25.4.07

del verbo ranchar...

Los poetas ahí no cabían. No porque fueran muchos, es que no eran bienvenidos. Se organizó todo muy bien pero no se contaba con un partido de fútbol y un público que no estaba dispuesto a escuchar. No entraré en detalles, sólo diré que tuve que irme del recital del encuentro de poetas centroamericanos porque mi hígado amenazaba con estallar ante tanto escándalo e irrespeto. En fin ¿quién organiza un recital de poesía en un lugar como ese? Digo... soñar no cuesta nada y algún día en las cantinas donde podemos bailar y tomar birra los poetas tendrán cabida pero falta mucho para eso... falta...

Ahora, resulta que no sólo no caben los poetas, no caben las parejas que se dan besos, si quienes forman la pareja son personas del mismo sexo. La denuncia llegó a mi correo y me sonó conocido... Esto del irrespeto a la libertad, a lo que nos confronte y nos saque de nuestra cotidianidad... El asunto es que a dos mujeres, en Rancho Alegre (lo que yo llamo un chinchorro josefino, bonito por cierto por eso mismo) les dijeron que no se aceptaban conductas NO NORMALES y que "por hoy no les vamos a vender más cerveza, dígale a sus amigas que este no es un bar gay".

El punto es que a veces, estamos dispuestos a dejar pasar las cosas porque no nos atañen, pero no deberíamos. Yo salí del encuentro de poetas... derrotada. ¿Podía haber resistido? ¿Podía haberme peleado con los borrachos? ¿Podía quedarme? No lo sé... Y ante esto otro ¿qué puedo hacer? ¡Yo no tomo birra y tampoco podría llamarme clienta de ese lugar!

Quienes me enviaron el correo están planeando cosas para protestar. “Hacemos un llamado a la reflexión y solidaridad, puesto que Lesbianas y Gays NO estamos dispuestas/os a seguir siendo invisibles” nos dicen. Más vale que escuchemos y ojalá, acudamos al llamado. Aún no se me ocurre qué hacer y lo peor es que no tengo fe alguna en que los clientes del bar vayan a colaborar. Algunos, son esos mismos que en las manifestaciones contra el TLC gritan “zorra” “puta” y “lesbiana” para ofender a las diputadas...



Por cierto... por aquí coleccionan besos



1 comentario:

Malasombra dijo...

No voy a salir en defensa del dueño. Ni tampoco hare pancartas para protestar. Pero asi las cosas,habria que averiguar qué fue lo que paso.Lo del encuentro de poetas en ese lugar fue un caos, pero fue aprendizaje para alguna proxima lectura. Al parecer todavia en este siglo, vivimos en la edad de la piedra. Un beso es un beso al fin y al cabo. Demasiado subdesarrollo moral pienso. Saludos.