debe conocer el mundo y aplicarlo.

" 6. ... me dan PÁNICO las personas que no cuelgan nada en las paredes de su casa o de su habitación (...) No tener nada que comunicar con los objetos me parece sintomático: O no hay nada que decir, y en tal caso ¿qué clase de primate niega la estética de su espacio?, o lo que hay que decir es demasiado (así demassssssssiao) horripitufante como para hacerlo público".

Yo diría, que la única excepción que acepto y prefiero, es ver paredes blancas antes que una pared con esta obra de... cag... arte:

9.4.07

Cumbre de Mandatarios del PPP (puercos patrañas y piltrafas)

"Es tiempo de que México asuma su responsabilidad en el rol que le corresponde de liderazgo regional en Latinoamérica y Centroamérica"

“reafirmaremos nuestro compromiso con la región, seguiremos impulsando juntos, con otros gobiernos, los intereses de la gente”

“Es tiempo de acercarnos más a nuestros países hermanos, latinoamericanos, y en especial, a los centroamericanos”

“Es tiempo de que México asuma su responsabilidad en el rol que le corresponde de equilibrio, de ponderación, y de liderazgo regional”

Todas esas fueron frases previas a la sesión espiritista que algunos mandatarios de la región sostuvieron hoy en Campeche, México. En dicha reunión, los mandatarios intentaron por todos los medios, revivir al cadáver del Plan Puebla Panamá. Para lograrlo, recurrieron a técnicas ancestrales que incluyeron calderos (calderones más bien) llenos de patas de mosco zancudo, uñas de gato sangrón, pico de pájaro zurdo, cuernos de chivo panzón, ojos de cuervo dormido, colas de rata y ratón y los colmillos molidos de un jabalí cachetón.

Fuentes anónimas comentaron que el mandatario costarricense, Oscar Arias, propuso variar un poco la receta, ofreciendo cambiar al jabalí cachetón por uno orejón. Sin embargo, los ilustres caballeros, por temor a represalias de Bush prefirieron rechazar su ofrecimiento y aprovecharon el momento para regañar a Arias por lo que consideran una estrategia de resistencia en contra del Plan Puebla Panamá. Se refirieron al mal estado de las carreteras costarricenses como "El Tapón de Guanacaste" en clara alusión al Tapón del Darién, que corta la comunicación vial con el Cono Sur.



La noticia "seria" pueden leerla aquí

y sin embargo, al despertar nos olvidamos

¿a qué le llaman distancia?
eso me habrán de explicar
solo estan lejos las cosas
que no sabemos mirar
Atahualpa Yupanqui


en los sueños
puedo llegar a verte
y me ves

puedes venir a verme
y puedes aparecerme
en otros ojos

¿qué es el sueño sino un viaje?
¿no es acaso lo que hacemos?
¿mirar de lejos?

estamos lejos, muy lejos
más lejos que ayer
aunque mis pies no se han movido
ni los tuyos

7.4.07

CUATRO b

Uno

Dos

Tres


Anne fue capaz de mirarla a los ojos, encontrarse en su angustia y preguntarle qué pasaba. Ella, inmediatamente había empezado a llorar mientras salían de su boca mil palabras mezcladas. Ahora, se le había ocurrido hablar en francés y ni ella misma comprendía lo que decía. El policía la miraba extrañado.

No tuvo que explicarle, ya Anne sabía que no había vuelos para salir de ahí, que esperaría hasta el día siguiente. Lo que no imaginaba era por qué había venido aquella mujer, sola, a este mercado de desgracias. Le preguntó pero ella no quería explicar. Entonces Anne le ofreció ayuda, le dijo que trabaja en una agencia de noticias y que con ella al menos estaría segura, más segura que en un aeropuerto que iba a cerrar en una hora exactamente. Era un milagro.

A Anne la esperaba un taxi afuera. Un hombre alto, corpulento y de piel más oscura que una noche sin luna le ayudó a cargar sus maletas y la guió en medio de filas y filas desordenadas de gente; en medio del calor, de las moscas siguiendo la comida. Subieron al taxi y avanzaron pitando para espantar a las personas, que como avispas, andaban sin rumbo claro y estaban por todas partes.

Lo primero que notó fue el olor. Era una mezcla de frutas podridas con un millón de cloacas navegando en las calles. Se preguntó dónde estarían las ratas, los zopilotes, las cucarachas. Por más que quiso no pudo ver ninguna criatura que complementara lo que veían sus ojos. “Vamos por la quinta avenida” dijo Anne.

