13.8.07

Todas somos madres...

Dice una amiga que todas somos madres... de nuestros errores... Drexler dice “soy jardinero de mis dilemas”.

A mí, las dos frases me gustan. La primera por sarcástica -y no por eso menos cierta- me hace reír y me genera apenas alguna sensación. Aparece una sonrisa resignada en mi cara y algún amago de recuerdo que no me trae algún error en específico, sino la certeza de ser, en efecto, madre de todos mis errores. No niego ni uno, como no se niegan los hijos.

También soy jardinera de mis dilemas. Los cultivo y los cuido porque no quiero podarlos de más. ¿Qué somos sin nuestros dilemas? ¿Qué somos cuando decidimos renunciar a las preguntas que mantienen nuestra existencia? Cuando se corta una rama a destiempo, la planta deja de crecer. Cuando se corta y no se cierran las heridas, el agua va pudriendo los tallos y la planta se muere. Pero también, si no se poda hasta donde se debe (por razones estéticas o cobardes) se pierde ese impulso de vida que reaparece después de una sacudida o de un esbozo de muerte. El rosal debe sentir que va a morir cuando sus flores son cortadas desde abajo. Probablemente no comprende que eso es lo que después, le salvará su vida y le dará esos retoños que se asoman poco a poco como promesas. Así, para ser buen jardinero, debemos saber dónde, cuándo y hasta dónde cortar; además de saber cómo remediar un corte a destiempo, amarrando cañitas a los tallos para darle a entender a los brotes, que por ahí se puede seguir buscando el sol.

4 comentarios:

Eunice BS dijo...

Cierto, ahora entiendo su punto!

Cuando volví a leer El Recuento me pareció muy curioso: No hay nada que quisiera quitar. Lo malo y lo bueno se mantiene.
Hay que querer a los momentos, y a los errores y aciertos... como hijos precisamente!!!

Ahora diay, después de todillo...hay que ver por donde van saliendo los brotes

Victor EM dijo...

"Así, para ser buen jardinero, debemos saber dónde, cuándo y hasta dónde cortar;"

Que bueno... yo debería aprender!

meleobro dijo...

yo soy muy guevón con eso de jardinerearme...

me gusta observar algunos tallitos con cuidado...

Sirena dijo...

Eunice: ¿verdad que sí?

Vic: así es querido amigo... de eso te hablo a veces...

Amigo-del-nombre-impronunciable: se nooooota que te gusta comtemplar, contemplar y contemplar...