19.1.08

decisiones (de-escisiones)

No he descubierto nada, siempre se ha sabido que esta vida está hecha de decisiones y de consecuencias. Quien crea que no toma decisiones, pues reciba esto con calma y tráguelo con agua: el no-hacer o el no-decir es decidirse.

No hay salvación ni consuelo. Nadie está exento. Tampoco hay mejor cosa que tomar un rumbo, saber que el camino se hace y que a nadie podemos echarle la culpa.

Yo decidí irme de viaje. Alguien decidió no acompañarme (pensando que un viaje es solo un viaje). Sin saberlo, el viaje -que no era una metáfora- se convirtió en la vida. De haberme acompañado, me habría seguido acompañando. Es simple y a la vez implacable.

Por eso hay que tener cuidado. Una pequeñez puede traer la semilla de algo grande. Lo mejor es no dar nada por seguro. Lo mejor es ponerle abono, agua y sol a los jardines que queremos conservar. Es la hora del arrepentimiento para alguien. Yo, por mi parte, no me arrepiento de nada. Nunca había visto con tanta claridad, el poder de decidir hacia dónde quiero caminar. Sin saber bien por qué, yo di cada uno de los pasos que me llevaron a sembrar mis jardines en otra tierra.

La receta de los suspiros (que así se llaman aquí...
eso de merengues no tiene poesía alguna)

6 comentarios:

tirso dijo...

No hay nada más importante en esta vida que cuidar del jardín.
(Suspiro...)
(Suspiria)

meleobro dijo...

creo que es muy difícil aprender a podar jardines... sin embargo tengo ganas de dejar de desyerbarlo todo...

decisiones con jugo de manzana y un manual de jardinería que estoy buscando...

(de niño me alimentaba solamente de suspiros)

Heriberto dijo...

Se ven muy buenos los suspiros, ¿tendrás la receta de los macarons?,no, es broma, qué necio estoy hoy.

Sirena dijo...

Heriberto: si me decís que son... de pronto encuentro la receta en el libro de mi abuela.

Meleobro: no es difícil, hay que tener cuidado, paciencia y conocer los ciclos de crecimiento y poda... viéndolo bien, sí es difícil...

Tirso... (te lo digo en el café)

Julia Ardón dijo...

en Honduras se llaman "espumillas", imaginate qué aburrido, menos merengue, en Costa Rica somos muy chapa para muchas cosas, pero para llamarle a esta delicia fuimos geniales, aceptémoslo ( aunque nosotras no tuvimos nada que ver...jajja, pero rajemos!)

Sirena dijo...

Julia: creo que en Brasil también se llaman suspiros... pero sí, aburridas las espumillas y los merengues