9.1.08

Que conste


Hoy no he querido levantarme de la cama. Tal vez así, el calendario no pase la hoja y no me queden sólo dos días en esta ciudad. Tal vez así, no tenga que abrir la puerta de mi casa y dejar que caiga encima de mis hombros la vida cotidiana.

No hay comentarios.: