28.9.07



A veces me preguntan por qué me llamé Sirena. Cuando abrí mi blog, simplemente uní una de mis pasiones ocultas (cantar) con cierta sensación de soledad que me rodeaba en aquella época: no era lindo estar en medio del mar, rodeada de hermosas criaturas con las cuales, no se tiene mucho en común (más que una cola).

Algunos creen que cantos de sirena, se refiere a la creencia de los engaños y ensordecedores gritos de las sirenas... algo que volvía locos a los marineros... y temen que haya cierta maldad detrás de mis palabras. No las hay. En el fondo, detrás de mis opiniones filosas y mi humor amargo, hay un corazón (del NO, obvio) al que ya no le cabe más amor... y por eso se dedica a dejarlo regado por todas partes, aunque sea de misteriosas maneras que algunos no comprenden.

Todo esto ¿a qué viene? Pues sólo pa'contarles que el gran problema de ser Sirena es que a veces, una termina en las redes de un marinero...

“Para que nada nos amarre,
que no nos una nada.
Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.
Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
Para que nada nos amarre,
que no nos una nada.

Amo el amor de los marineros que besan y se van.
Dejan una promesa, no vuelven nunca más.
En cada puerto una mujer espera;
los marineros besan y se van.
Una noche se acuestan con la muerte en el lecho del mar”

Neruda

27.9.07

Conversación en el 2023

“...del amor, no puedo decirte mucho ni poco, porque hay palabras que no significan nada hasta que te colman o te dejan sin aliento, y porque hay palabras que se pronuncian con ligereza, con engaño o con muy buenas intenciones convertidas en puñales por la espalda.

"Puedo desear, eso sí, que aparezca el compañero a tu medida cuando aún estén a tiempo de encontrarse; cuando aún las heridas estén frescas y recientes, para que puedan curarse el uno al otro. Y cuando digo a tu medida me refiero a ese compañero de luchas, de vida, de sueños y de malos momentos; a esa persona que te despierta del letargo y te pone lentes para ver la vida con todos sus colores y efectos de luz. Digamos, que es algo así como un mago, con el que vos no sabés si todo es un efecto de la ilusión o si de hecho, el mundo se transforma en su presencia...”

“Pero si fuera demasiado tarde, será una prueba triste... porque vos, heredaste de mí ese mismo amor inagotable y seguirás teniendo fuerza para darle la mano, pero él se habrá puesto una coraza dura y aunque le duelan, no te dejará cerrarle sus heridas”.

24.9.07

La palabra adorno... es la antítesis de lo que quiero hablar hoy, y sin embargo, tendré que usarla...

Planteaba Theodor Adorno (uno de lo representantes de la Teoría Crítica de la Sociedad), que estudiando la industria de la cultura y de la comunicación podemos estudiar las bases materiales de la ideología. Este autor, junto con Horkheimer definían la "Industria cultural" como un proceso que ha dado como resultado la creciente mercantilización de las formas culturales.

Ellos escribían en el momento del surgimiento de las industrias en Europa y Estados Unidos a fines del siglo XIX y XX pero ¿quién puede negarme que esto aplica al día de hoy?

Estos autores, fueron de los primeros en argumentar que el surgimiento de las industrias y empresas capitalistas estaban logrando estandarizar y racionalizar las formas culturales, y que estaban atrofiando la capacidad del individuo para pensar de manera crítica y autónoma... ¿alguien lo niega? Y dentro de todo esto, por supuesto que la industria se encarga de excluir todo eso que manifieste un sentido crítico al orden establecido...

De ahí surge la Pseudocultura, como consecuencia de esa tecnologización que persuade, manipula y atonta, disolviendo la conciencia crítica colectiva y consolidando un orden mitológico de comprensión de la realidad: o sea, nos hace creer que todo siempre ha sido como fue y que todo será así eternamente porque hay un orden natural o divino que lo regula. ¿Cómo se hace esto? Pues, debilitando los procesos educativos y culturales, culminando entonces en la intención de que todos veamos el mundo de la misma manera y aceptemos que debemos ser sumisos con los poderosos, que debemos soportar ser irrespetados y que debemos ser crueles con los débiles...

