31.7.07

me olvidé de vivir en borrador

Hace unos años, tracé un mapa de vuelo, sabiendo que en esta vida lo único seguro es la muerte. Hace una semana, miré ese mapa de vuelo y me dí cuenta que no he preparado el avión, el combustible, las maletas, el pasaporte ni las sandalias. El mapa de vuelo al día de hoy es una línea discontinua de pasos que no me llevan a ninguna parte, cruzada por otra ruta incierta que se aleja de la línea trazada. Estaba soñando y desperté a una extraña pesadilla. Ayer soñaba que me iría a El Salvador y ahora sé que ese sueño no es posible.

A falta de canasta donde echar todas las culpas y para no cargar con la mochila de la pérdida y los arrepentimientos, decidí esconderlo todo debajo de la alfombra. Me engañé imaginando otros planes y rutas alternas y en un rincón de la sala dejé olvidado el negro duelo que se tejió en muchos años de planes sin cumplir.

En el mientrastanto, apareció una autopista. Yo comencé a caminar por el costado de la vía. Después me tocó cruzarla evitando el peligro de morir. Como un aguacero torrencial vinieron el miedo, la cobardía y el recurrir a mandamientos (ajenos) traicionando los míos (que había jurado seguir). Me vi de pronto en media calle sin poder dar un paso hacia ningún lugar. El peligro había desaparecido pero ya nadie me invitaba a cruzar ni a devolverme.

Fue entonces cuando mezclé rompecabezas, recogí muy mal el mapa, no miré las estrellas a través de las lágrimas y me fui dando tumbos.

Particular situación esta de andar por terrenos desconocidos sosteniendo el mapa al revés. Si arriba es abajo, lo que parece ser más importante es lo de menos. He andado confundida por la vida pensando que la noche era el día, que la tristeza venía de afuera y la tormenta giraba en torno a unos soplidos que no alcanzo a entender.

Con el mapa al revés, he confundido frustración con dolor, capricho con cariño, pasión con sentimientos. Mirando el mundo desde el punto ciego, revolví un rompecabezas con otro y por supuesto, las piezas no encajaban.

Hoy descubrí que estoy de duelo por mis años futuros y el desamor que sentí en esa autopista es sólo el color con el que intenté cubrir el luto verdadero. Mañana, tal vez descubra si hoy me engaño de nuevo.

30.7.07


¡No, si es que cuando recibí un correo de semejante remitente, me sentí importantísima!

(hay que pulsar pa'ver bien)








27.7.07

365 hilos más...

Hace un año andaba por la montaña y corríamos el J y yo para llegar y celebrar con vos un año más. Hoy, es increíble que hayan pasado ya tantos pasos y tanta agua por estos ríos... (¿verdad Anita?) y que hayamos creado y reído tantas cosas...

Todo está tan distinto. No somos ni seremos las mismas aunque el escenario tenga la misma planta de colores, los mismos sillones, las mismas gatitas hermosas, los mismos cuadros en las paredes.

Hacer este recuento de un año atrás, cuando hacíamos planes que ahora cambiaron porque así es la vida y así debe ser... me hace pensar en esas cosas que creemos, deben ser para nosotras, sin pensar que lo bueno llega solo y con regalos en las manos (a vos, con forma de árboles y melcochas de trapiche).

Pensé en escribirte una tarjeta, pero ¿por qué no escribirla en este sitio, donde la vida me premió con tus visitas virtuales que después se convirtieron en abrazos "reales" y todo este enorme cariño?

Así que esta es mi tarjeta Humito. Feliz cumpleaños y felices planes a futuro. Yo, habiendo recuperado mi optimismo, ¡hoy me dispongo a brindar por vos!

26.7.07

sí pero es que no


Sí pero es que no... eso le decía yo siempre a mi papá. Decía eso cuando tenía tres años y si lo pienso, la frase sigue siendo emblemática. La digo ahora cuando hablo de malentendidos, metidas de pata o frustraciones por no poder explicar con palabras lo que siento en las víceras. ¡Jodido ambigüo fantasma me fui a traer de aquellos años de casa grande, perrito lindo y familia feliz!

