11.1.08

Mi vuelo se retrasará media hora

Hoy El Salvador no tiene música de fondo. No me emocionan los colores del túnel. No quiero pupusas ni quiero tomarme mi jugo favorito en el aeropuerto.

En la puerta 12, abordan familias enteras que viajan hacia la tierra prometida. Sus maletines humildes y sus vestidos de flores indican claramente que esos no van de turistas. Son sólo una pequeña muestra de los millones de salvadoreños que este país expulsa.

En este aeropuerto, hoy puedo ver, la falta de delicadeza. Los policías lucen trajes militares. Eso no se ve bien. Por mucho que intenten atraer a los turistas, así lo que hacen es asustarlos a todos.

Hace un rato, en el avión, perdí la fe.



* En este aeropuerto, a diferencia de los de México y Guatemala, hay Internet gratis. También enredan las puertas de salida pero bueno... nada es perfecto.

3 comentarios:

Gran Fornicador dijo...

Yo no sé que son las pupusas (suena misterioso), pero hay un lugar en el mundo con música de fondo y colores.

meleobro dijo...

mi comentario puede ser muy vacío Sirena, pero espero, dentro de poco esas cosas que siente vuelvan a un ritmo más saludable...

o no estoy entendiendo...

he disfrutado mucho sus entradas, más que enseñar sobre su viaje, uno ve sentimientos... [acá casi intento aconsejar algo, pero yo no doy consejos]... espero que los disfrutable de su viaje le quede más al corazón que lo que no disfrutó...

no soy positivo, ni negativo, soy un neutrón... (y le mando un abrazo atómico...)

zrztrzx zrztrzxx (así suenan los electrones)

Sirena dijo...

Hmmmmm ¿no que eras fan??? Hay un post este blog, ende hace unos años, que describe las pupusas por completo... Y ¿qué suena de fondo?

Meleobro: Deben ponerse más felices... pero no moverse demasiado... Disfruté todo de mi viaje, de veras, hasta las cosas de las cuales me quejé... Gracias, nunca había recibido un abrazo atómico... no hace daño ¿o sí?