Es la ideología del “porta a mí” rematada con la de “¿para qué voy a votar? por uno o por otro, las cosas van a seguir igual y yo seré un pobre hoy y mañana”. Ser ciudadano “normal” es aceptarlo todo, callarlo todo y agachar la cabeza para no sobresalir.

PERO resulta que algunos no se conforman, no se dejan domar y no se callan... y algunos no permiten que la ideología dominante (¿me van a decir que estos conceptos ya pasaron de moda?) arrase con la memoria histórica... y algunos comprenden y sienten que el arte puede ser una puerta abierta al mundo real que no se encuentra dentro de los museos...


En fin... que el “Juego para No olvidar” de Jorge Albán ya está listo y los está esperando en ARTENEMO... Busquen el enlace para descargarlo, lo imprimen, se buscan un dado, inventan fichas (yo uso mis pines del NO) y se tiran al piso a aprender que todo eso de lo que hoy disfrutamos, se lo debemos a muchos hombres y mujeres valientes que se atrevieron a decirle a los que ostentan el poder: "¿sabe qué? NO".


23.9.07

Días de todo incluido (no se aceptan devoluciones)

Hay mañanas de mil caricias, marcados por un par de ojos delatores.
Hay mediodías de saborear un almuerzo frente al mar, con la mejor compañía y las mejores palabras.
Hay tardes de terremotos, de suicidas intentos, de quedar atrapada entre los gritos y el aire putrefacto de la ira.
Hay atardeceres de aguaceros torrenciales que inundan cada calle, cada esquina y cada parque.



Seguramente hay algo más triste que mirar a una mujer dentro de un carro, esperando a que se detenga el aguacero que sale de sus ojos y no le permite ver. Debe haber cosas más tristes, pero no para esa mujer que se mira en el espejo retrovisor.


19.9.07

Parada en el medio de la sala

Yo la conozco bien, demasiado bien. Después de todo, ha caminado conmigo desde sus 17 años, cuando decidimos decretar el año nuevo un 7 de septiembre y declaró que ahí iniciaba su verdadera vida. Había conquistado sus propios territorios, iniciaría un viaje por su propio cuerpo, decidiría ella misma a dónde ir, dónde ceder, dónde quedarse. La conozco muy bien y sé que en estos días, aunque sonríe, el miedo le carcome los huesos. Está aterrada, emocionada, apasionada y triste a la vez.

“Podés andar por todas partes, mover las cosas, revolcar las gavetas, pero está prohibido entrar a la cocina”, fue lo que dijo él a modo de presentación. Ella, ha obedecido y respetado cada cláusula. “Los caprichos son sagrados” le dijo ella, sabiendo que con eso abría ese temible espacio donde caben los berrinches, las irracionalidades y a la vez, esos irrepetibles detalles que la hacen ser quien es y lo hacen a él, lo conforman, lo nutren.

Desde entonces, han disfrutado del jardín de la casa, han saboreado las frutas, se han acostado sin luna y con luz azul a mirar las estrellas, a dejarse penetrar por el aroma de las reinas de la noche, a divertirse con la humedad del pasto, de las flores y con el canto de los pájaros.

Y cuando les dio frío, entraron a la sala y encendieron el fuego. Durmieron enredados en sus brazos sedientos, soñaron y crearon figuras literarias. Cuando sintieron hambre, él preparó comida. La trajo para ella encerrada en canastas mágicas y saborearon juntos la extraña y deliciosa combinación. Todo estaba bien, todo estaba en calma.

Sin embargo, yo la conozco bien y sé que algo se movió en ese tablero. Está petrificada por el miedo. Da pequeños pasitos frente a la puerta de la cocina imaginando cuáles demonios y cuáles fantasmas le esperan si traspasa ese umbral, sabiendo que ha llegado el momento de quebrar las prohibiciones, robar las llaves, abrir candados y conocer si en esa alacena que no ha sido abierta en mucho tiempo, hay algo destinado para ella.

