16.8.07

...alguna serenata

Nunca conté esta historia aquí... aunque quise... era cuando yo mantenía mejor mi anonimato y era más paranoica...

La cuento hoy, porque murió Ray y porque me da tristeza dejar las cosas sin hacer. Me da tristeza pensar en cuántas cosas he tenido intenciones, ganas, deseos, sueños de realizar y al final, todos los planes se quedan en nada, se esfuman, se me escapan.

El año pasado, tuve la linda experiencia de hacerle de pedestal a Ray Tico... Pues sí, no había dónde poner el micrófono para que sonara la guitarra y entonces durante 10 ó 12 piezas esta servidora sostuvo el micrófono. Yo me sentía como si mi abuelo o mi tío, cantaran junto a mí, diciéndome “más lejos” o “ahora acérquelo” y por supuesto, mi brazo quedó cansado de tanto trabajar, pero valía la pena.

Nadie podía creerlo cuando comenzó a cantar. Él tampoco podía creerlo cuando escuchó tanta gente joven cantando sus boleros... sin pedirle canciones ajenas. Yo no podía creer que esa dulce voz me sonara casi en el oído y que aún esa letra me erizara la piel. Terminó de cantar y comenzó el juego de pólvora. ¡A eso llamo yo un buen recuerdo!

Y sin embargo, no haber cumplido con el propósito de visitarlo en su bar, de conversar de nuevo con su amorosa esposa, no haber comprado el disco ayer cuando lo tuve en las manos... me enoja conmigo. Ahora mismo, tengo ganas de ir a la funeraria, no sé a hacer qué... y no creo que vaya.

"Estoy desnudo a merced de tu limosna de amor, que abrigará mi dolor que me tortura... amar y ser amado es un misterio total que al no poder descifrar me quedo callado, me quedo callado...


4 comentarios:

Susana dijo...

Te queda un lindo recuerdo... Eso es lo importante y lo que nadie nos puede quitar.

cristian dijo...

que linda la letra!
bellísima frase.

Julia Ardón dijo...

cuando yo cumplí 40 años, mi hermano me hizo el regalo de llevármelo a mi fiesta a cantar.
Cosas para siempre. Que nunca se olvidarán.

Mil gracias por la pasión, don Ray.

Haz de luz dijo...

Excelente memoria que te queda!