Yo no tengo claro cómo decirlo. Para mí, ese sí pero es que no que le decía a mi papá cuando él aún era esa figura de poder incuestionable (que no está del todo caída obviamente) era un intento de apalabrar que en esta vida no todo es blanco y negro, que cuando hablamos creemos que entendemos al otro pero no es cierto, que hay muchas maneras de mirar las cosas.

La usaba para decir varias cosas:

a. Que no me daba la gana obedecer
b. Que yo también tenía razón y no aceptaba que las de los demás valieran más que las mías
c. Que algo de lo que escuchaba no me convencía del todo
d. Que no podía explicar bien lo que quería decir pero que todo estaba claro en mi cabeza

y ahora cargo la frase en las espaldas. La ambivalencia me está comiendo el cuerpo, el alma y la esperanza...

Pero a ratos me lo tomo con humor y finjo que quiebro botellas en mi cabeza, al mejor estilo Kusturica (escucho música de fiesta y todo). Ji ji ji ji... leyendo a Flo se me ocurrió que cuando tomé la sartén por el mango terminé pegándome en la cabeza ji jijiji... buahhhhh... jijijijiji

25.7.07

Le pregunté a un amigo si andaba “de cabanga” y se quedó con cara de perdido. Me pasa siempre con él porque yo uso términos que están pasados de moda y él es muy joven, no los conoce.

Cabanga es una de esas palabras que no debemos dejar perder en el tiempo. Es de por estos lados porque sólo la usamos en Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Dicen que la palabra es de origen indígena -costarricense, otros se preguntan si es de origen africano.

La cosa es que la cabanga es ese indefinible vacío en el estómago que cada quien calma como puede: tomando licor en exceso y cantando rancheras, haciendo el ridículo, escribiendo en el blog, escuchando canciones de despecho, sacando un clavo con otro clavo, vistiendo de negro por completo, saliendo a bailar todas las noches, yendo a la iglesia a darse golpes en el pecho, asistiendo a sesiones de terapia psicológica, explicando y explicando lo inexplicable, caminando como alma en pena por la ciudad... COLOQUE AQUÍ SU MANERA DE LIDIAR CON EL SENTIMIENTO DE PÉRDIDA.

“Sentimos cabanga, sobre todo, por el ser amado que nos dejó, y tememos, o sabemos, que nunca más podremos recuperar su presencia a nuestro lado. El dolor frente al abandono amoroso, que no se limita a sumirnos en apenas una tenue tristeza, como afirma la Academia, y pasa a manifestarse en apremiante desesperación. Cabanga es la materia de que están hechos los tangos” dice Sergio Ramírez. “Pero la verdadera perfección de este sentimiento está, más bien, en la imposibilidad de recuperar lo perdido. Es la manera en que la cabanga, animal insaciable, se alimenta a sí misma. Al fin y al cabo, la cabanga viene a ser una manera dolorosa de felicidad” continúa (leer más).


Si el ser en cuestión no es amado, sino admirado, es posible confundir la cabanga con el -ya famoso en este blog- ataque de Lítost:

La lítost es un estado de padecimiento producido por la visión de la propia miseria puesta repentinamente en evidencia. Las personas que tienen una profunda experiencia sobre la imperfección generalizada de la gente están relativamente a salvo de los golpes de la lítost. La lítost es por lo tanto característica de la edad de la inexperiencia. Es una de las formas de la juventud” (Milan Kundera, El Libro de la Risa y el Olvido).

Y también es posible que se confunda la cabanga con una fuerte dosis de arrepentimiento y de vergüenza. El ser cobarde da mucha pena. Eso de traicionar el deseo en nombre de ser precavida o precavido, es algo así como hacer lo que dicta la conciencia (taaaan aburrida ella pobre...) mientras toda la pulsión quiere hacer otra cosa.




22.7.07

¡La sartén por el mango!