Ella pensaba cómo puede haber quintas, cuartas, vigésimas avenidas en este caos donde sólo hay callejones y gradas, donde las casas se apilan unas sobre otras como queriendo formar pirámides que las lleven al cielo. El taxi avanzaba por un riachuelo: era la quinta avenida.

Adelante, un carretón jalado por un hombre viejo les cortó el paso. Se detuvo porque la fuerza no alcanzaba para sacar la vieja rueda de madera del gran hoyo, que había debajo de tanta agua sucia y maloliente. El taxista cooperó, empujándolo suavemente con el auto hasta sacarlo. No hubo ademanes, no hubo gracias, no hubo saludos; todo siguió su curso con la misma naturalidad con que la vendedora de naranjas pela las frutas y tira cáscaras al suelo. Lo ha hecho todo el día, todos los días, todas las semanas, todos los meses por casi cinco años. Pueden ser diez ¿cómo va ella a saber la diferencia? Es de las de antes, de las que no necesitaban saber firmar, ni ir a la escuela. Ahora, todos los niños deben ir a aprender a leer, a escribir, a cantar canciones de herencia francesa ante el maestro, quien sale cada día de su casa con la corbata puesta a caminar muchos riachuelos cuesta abajo. Lo esperan niños y niñas con uniformes impecables y sus sonrisas optimistas porque les dicen que son el futuro del país, los que van a cambiar las cosas y las calles; los puertos y los muertos; los puentes y los parques; la vida y la miseria de esta mitad de isla donde les tocó nacer.

Llegamos por fin a la oficina de la agencia de noticias. Era una casa pequeñita, de techos bajos y paredes azules. Dentro de ella, apenas había mesas pero unas tres computadoras hacían contraste y explicaban la gran antena parabólica. Estaba Lucien sentado muy concentrado. Sólo volvió a ver cuando las recién llegadas, cortaron el flujo de la luz que entraba por la puerta. Entonces él miró curioso a esta extranjera más extranjera que Anne, que todas. Lo pudo ver en su mirada, en esa incómoda extrañeza de quien acaba de llegar a un lugar que se parece al mismo infierno. “¿Cuánto te vas a quedar?” le dijo Lucien en un inglés mejor que el suyo. “Me voy mañana en el vuelo de las tres” le dijo ella, agregando un por qué. “Porque si no te vas mañana, nos vas a dar el tiempo de convencerte que esto no es el infierno, que aquí se puede vivir y que no todo está perdido”. Ella creyó que él era brujo y que podía leer lo que pensaba. Se asustó de pensar eso porque creía que él lo sabría. “Ya no molestes Lucien” le dijo Anne “ella está aquí por error, se va mañana al otro lado”.

“Ella está aquí por error” ¿realmente estaba convencida? Estaba ahí por tonta quizás pero no podía creerse eso de haber llegado ahí equivocación. Tal vez todo tenía un sentido. Tal vez era la prueba que debía enfrentar. No podía imaginarse otro lugar más doloroso, más miserable, más absurdo que este y si podía encontrar esa esperanza aquí, podría encontrarla en cualquier parte, en ella misma, en el pequeño país donde decidió vivir.

Lucien miró a Anne con sorpresa y con algo parecido a una sonrisa. Tomó las llaves del auto, acomodó las maletas en el asiento trasero y le dijo “touriste, vamos a buscarte dónde dormir y de paso, a mostrarte nuestra hermosa ciudad”. Tanto sarcasmo era cruel y ella estaba apunto de llorar. ¿Cómo es posible un mundo así? ¿Cómo un país de los nuestros puede vivir en estas condiciones? ¿De quién es la culpa? ¿de Duvalier como dice Lucien? ¿de la intervención gringa como dice Anne? ¿de la propia gente? ¿del vudú? ¿Del gobierno de turno? ¿mía? ¿es mía la culpa? Todos esos pensamientos pasaban por su mente y todos esos enredos los leía Lucien sin decir palabra. Solamente dijo “no es tuya la culpa, no te pongas así... es culpa de todos y de nadie... del agua y del mar, de los piratas y de los perfumados que vinieron del otro lado del océano... es culpa de los Loa y de tu dios... No vayas a llorar touriste, que ya muchas lágrimas han corrido en esta tierra... lo que nos falta son sonrisas, eso es lo que nos falta”. Ella sonrió y miró las calles cambiando de preguntas. ¿De dónde saca la gente las ganas de vivir? ¿De dónde obtiene esta mujer su dignidad al caminar? ¿Cómo entre tanta podredumbre puede haber camisas impecables, casas tan limpias, peinados tan hermosos y coloridos?

