17.10.07

NS/NR


Miro por la ventana, en las gavetas, entre mis medias y mi ropa interior. Busco en mi buzón, entre mi maquillaje sin usar desde hace años, en mis orejas. Me miro en el espejo, veo mis arrugas, miro mis brazos y mis senos. Le pregunto a mi gata, a tu mirada, a tus palabras.

Después, como otras veces, busco en tu caja de secretos y redescubro en ese escalofrío, que siempre has sido y serás un enigma y yo solamente soy una tonta aprendiz de tus códigos.




* Escultura en Nebaj, Quiché



2 comentarios:

wílliam venegas segura dijo...

No te digas tonta tan fácilmente: lo que escribes, de otras maneras, nos pasa a todos.

meleobro dijo...

puta mae...
que linda te salio esta quejilla...