De todas las partes de una casa, yo sería la cocina. Es donde pasan las grandes cosas, se toman las grandes decisiones, se cuecen planes, estrategias y sabores. Sería una cocina que incluya una mesa cómoda... porque en la cocina se pueden hacer grandes cosas y ricas cosas, no sólo con sartenes y ollas...

La cocina además tiene esa gaveta mágica donde está todo aunque no encontremos nada: las tijeras que cortan frases hirientes o relaciones amañadas que en lugar de placentero viaje, más bien se parecen a una montaña rusa con demasiadas vueltas y bajadas (en un down radical como diría Calamaro); los fósforos que encienden las velas en las noches románticas, o en apagones, día-de-muertos y cumpleaños; las recetas de la abuela con sus dibujos coloreados para mostrar con lujo de detalles cómo acomodar el tomate, la remolacha y las hojas verdes conformando la "ensalada abanico"; los manuales de los electrodomésticos (que no leemos nunca pero siempre guardamos, incluso más allá del tiempo útil del aparato); de todo hay en esa gaveta de chunches que está siempre en la cocina.

Porque el hielo del gin tonic y el queso están en la refri y la refri está en la cocina; porque están el aceite de oliva, el ajo, la albahaca, los hongos, el aguacate y el plátano maduro; porque está el café reinando sobre todas las bebidas del mundo; porque está el agua que al lavar platos también lava recuerdos dolorosos y agudos punzonazos de conciencia; porque está el sacacorchos que libera el espíritu del vino y sus efectos colaterales de alegría y/o despecho... Yo, de todas las partes de la casa quiero ser la cocina.

Is that all you really want?

Podría pasarme el día entero entre las cobijas rumiando consecuencias, dilemas éticos, sensaciones de vacío y emociones excitantes; estos contrastes de color y sentimiento: algo prohibido puede ser un acto de justicia, algo vedado puede ser tan atractivo y brillante que despierta el deseo. Algo que hace encender las alarmas intuitivas del dolor puede ser al mismo tiempo la salvación y la muerte (momentáneas).

Este rumiar consecuencias tiene fondo musical: Billie Holiday. Esa voz y esas letras se convierten en otro contraste que me ayuda a pasar por mi garganta lo agridulce de la vida, de los pasos, de la experiencia. No es masoquismo es contraposición, es disonancia, es una sobre-exposición que anula o al menos calma las ansias.

No se entiende nada, ya lo sé. Tal vez se entienda que algo -al menos- tengo bien claro: nunca seré una sophisticated lady. Nunca seré como el avestruz que esconde la cabeza. No pienso ser de nuevo una tortuga acurrucándome entre mis propios miedos. No quiero estar sentada diez años más tarde mirándome las uñas perfectamente pintadas y concentrando la mirada en mi anillo de diamantes. En diez años no sé dónde estaré pero la imagen muestra mis pies descalzos sobre un campo verde. Quien quiera venir, que se quite los zapatos, los escudos y las máscaras.


Sophisticated Lady (descargar la canción aquí, contraseña "sirena")

(Duke Ellington / Mitchell Parish / Irving Mills)

They say into your early life romance came
And this heart of yours burned a flame
A flame that flickered one day and died away
Then, with disilution deep in your eyes
You learned that fools in love soon grow wise
The years have changed you, somehow
I see you now
Smoking, drinking, never thinking of tomorrow, nonchalant
Diamonds shining, dancing, dining with some man in a restaurant
Is that all you really want?
No, sophisticated lady,
I know, you miss the love you lost long ago
And when nobody is nigh you cry



20.7.07

Reencontrarse con la gente, las miradas y las historias

Voy por tercera vez, para ver a Arturillo. Voy a escucharlo decir "pura via, pura via, tooo bien, too bien, too bien" mientras sostiene su pierna golpeada en el accidente de moto. Voy a ir a verlo llamar a su mamá por teléfono y hablar con Catalina, desnudando cómo un hombre puede llorar y enamorar a una mujer que le acompaña al otro lado del teléfono...

Voy por tercera vez a ver al vigilante del mini super del chino hablarle a su bebé recién nacido, diciéndole que se porte bien y prometiéndole que su futuro no será como ese presente.