La sala ya no alcanza, el jardín se hace estrecho, la cama se ha ensanchado hasta la puerta que dice “no pasar” y tiene miedo: si cruza la puerta abre una caja de pandora... si no la cruza tendrá que salir hacia el jardín, traspasar las murallas y abandonar esa casa sin dejar notas, perfumes ni explicaciones.

“Ya sé que estás esperando” - le dije sin reservas – “pero no creo que él te tienda su mano y te invite a pasar... Lo que me extraña es que a vos, a estas alturas, te dé por respetar las prohibiciones”. Como respuesta, recibí sólo una sonrisa triste y terriblemente asustada.

Foto




15.9.07

¿Bienarte o Malearte?

¡Qué pereza comenzar disculpándome! Para decir lo que quiero, tengo que decir que no soy “artista” ni estudiosa del arte y no sé qué otras cosas más... como para justificarme por si acaso, se ofende alguien... Y resulta que si lo pienso, no tengo que ser artista ni experta para criticar: se supone que el arte se dirige a un público, no a un jurado, a los artistas ni a los empleados de un museo... así que con todo mi derecho aquí va (tiren todas las piedras que quieran... tal vez con eso después haga una escultura):

Estuve en la apertura de la Bienarte... evento que para mí todos los años anteriores pasó desapercibido... ¿en qué mundillo viviré yo? Y bueno, yo no esperaba ni más ni menos... así que recibir menos que nada era casi el justo medio.

Miré las “obras” con la simple y llana convicción de haber dejado de entender qué putas quieren decir los artistas en este país con sus obras... Y según me dicen, no quieren decir nada... porque el “arte conceptual” no tiene más intención que la existencia de la obra en sí misma... ¡con razón yo no entiendo nada! Y con el verbo entender no quiero decir comprender... cuando digo que no entiendo quiero decir que no siento absolutamente nada más que un vacío y una enorme sensación de tristeza, cuando veo las paredes de un museo adornadas con fotografías aburridas agraciadas con fondos coloridos, o cuando veo una ruleta con frases mal recortadas presentada por un sujeto que forma parte de la obra y sin embargo no se lleva crédito alguno por su trabajo; no me emociona nada mirar el estudio de un pájaro muerto y mucho menos una tela bordada intentando ser algún tipo de mensaje que nunca llega al receptor... y no me emociona, o más bien me enerva, que se haya llegado a la masturbación tal, que se termine eligiendo como “obra” una encuesta que se refiere a la misma exposición donde es presentada... ¡wow! ¡qué cosa tan meta-artística-megaposmo-ultraconceptual! (los gráficos impresos en computadora, a la peor resolución posible... ni siquiera fueron retocados por si las moscas).

Así... llegamos a la obrada cumbre: un video de 20 minutos de duración, donde una persona con muy bajo nivel de alfabetización es presentada leyendo un texto de Roland Barthes, intentando además interpretar su sentido. Simplemente una oda a la exclusión social, a la burla hacia otro ser, un irrespeto absoluto por la persona, que termina siendo exhibida en un museo como si fuera una especie humana exótica y primitiva; sencillamente un vano intento por disfrazar las pocas cualidades éticas del “artista” en aras de generar una provocación (si se digna a leer... estará feliz de ver mis palabras y seguramente se engañará diciéndose “de eso se trata mi arte, de generar polémica”). En las palabras sabias de mi madre le diría: “no es lo mismo tu-arte que miarte”...

