21.2.08

... dale la llave de la luna a los presos y a los desencantados

Ayer, en medio del ajetreo, llamé a mi amigo (perdónenme el inglés -formerly known as "Pulpus"-) y le dije... "no tengo mucho tiempo... necesito... etcétera". Él, dulcemente me atendió y amablemente me dijo que era su cumpleaños... Ups... obviamente, me sentí como un, ya saben...

Anoche, mi papá me llamó para que mirara hacia el cielo. Inmediatamente, envié mensaje a unos ojos que pueden mirar el mismo cielo, aunque estén lejos...

Y ahora me da por pensar, que si no es por esa llamada, me pierdo de mirar el eclipse... ¡De cuántas cosas importantes me pierdo por estar corriendo entre un trámite y otro, entre un papel, esta pantalla y miles de tareas pendientes!

Hoy, el pulpito querido (llámese como se llame, es el Pulpo para mí, mi amigo de los inicios de estos cantos) posteó en su nuevo blog... (espero que sea un regreso) y puso esta maravillosa foto...


(aquí el blog )


¡Menudo regalo de cumpleaños te dieron vecinito marino! Tarde pero seguro, este post es para vos... y por supuesto, el famoso poema de Sabines...

La luna

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

4 comentarios:

Nelson dijo...

sirenita preciosa!
que puedo decir ante algo tan especial? sabes que siempre seremos los gobernantes de las profundidades oceanicas.. jeje ese territorio ya lo reclamamos hace tiempo atras!
gracias por estar siempre conmigo a traves del tiempo y gracias por tu hermosa amistad!
TE ADORO!

Daniela dijo...

Que buen post, que bueno tu papá... a í mi mamá me sacó de un trance laboral para mandarme a ver la roja luna maraviilosa y terminé sentada en el cañito de mi barrio, con una taza de chocolate caliente y dos buenas amigas, babeando ante el espectáculo... Fue genial.
Un abrazo

meleobro dijo...

no lo pude ver como me quería...
Cartago tiene una especie de toldo...

Sirena dijo...

Pulpito!!! ;-) ¿te gustó mi regalito?

Daniela: ¡excelente manera de pasar un eclipse! Un abrazo para vos.

Meleobro... ¿toldo? ¡debe ser que es la censura de las señoras beatas!