“Detente, detente” dijo Anne - “deja pasar a las muchachas”. Dos jóvenes, de unos catorce años cargaban en su cabeza un balde con agua. “Esa la venden... bastante cara por cierto, pero no hay acueducto y a la gente no le queda más que comprar el agua así y cargarla” dijo Anne. “¿Es potable?” preguntó ella. Lucien sólo le dijo “tómate un vaso y tendrás que quedarte quince días en un hospital de Haití”.

Los tres seguían avanzando por los ríos de basura y agua sucia. Los olores se iban haciendo cada vez menos fuertes, ella se iba acostumbrando. Después de todo, tal vez Lucien tenía razón y era posible vivir aquí. Después de todo, podía elegir otro destino cuando quisiera y dejar en esta isla su canasta de agua salada, cambiarla, hacerla miel.



La Videoteca del Sur presentó este miércoles el documental “Puerto Príncipe Mío” del director cubano Rigoberto López. Aunque el propio director dice: “¿cómo podría describirse ,en términos literarios, un drama con el que este documental te permite ver? Creo que sólo viéndolo es creíble, es plausible” yo quise seguir con esa historia que había cerrado con el cuatro.


La Videoteca del Sur se presentará ahora todos los miércoles en el Café de la Calle 15, costado sur de la Plaza de la Democracia. Las funciones son gratuitas e inician a las 7 p.m. (el miércoles 11 no habrá función, pero el 18 presentarán dos documentales sobre juventud, democracia y sistema judicial.



4.4.07

`toy ni ahí

Ando de malas, como perdida y sin ganas de hablar. Por eso callo.
Me encontré unas cosas viejas que escribí para alguien con quien tuve una historia escrita que después se hizo en cuerpo y alma. Recordé hoy que estas cosas andaban flotando por ahí y de pronto, como no quiero decir nada, sea buen momento para gastar estas palabras.


Mensaje cifrado
November 30, 2004 at 11:04:58 AM by sirenacanta

Decimos como quien no dice
Miramos como quien no mira
Dejamos rastros, graffitis, parloteos

Un suspiro de alivio se nos cuela
Entre letras-burbujas
Entre pistas y claves

Y olvidamos ingenuos que a veces,
La rutina es nefasta
Corrijo, ella es siempre nefasta

Caeremos,
c
a
e
r
e
m
o
s
como hecho innegable,
y haremos citas y encuentros maquillados

y de maneras tristes iremos recordando
que los cantos escritos son mejores
y que los planes nunca salen como nacen


brutal
December 6, 2004 at 12:02:28 PM by sirenacanta

Canta el cuerpo y su canto se derrite
Cuando canta la magia los recursos se gastan
Las palabras se esconden y develan
Que el control lo tenés y lo perdí

Pero a veces el cuerpo permanece callado
Y de nuevo las palabras asoman
Coherentes
Mentirosas
Engañosas
Temerarias

Por eso los escritos
A veces se rebelan
A veces se revelan
A veces son extraños
A veces huidizos

Porque a veces escribo con el cuerpo
A veces canto con el alma
Y a veces canto con el miedo

Tareas con puntos menos por la entrega tardía =)

Dice Ana la del bosque:

"4. Cuando ando en un bus o en carro me gusta buscar paredes o portones grandes e imaginar qué pintaría en ellos"

A mí, de fijo esta rareza se me va a contagiar... porque me parece hermoso que de ahora en adelante, donde haya herrumbre y pintura resquebrajada yo vaya a ver el potencial de un mural lindísimo... ¿Qué sería de nuestra ciudad si Munguía pintara nuestros portones? ¿Por qué no pintamos un portón o una pared?



Las caricaturas son de Francisco Munguía... declaro que soy fan. La imagen 1 la obtuve aquí. Las imágenes 2 y 3 las encontré en un blog de caricaturas que vale la pena visitar: Buraco da fechadura. La foto 3 es de un proyecto del grupo "La Casa de la Palmera" que hace murales con las comunidades en Costa Rica.