Si de eso se trata la Bienarte... ¡apaguemos la luz y vámonos! Al final, la impresión que me queda es patética: se trata de un grupo de gente intentando seguir estándares extranjeros, elegidos por jurados extranjeros... les importa más el premio que decir algo con su obra... Tantas cosas que hay para decir en este mundo, tanta urgencia de emociones y pasiones... y tanto dinero perdido en autoerotismos galardonados en los museos... Y el Jurado se deja decir: "...proyectos de calidad desigual, y técnicas muchas veces en retroceso con los lenguajes del arte contemporáneo, que revelan notables carencias tanto de los sistemas de educación del arte en el país, así como de la comprensión por parte de los artistas de los alcances de un certamen de esta índole en el sistema global del arte". Me pregunto ¿cuáles serán los lenguajes del arte contemporáneo? Seguramente el bla, bla, bla...

Y dicen que rechazaron 189 obras... así que mi optimismo me dice que muy buenos trabajos seguramente quedaron por fuera. ¿Qué tal si así como se creó el Foro Social Mundial como alternativa se crea una Bienarte alternativa donde vayan las obras despeinadas por el viento, manchadas por las manos trabajadoras, sacudidas por el amor y la pasión, alimentadas por buenos baños de realidad cotidiana y no por sobredosis de artificiales revistas neoyorkinas?


Y para ser menos amarga, debo decir que de todo eso, me emocionaron las Alegorías... una serie de dibujos que hacen un juego entre las alegorías tradicionales de los campesinos de las plantaciones de café con la llamada era de la información: las canastas son sustituidas por monitores, los cultivos por teclados de computadora. Esa vale la pena verla por su interesante disonancia, porque genera reflexiones, porque denuncia algo que se ha perdido... o ¿lo celebra? Lo que pasa es que una obra no paga el viaje que significa ver el resto... pero si quieren se arriesgan:

Museo de Arte y Diseño Contemporáneo Del 13 de septiembre al 27 de octubre
Sitio Web

Adendum:

1. Se reporta en La Nación que Ernesto Calvo, director del MADC, "afirmó que más que poner atención al número de obras de la bienal se debe prestar atención a lo que dice el jurado.
“Esta es una crítica reiterativa en varios jurados de las bienales. ¿Qué pasa en Costa Rica que no se forma a estudiantes y artistas suficientemente preparados para enfrentar a un jurado internacional?”, reflexionó Calvo".

Y yo digo ¡PLOP! Si la crítica se repite y se repite... el Museo o los benditos empresarios por el arte... o alguien, debería poner más atención. Es como cuando 39 alumnos de cuarenta reprueban un curso: es más probable que algo falle en el contenido del curso, o que en algo esté fallando el profesor... En todo caso, la lógica no debería ser esa: ¿qué está pasando que no aguantan la crítica? no es la pregunta... sino ¿qué está pasando que no hay calidad? o ¿qué está pasando que los artistas no están formados apropiadamente? o ¿qué está pasando que los jurados no pueden apreciar el arte costarricense? ¡Hay muchas preguntas posibles... y no todas defienden al jurado internacional! Eso se llama esnobismo... palabra que por supuesto... ya dejó de usarse porque no es muy cool.

2. La Bienal Alternativa se dio... no lo olvidé... no lo mencioné antes porque no supe muy bien qué decir: en la Bienarte, fuera de concurso, un artista repartía una hoja con cintillos contra el TLC. En cortos y pequeños párrafos condensaba argumentos que en otros espacios se muestran rebuscados... Además, las páginas venían con instrucciones para pegar esos cintillos en donde sea urgente, en espacios donde la gente lea y pueda comentar. Yo no sé qué decir técnicamente acerca de eso, sólo creo que los artistas deben hacer las cosas con el alma y deben bajarse de las nubes para bañarse en realidad como dije antes. ¿Es eso arte o no lo es? ¿Los grafitis son arte o no lo son? Conozco al artista y conozco su trabajo... ha demostrado que puede hacer arte de ese que los demás califican como tal... ¿alguien de esa sala se preguntó de qué se trataba esta propuesta? ¿alguien se incomodó ante esta especie de arte urgente y comprometido? ¿alguien aprendió algo? ¿alguien?