Por tercera vez saborearé los atunes que acomoda el display... para que de nuevo me sorprenda con su inteligencia para los cálculos y sus ganas de servir. "A pura venta de atún pueden pagar mi salario de todo el mes" voy a escucharle decir otra vez, deseando que existan muchos que como él, Todo Lo Cuestionen a su patrono y se pregunten a quién están haciendo más ricos mientras ellos se hacen más pobres.

Voy con gusto y con tristeza a verlo a él, a ese que habla con una mujer que tal vez no comprende lo que él quiere decir. Yo creo que ya no escucha cuando le cuenta de audiciones donde es posible ver como con rayos equis, cada historia de cada actor, cada dolor y cada herida, cada momento de amor y desamor, cada paso. Voy por tercera vez a imaginarme que esa mujer está en la tina haciendo muecas, desesperada porque él le cuenta cosas que a ella ni le interesa entender ni saber. Ella es una de esas que no mira a los ojos a la cajera del súper ni se interesa por saber si está viva. Así la imagino yo, como esa mujer mal elegida, como esa que no es la compañera de viaje de un talentoso y sensible creador.

Espero llorar y reír de nuevo, como las otras dos veces que asistí a ver la obra. Por tercera vez recuperaré mi fe en que el teatro puede decir cosas importantes en este país.

Además, nuevamente pienso presenciar cómo del público depende la profundidad del relato: si el público ríe en medio de la tragedia, la obra se convierte en comedia cruel. Si el público comprende el drama que hay detrás de la risa, la obra se convierte en un espacio de reflexión, de espejo, de auto-observación de los propios prejuicios.

Hablando se entiende la gente, Hernán Jiménez
Teatro Eugene O'Neill del centro cultural gringo:
Barrio Dent, del automercado de los yoses 25 oeste y 100 norte.
Viernes, sábado y domingo, 8 p.m.

fecha de caducidad

El tiempo se bifurca perpetuamente hacia innumerables futuros
(Stephen Albert, El Jardín de Senderos que se Bifurcan
de Jorge Luis Borges)


Mirar hacia adelante es inútil. No existe adelante ni atrás. Lo que existen son recuerdos y añoranzas, ideas, representaciones, aromas que han perdido la fidelidad. Distorsiones. De eso vivimos, de distorsiones. De desenfoques, de cosas vistas con mala luz y escuchadas con mal sonido.

Lo que existe es hoy, mis actos y sus consecuencias. Mientras, mi cuerpo se estremece, siente náuseas y asimila el vacío que se completa con fantasmas. Es bueno darle una cachetada a los fantasmas, como diciendo “ya los vi, los veo de frente, ahora ¿con qué van a intentar atormentarme?” Se siente rico. Eso es el goce. Con que eso es. Sabe amargo.

Innumerables futuros. ¿innumerables o sólo dos? Dos futuros terminan siendo innumerables, porque el futuro de uno es el futuro de otros, de otras, de miles. Dos futuros juntos en uno. Dos futuros bifurcados. Un futuro aquí. Un futuro allá donde las calles son de piedra (y de desamor) y donde el sol quema las flores de izote. Un futuro aquí, en medio de las ruinas del imperio. Un futuro en cualquier otra parte. Dos futuros que son en realidad tres.

Un futuro que se cumplirá en poco más de dos meses y después sólo será una distorsión en el cuaderno de apuntes. Una distorsión que nos cambiará los futuros. Los senderos entonces se bifurcarán y nadie mirará hacia atrás.


18.7.07

¡ReGalos!

Me encanta dar regalos. Me encanta buscar cada detalle, pensar en cada recuerdo, buscar y rebuscar cómo podría decir amor por medio de objetos. Creo que es posible. Si no me creen miren los regalos que me trajo mi hermano de México:






Ahora, ya tengo chamuco al que temer, novelas cómicas para leerme, libro de Rius para llorar-reír y Cantinflas para asustar a mi gatita (* el cuadro del fondo es de la Humo, ese fue regalo de ella).

