12.3.08

¡Los poderes ninja!

8:15 a.m. Me quedo puerta afuera de casa, en mi peor pijama, con la obligación de estar antes de las 9 a.m. para facilitar un taller. Pienso ¿por qué se dirá eso de levantarse con el pie izquierdo? Yo prefiero el izquierdo que el derecho... Por suerte (o a fuerza de repetir la pérdida de llaves) mi amiga y vecina tiene llave de casa... pero igual llegué tarde a algo que no podía empezar sin mí.

Así, siguieron los eventos lamentables... como el mensaje que decía que mi gata echó a perder un sofá, el tradicional mal funcionamiento de una impresora, correr a imprimir en el lugar más caro de todos... esperar 15 minutos para comer chatarra en KFC y -¡esto sí que pudo ser desastroso!- salvar el carro de irse cuesta abajo por no poner bien el freno de mano.

Pero nada pudo quitarme el buen humor... porque lo ando bien adentro.

4 comentarios:

Susana dijo...

Tal vez lo de comenzar con el pie izquierdo, sea precisamente amanecer sin el buen humor por dentro.
Abrazos.

eunicebs dijo...

Suele suceder...por dicha no majó una caca

Ana dijo...

Eso debería hacer uno, llevar las cosas hermosas muy muy dentro en vez de escudo... al escudo se llega muy fácil y después de mucho joder es posible desarmarlo

(¿estará Simona en plena venganza?)

Solentiname dijo...

A dónde venden de eso? ;)