PD: ya contesté los comentarios. Nuevamente, me tardé demasiado

12.9.07

El spam se pone cada vez mejor

“Un amigo” me escribió a mi correo...

“Disculpame por el atrevimiento de enviarte este email, siento mucho en no poder decirtelo personalmente, me siento con la obligacion de avisarte porque te aprecio, abri los ojos te estan siendo infiel .Yo se que es dificil que me creas pero como las imagenes valen mas que mil palabras, te envio estas fotos para que las veas con tus propios ojos.
Cuidate. Un abrazo”

¡zaz! los enlaces a las fotos... terminan en .exe ¿O sea? lo siento... pero yo uso linux y además, la infiel soy yo...

10.9.07

Un recado imaginario

Hoy soñé con usted. Estábamos en una fiesta familiar y usted se me acercaba con cariño, como siempre y me daba un dibujo que parecía hecho por niños. El dibujo tenía fondo negro, era algo tenebroso. Usted entregó un dibujo a cada uno de sus primos. No tengo la menor idea de qué significa todo eso.

Pero si sé por qué soñé con usted. Yo a usted lo respetaba y me alegraba encontrarlo en la calle. Ahora, si lo veo, no sé qué haré. No logro definir si es usted malo, tonto, iluso o estúpido. No logro definir si me da pena o vergüenza. No sé si usted aún puede mirarse en el espejo. Es una desgracia que se haya aprendido las malas mañas de los regímenes del sur, pero le recuerdo, que ese país del sur ya eligió mejores rumbos y que este, el nuestro, también los elegirá a pesar suyo y de los titiriteros que hoy manejan sus hilos. Mi sangre corre por sus venas y muere, la suya corre por las mías y hierve...

8.9.07

en la vida no existen números rojos

Crecer se ha convertido en una acumulación de cuentas: tarjetas de crédito, ahorros para pensiones, seguros de vida, propiedades, dinero. Esas son lo de menos. De todas maneras, ya es casi un sueño acumular algo en la columna de “haber” y no en la de “deber”. Las peores, las más implacables cuentas por cobrar son esas que de una u otra manera nos hemos impuesto (o hemos permitido que nos impongan). Esas libretas mentales donde tenemos anotado todo eso que creíamos que íbamos a tener o deberíamos ser a los 20, a los 30, a los 40. Y de esas, las peores más peores, son las que están limitadas por el tiempo: yo puedo obtener una maestría en historia a los 80, no puedo tener un hijo a los 50.

Y no es un lamento... es una pregunta... De todas esas cuentas pendientes con mi propia imagen del deber ser ¿cuáles realmente me importan? ¿cuáles sólo son un estorbo? ¿cuáles sólo están ahí para que en un día de sol vos entrés por mi puerta sin sonrisa y con penas que encorvan tu espalda?

¿cómo hacer para romper con esa vara severa con la que medimos nuestros actos y sus consecuencias?

¡Y no se vale romper la vara y buscarse otra ni buscarla en alguien más! Comprender y no reprender... ese debe ser el chiste y ese es -algunas veces- nuestro milagro.












“Amé y fui amado,
el sol acarició mi faz,
vida, nada te debo,
vida, estamos en paz”
(Amado Nervo)


PD: nunca pensé que citaría a Amado Nervo

6.9.07

Breves

Yo tenía mis sospechas... pero ahora estoy segura... mi gata cree que la compu es un semejante y se pone celosa cuando según ella "la acaricio". "Claro, ella no ronronea como yo... así que le voy ganando" piensa Simona, mientras se restriega por el revés de la pantalla marcando el territorio.

-----------------------------

Es una grata sorpresa, cuando quien menos ofrece, es quien más entrega.

------------------------------

Vos usás Mac y yo Ubuntu... a eso se reduce ahora lo que conozco de vos y lo que conocés de mí. "Cambia el viento cambia la estación" (Drexler)



PD: Ya contesté sus comentarios en el de la alta cocina... ahí disculpen... ;-)