Tres pececitos ahora cuelgan de la cama, para acompañarme cuando -como toda sirena- me sumerjo en los sueños... o en tus brazos


16.7.07

Los corazones sólo se roban con engaños (y ya pocos les creen)

Por cuestiones geográficas, yo hago mis compras en un supermercado de esos que no se promocionan por bajos precios sino por exclusividad: o sea, en un súper donde usualmente compra gente más adinerada que el promedio. No voy a hacerle propaganda... pero es más barato que el supermercado de mis odios jarochos...

La cosa es que siempre ando en mi cartera un pin en contra del TLC, pero hoy me puse el pin en el pecho, justo al ladito del corazón (ese que no se podrá robar ningún ladrón de esos que ahora repiten sin convicción alguna “mi corazón dice sí”). Aclaro: ¿ya se enteraron de semejante ridículo? Resulta que los “creativos” -¡uy sí, qué creativos!- del sí (bueno, los empleados contratados del sí porque gente trabajando por amor no he conocido todavía entre sus filas) han intentado robarse el logotipo de NUESTRA campaña del No... y digo nuestra porque es de toda la gente que ha puesto el corazón, el cuerpo, la energía y la pasión en estas dos letras de esperanza: NO. Y bueno, sí... o más bien NO... a los del sí no se les ha ocurrido mejor idea que robar. Así como se rasgan las vestiduras defendiendo la propiedad intelectual (la de ellos, claro está) y tratándonos de oportunistas (por no dejarlos embolsarse el país)... son ellos los que han caído bajo y se han puesto en ridícula evidencia de desesperación, tratando de robarse un logotipo. Lo que no saben es que el dibujo no es la esencia de esta lucha... y que unos trazos no hacen diferencia alguna. Los corazones dibujados se los pueden robar pero ¿los nuestros? Imposible. Simplemente, los empleados del sí hacen gala de no haber entendido nada. Se agradece el cumplido.


Volviendo a los pasillos del supermercado... Hoy, que andaba visible mi oposición a Toda La Corrupción, pude notar que todos los ojos se posaban sobre mí. Era algo así como lo que en psicología se llama “disonancia cognoscitiva”: “¿qué hace ella comprando aquí?” o “¿cómo puede alguien que compra aquí estar en contra del TLC?”. Entonces yo me aproveché de todo eso... y debo decir que hoy hice gala de la más increíble amabilidad... le dí paso a las señoras que creen que el carrito del súper es como su Montero del año, el cual manejan bajo la premisa de “quítate que voy”. Hablé con la cajera (bueno, eso siempre lo hago), caminé sonriendo (eso sí era pura estrategia publicitaria), etcétera... generando aún más disonancia... “¿No qué todos los que están en contra son unos maleducados vagabundos chancletudos buenos-para-nada?”.

Y para rematar, me compré unas frutas importadas... y no pocos ojos se posaron sobre mí mientras escogía melocotones gringos (seguro son transgénicos pero saben rico los cabrones). La disonancia era más o menos la siguiente: “O sea, ¿no se oponen a los productos importados? ¿No es que todos son antigringos extremistas comunistas pro-Chávez?”.

Yo, ya estoy clara en que esta guerra se gana con el alma... Así que la cosa es la siguiente... o todos y todas nos atrevemos a dar la cara, a ponernos pines, a empapelar ventanas y carros, a caer mal en las fiestas y almuerzos familiares por romper “la armonía” para decir lo que pensamos y por qué lo pensamos... o esta batalla nos la ganan comprando votos y conciencias como ya lo están haciendo en todo el país.

No hay más tiempo, no lo hay. Si no salimos ya a defender lo que es nuestro, nos vamos a lamentar toda la vida. Pregunto: ¿Estás poniendo el corazón en todo lo que hacés? (es metáfora y también es literal).


ConCostaRica.com1
NOs defendemos Corazon negativo


No con banderita

15.7.07

A un gato (por Jorge Luis Borges)

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera
que nos es dado divisar de lejos.

Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente;
más remoto que el Ganges y el poniente,
tuya es la soledad, tuyo el secreto.

Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.

En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño.


----------------------------------------------------------------------------------------------

Para darse gusto:
Conversación entre Sábato y Borges. Una probadita:

"Sábato:
¿Y qué opina de Dios, Borges?
Borges:
¡Es la máxima creacion de la literatura fantastica!. Lo que imaginaron Wells, Kafka o Poe no es nada comparado con lo que imagino la teología. La idea de un ser perfecto, omnipotente, todopoderoso es realmente fantástica".

13.7.07

No quiero engrasar mis ejes


Los caminos empedrados sirvieron desde hace mucho tiempo para transportar todo tipo de cosas: carretones con flores, frutas con colores y gustos dulces, ácidos, agridulces y podridos; animales de granja; quesos y panes, tortillas, verduras. También sobre esas ruedas, iban (y van) las penas del campesino.

Atahualpa Yupanqui, con su forma tan mágica de ver la vida, cuando me eriza la piel me dice que nunca va a engrasar los ejes de su carreta. Me dice que a él le gusta que suenen.

A mí también me gusta, cuando puedo detenerme, ir despacio y escuchar mis propios ejes mientras avanzo o retrocedo. Me gusta escribir aquí porque me detengo, respiro hondo, escucho mi propia piel, escucho mis dedos mientras pulsan las teclas intentando traducir en estas letras, el huracán, las aguas calmas, los días soleados o los días de esconderme entre cobijas. Escribo como un ejercicio de conocimiento. Si no hago silencio para escuchar mis ejes, no sé hacia dónde voy ni recuerdo si ya pasé por el mismo lugar.

Hoy, escuchando el rasgueo de mis ruedas me doy cuenta que he pasado por una intersección. No reconozco este lugar y me alejo del camino que estaba en el mapa. Aún no decido devolverme y proseguir. Aún no decido si avanzo. Los caminos empedrados deben transitarse con cuidado; no sabemos cómo fueron construidos, no sabemos si llegan a alguna parte o si son sólo desvíos. No sabemos tampoco si al final, terminan en un puente caído.

No sabemos si son un simulador, que como en realidad virtual y fantasiosa, parecen ser un camino hecho de piedras y son, en cambio, una autopista de videojuegos donde una no maneja los controles.

11.7.07

Se puede "estar camote". En ese caso, quienes miran desde afuera dirán "¡ya le dio el camote otra vez! o su variante "se encamotó". Entonces, darán consejos en forma de "¡déjese de camotes!" o "¡suelte el camote!".

"Estar camote" es como estar loco... en cambio "encamotarse" es como emocionarse, obsesionarse con algo y no querer soltarlo. Nunca debe confundirse "encamarse" con "encamotarse". Es una regla de oro.

Y no debe olvidarse, que están Los Camoteros de Puebla... (¿verdad Simón?):

9.7.07

...un momentito por favor...

¿A quién se le ocurre que en estos tiempos esperar en el teléfono es más agradable si escuchamos musiquita desafinada?

No entiendo bien de dónde salió la idea, de que es una cortesía ponernos a escuchar "El golpe" o canciones tirolesas tocadas por inigualables organetas Casio de cuatro pesos, que de tanto sonar y sonar ya ni siquiera suenan afinadas. ¿Por qué en este mundo tan tecnológico no nos ponen al oído sonidos de las olas del mar? (no lo copien, mala idea) ¿por qué no nos dejan esperar en silencio? ¿QUÉ TIENE DE MALO EL SILENCIO?

6.7.07

Mercaderes de tragedias


Los colombianos se manifestaron en las calles para pedir la liberación de las personas secuestradas por las FARC. El hijo de jhon Jairo declaró que no conoce a su papá, que llora por él y que lo extraña. La señora contó que su hijo está secuestrado hace 13 años y ella ha tenido que ver por su siete nietos. La gente va vestida de blanco y dice que basta. Es una tragedia.

