6.1.08


Si yo fuera reina y maga, haría que despertaras, abrieras las ventanas y miraras con otros ojos a las nubes. Así, sabrías que las nubes son transportes de sueños, que son tormentas que mojan las semillas y son almohadas para dormir los miedos.

Si fuera reina y maga, haría que hasta tu puerta, llegara cada día una cazuela con paz. Así, nunca saldrías a la calle con tu estómago vacío y tal desayuno, poco a poco, tejería un abrigo desde adentro para cuidarte del viento y de las sombras.

Si fuera reina y maga, viajaría cada noche hasta tu cama, para pasar mi mano por tus rebeldes rizos hasta lograr que te durmieras. Soñarías remedios para el alma y entonces, despertarías sonriendo, con lecciones aprendidas. Descansarías de las parábolas, las curvas normales y los lóbulos frontales... soñarías puras chucherías como algodón de azúcar, montaña verde, papaya muerta, playa sin gente, café negro, payaso en parque, abrazos, besos y alebrijes de colores.

Si fuera reina y maga, te arrancaría de una vez por todas el rencor. Te regalaría un registro contable de tus pecados y penitencias para que vieras que no hay nada en las columnas de haber ni de deber. Te llevaría de la mano a mirar tus pasos para que nuevamente encontraras el camino. Cortaríamos los dos la maleza que lo cubre, tomaríamos las mochilas y las sandalias y empezaríamos de un tirón la caminata.

Si fuera reina y maga, el tiempo se iría volando. Yo también.

Feliz cumpleaños y feliz Día de Reyes.

No hay comentarios.: