6.10.07

Tomar una decisión bajo la amenaza de “mi” presidente, bajo la amenaza de uno de los más criminales e imbéciles presidentes de los Estados Unidos, bajo la amenaza de mi patrón, bajo la amenaza de quien me grita desde su carro que soy comunista...

Recurrieron a estrategias de guerra psicológica: si ganan ellos gobernarán los sindicalistas, si ganan ellos Hugo Chávez nos va a colonizar, si ganan ellos comeremos chayotes y piñas toda la vida, si ganan ellos habrá suicidios masivos, si ganan ellos todos tendremos que ir a vivir a Nicaragua que es más o menos como el infierno...

Le dijeron a sus empleados que si ganan aquellos, no se sabe si el lunes la empresa abrirá...

Convirtieron las arcas del Estado en una piñata: regalaron bonos de vivienda, compraron votos y compraron conciencias para que no ganen aquellos...

Se atrevieron a violentar nuestros derechos electorales: van a pagar medio día de trabajo a los empleados para “incentivarlos” a que voten... a cambio de que firmen un comprobante de asistencia y a cambio de que voten sí

¿Qué puede haber detrás de una decisión si es necesario amenazarme?

Dicen que muchos tienen miedo... no sé si serán muchos. Yo no tengo miedo a ese supuesto castigo con el que nos amenaza Bush... le tengo miedo a la influencia de los medios mentirosos en las decisiones de la gente, le tengo miedo a que personas que quieren dar un gran paso y defender sus derechos, de pronto decidan replegarse, cerrar la boca y agachar la cabeza... No tengo miedo a las consecuencias porque sé que será muy buena la cosecha... No perderemos la oportunidad de exportar, no perderemos la oportunidad de negociar con aliados en lugar de ser negociados por la mafia... No perderemos nada y ganaremos mucho...

A mí no me amenacen ni traten de asustarme. Yo sé leer y sé elegir dónde me informo. Yo sé quién es Bush y qué es capaz de hacer, sé que ha asesinado en una guerra a casi 100 mil personas; sé que fue capaz de dejar a su gente morir sabiendo que un huracán causaría destrozos; sé que la vida humana y sus derechos no significan nada para él... ¿por qué esperaría algo más que una amenaza? ¿por qué creería que tiene buena voluntad? ¿por qué querría yo negociar con un criminal?

Mi voto es NO y no sólo porque creo que Costa Rica puede enfrentarse a un gigante, mi voto es NO porque sé que Costa Rica merece un tratado justo y porque sé que cuando alguien me amenaza para que yo haga algo, voy a salir lastimada y no me conviene.

¡Atrévase! Vote NO y ayúdenos a sembrar la semilla de un país mejor

2 comentarios:

Capitán Melcocha dijo...

Huy, primera vez que me doy la vuelta por este blog, y de verdad que esta interesante. Y sí, yo también le voy al NO, y mañana voy a estar a las 9 votando en Desampa, porque no quiero ver a mi país más vendido de lo que ya está!
Saludos

10.21 dijo...

Vas a ver, hermana, que salimos de ésta.

Un abrazote y juerza pa' mañana.