El presentador de noticias, inmediatamante después, aparece sonriendo en la pantalla para anunciar la mercancía que sigue: una "terapia" contra el estrés que se le ocurrió a un hotel español que necesita remodelar sus habitaciones. La "terapia" nos muestra ejecutivos estresados con mazos destruyendo televisores, paredes, muebles en plena vida útil. El desperdicio y la estupidez. Otra tragedia.

Lo peor de todo, lo que me causa más tristeza, es cómo se presentan las noticias como si fuera un desfile de modas. Nadie se conmueve, nadie reflexiona, todas son iguales. Lo mismo da que Quintavalle por fin sea denunciado, que México metiera un gol de dudoso penal ayer, a que millones de personas pidan paz en un país que se ha desensibilizado para poder sobrevivir el día a día con muchas guerras ocurriendo a cada instante. Yo en cambio, pienso que eso no es motivo para sonreir Randall Salazar, telenoticias 6 a.m.

Fotos

5.7.07

Destaqueando cañerías

A la mierda con todo. No puedo trabajar cuando hay algo atragantado entre mi voz o en este caso, mis dedos.

Puede ser hormonal. Anoten fechas, revisen archivos y saquen cuentas. Sin embargo, si me pregunto por razones para que de mis ojos salgan lágrimas frente a esta página en blanco, aparece mi papá y su llamada de ayer. Lo escuché triste por la muerte de un amigo. A su edad, ya es frecuente que mueran sus amigos. Entonces no puedo evitar pensar que él es uno de esos amigos que un día de tantos se convertirá en una esquela en el periódico. Pienso también que me tocará a mí llamar a La hijueputa Nación, para que me atienda una operadora insensible que lo mismo vende anuncios en la perfil que esquelas para papás que -pese a todo- han sido pilares en la vida de su hija. Hace poco cumplió años. Llegué a su casa y miré los cuadros. Fue triste pensar que debo decirle pronto, que Oyendo Misa de Amighetti ojalá lleve mi nombre por detrás. Fue triste porque de alguna forma, yo no celebré su cumpleaños, lo lamentaba.

La pura verdad, puede ser este día gris, que acompañaba al blanco de las señoras que hoy marcharon hacia la Sala Coarta. Puede ser que no he dormido suficiente. Puede ser mi maldita manía de pre-ocuparme y estar pensando ya en lo que viene en el país, en mi vida y en las maletas que tendré que empacar para llevar una casa a cuestas por semanas. Se acerca el caos y tengo pereza de sacar mi paraguas.

3.7.07

Sala Coarta

Dice La Nación: "Acuerdo comercial sí podrá ser sometido a referendo. Cinco magistrados decidieron el fallo; dos vieron alguna inconstitucionalidad".

Esta "alguna inconstitucionalidad" se refiere a lo siguiente:

"Los Magistrados Armijo y Cruz salvan el voto y evacuan la consulta en el sentido de que resulta inconstitucional:

  1. lo dispuesto en cuanto a la Comisión de Libre Comercio;

  2. del Capítulo de Telecomunicaciones lo que se refiere a la aplicación retroactiva del Anexo 13;

  3. lo dispuesto en materia ambiental, salvo lo relativo a la participación ciudadana; d) lo relativo al proceso de certificación en los Estados Unidos;

  4. el arbitraje Inversionista-Estado;

  5. la figura de la Comisión de Libre Comercio;

  6. el tema de los medicamentos en el Capítulo de Propiedad Intelectual; y

  7. en lo que respecta a resolución de controversias, inversiones y salud, en cuanto afecta el Estado Social y Democrático de Derecho."

No suena tan "alguna" ¿cierto? Graves detallillos...

Y por mayoría se declara además:

Los Magistrados Armijo y Cruz salvan el voto respecto de este tema de la siguiente manera:

  1. es inconstitucional el trámite de la iniciativa relativa a la aprobación del Tratado consultado, por vulnerar el contenido esencial del artículo 10 de la Constitución Política, al no haberse efectuado la consulta preceptiva contemplada en esa norma;

  2. viola el Derecho de la Constitución, el hecho que el Plenario de la Asamblea Legislativa, en el acuerdo tomado en la sesión ordinaria N° 183 de 23 de abril de 2007, haya modificado los términos de la iniciativa del Poder Ejecutivo para someter a referéndum el Proyecto aludido, así como en la comunicación del Directorio de la Asamblea Legislativa N°. 6323-06-07;

  3. constituye una violación de los principios que informan este proceso, en particular del principio democrático y de publicidad, el hecho que se haya omitido efectuar la traducción oficial al idioma español, de la integridad del texto del Tratado aludido, teniendo en consideración que los folios 2179 y 2581 del expediente legislativo N° 16.047 están en el idioma inglés;

  4. es inconstitucional la omisión de incluir el contenido del acta de la sesión N° 183 de 23 de abril de 2007 del Plenario de la Asamblea Legislativa, en el expediente legislativo N° 16.047, por la violación de los principios de seguridad jurídica y de publicidad."


Apenas sepa qué diablos significa eso, lo difundo... Por ahora no sé bien qué implicaciones tiene que esos procedimientos hayan sido declarados inconstitucionales.

Sólo quería contar mi decepción. Yo de pequeña creía en Dios, en el ángel de la guarda, en el niño Dios, en el cariño incondicional de mis papás y en la Sala Cuarta que se creó para defender la Constitución de este país. Debe ser que los 5 magistrados siguen creyendo en el niño Dios y confían en dejar portillos abiertos a las bondades de empresarios y políticos corruptos. Debe ser que no saben que es mejor prevenir que lamentar... Digamos, que creen eso y tienen buena fe, para no decir que son estúpidos o que son igualmente de esos que venden la conciencia por cuatro pesos.


Nota: Si van a venir a preguntarme si soy abogada constitucionalista ahórrense sus comentarios. No lo soy. Dichosos los ingenuos que aún creen que vivimos en un estado de derecho. Vivimos en uno de derecha. Una letra puede hacer una enorme diferencia.

NOs defendemos

2.7.07

¡Willy Wonka mis polainas!!!!

Cosas de la vida; Petronila dice que La Biblia la liberó como mujer. Dice que antes de La Biblia, las mujeres indígenas no podían tocar achiote porque la gente creía que generaba hemorragias. También dice que la mujer cuando menstruaba era considerada "inmunda" y debía internarse en la montaña sin que nadie la tocara. Después, cuando conocieron La Biblia (nunca mencionó a ningún dios) ya supieron que eso eran tonterías y se les permitió tocar achiote, quedarse con la familia y no avergonzarse.

También se decía que estaba inmunda la mujer que daba a luz ("dar a luz" o sea... bueno, eso) y entonces debía llegar El Chamán a purificarla con chocolate y hierbas... a ella y a todos los que estuvieran ayudándola. El proceso además seguía por dos meses y durante ese tiempo, la mujer sólo podía comer en la hoja que El Chamán había usado en el momento de la purificación.

Todo eso nos lo contaba mientras nosotros nos pintábamos la cara con achiote y mirábamos el cacao colgando de los árboles. Después nos contó el proceso que sigue para hacer chocolate. Alma decía (comiendo ansias como siempre) -¿y eso para qué es?- y Petronila decía -espérese, ya le voy a decir- y continuaba simulando que sacaba mantequilla de un cacao que hervía en las brillantes ollas. Resulta que no a todas las mujeres les sale bien la mantequilla... y tampoco todos los días sale igual... -es como todo- dice Petronila.

Nos dio a probar semillas frescas de cacao (ácidas), semillas tostadas (amarguísimas), mantequilla de cacao y después, chocolates con menta, nuez moscada, coco y vainilla. Nos hizo precio (secreto: de ticos... -es que a los extranjeros yo les cobro más-) y nos sonrió todo el tiempo. Petronila sabe bien su negocio y yo por eso, los invito a ser uno más de sus "amigos".

Si van a Talamanca, camino a Bribri, a mano derecha en la carretera (sólo busquen los rótulos... la carretera está asfaltada y de todas maneras si no llegan donde Petronila seguramente encontrarán alguna otra maravillosa fábrica de chocolates).