19.4.08

Úshcala, úshcala

A todos aquellos que llegan aquí buscando "fotos de sirenas reales" (y lo que es más raro aún: sirenos), quiero darles la dolorosa noticia:

Las sirenas no existen, los sirenos tampoco...

y agrego que los sábados, no existe ni siquiera mi seudónimo. Odio los días sábado. En fin, no busquen sirenas aquí. No sólo no hay, sino que no existen más que en las patrullas y las ambulancias.

Lo que sí sería muy bueno, es que alguien me explique de dónde proviene esa expresión del título. La recordé y no entiendo de dónde sale... ¿alguien? Porque no sé a ustedes, pero a mí, cuando Google no sabe una respuesta me entra una angustia que no sé dónde poner... es como cuando no suena el teléfono y una está esperando una llamada...

A ver si me explico...

Hay una expresión que me molesta mucho: "hacer las cosas por compromiso". Lo que me molesta tal vez es la interpretación que en general, se le ha dado: hacer algo "por compromiso" se trata de "salir del paso", de hacer algo sólamente porque estamos obligados por algún motivo.

Cuando hablamos de asuntos laborales, nos toca -por ejemplo- usar medias de nylon y zapatos de tacón porque aún nuestra sociedad cree que eso es "elegante" y que ser "elegante" tiene que ver con nuestra capacidad intelectual (digamos que no es porque se cree que con esas cosas nos vemos más bellas y se antepone la "belleza" a lo demás). En esos casos es claro que estamos obligados por motivos absurdos. Sin embargo, cuando hacemos cosas "por compromiso" en el campo más personal (separemos artificialmente "lo personal" de "lo laboral") ¡claro que estamos obligados! pero estamos obligados por el más importante motivo: el amor. Entonces, hacerlo "por compromiso" adquiere una connotación completamente diferente, porque cuando amamos o queremos a alguien asumimos el compromiso de hacer cosas con el objetivo de hacerle bien a quien queremos y hacerle bien trae implícito que esas cosas no nos hacen un mal a nosotros, porque eso a su vez no le hace bien a esa otra persona que también nos quiere ¿Se entiende algo? Y hacer esas cosas, algunas veces puede ser incómodo o inusual pero ¿nos hace daño incomodarnos un poquito cuando se trata de complacer a alguien o ayudar en algo que necesita? ¡la mayoría de las veces no!

Por eso me choca la gente que piensa que todo en esta vida debe darle placer, sin detenerse a pensar que en algunas ocasiones, su propio placer puede causarle a otra persona una molestia o simplemente, una manchita en una ocasión especial o importante. Por amor (y el amor incluye consideración, solidaridad, cortesía) a veces tenemos que darle la razón al fotógrafo que nos pide que acomodemos la pierna derecha frente a la izquierda para que él pueda ver un arco perfecto en la foto. Por amor, a veces se nos cruza por la cabeza (aunque se quede en el nivel de la fantasía), tararear una canción en plena iglesia para crear algo así como una escena final de película de Hollywood. Por amor, vamos a misa a acompañar a alguien que padece la muerte de un ser querido (aunque eso implique vestirse de negro y escuchar sacerdotes con discursos del siglo XV) y por amor, vamos a misa para celebrar un ritual religioso que puede carecer de significado para nosotros pero no para quienes están haciendo un acto de amor.

Por ese mismo amor, debo aprender a aceptar que mucha gente que quiero, no ve estas cosas de la misma manera que yo. El amor es sobre todo, aceptar que algunas -muchas- cosas, no serán nunca como son en mis sueños. Esa es la parte más difícil.
Aunque a veces no escuches
quiero decirte algo importante,
definitivo y triste:

en mis maletas
ya no quedan curitas
salvavidas ni remos

si no sos tierra firme
aunque me ahogue,
espántame ahora mismo de tu isla

18.4.08

Es que una nunca sabe...

Sábato decía que no es posible saber cuáles son las consecuencias de nuestros actos, hasta que estamos en nuestro lecho de muerte. Por eso es que la vida es una enorme pregunta. Lo bueno, es que a veces una respuesta puede ser tan hermosa, que importa muy poco que todo lo demás esté en la incertidumbre.

Nunca debemos cortarnos las alas. Para eso hay vuelos compartidos.

16.4.08

La mariposa cian, la mariposa rosa, las primas y un valiente

(De cómo no hubo maripocidio y habrá boda)

Era el tiempo de los Pasmados S.A. cuando nos gustaba hacer listas de esos recuerdos de pseudo-poetas, valientes wannabe, mentirosos crónicos (con o sin responsabilidad patronal), crueles por omisión o desconocimiento de las leyes de la justicia, niños eternos (con y sin vergüenza de admitirlo) y por supuesto, listas de esos fantasmas que se convierten con los años en piedras enormes que dificultan el libre tránsito de la vida.

Y como tanta pasmosidad se convertía poco a poco en un pegajoso transcurrir del tiempo, una noche de viernes santo decidimos las tres (con Cianuro de testigo) proponernos una tarea: no más pasmados en la vida, no más. Porque la tarea puntual era la excusa. De alguna forma y sin saberlo muy bien, lo que marcábamos era un antes y un después, unas puertas que se cerraban de por vida para dejar que se abrieran otras que dan al mar, a verdes bosques y a deliciosos sembradíos de manzanas.

Fue después del tiempo en que encontramos a Simón-Simona cerca de la casa de las 15 puertas (con los ojos de Humo, Ana y yo no vimos nada), te compraste un bello horno, heredaste a Margarito... Eran los tiempos cuando aún no podías pararte de cabeza, te estorbaba un lado del cuerpo y te quedabas sin voz por un miedo in-muuuuun-do que ya no está. No sé si le trazamos el mapa o lo trazaron ustedes... en todo caso ya no está porque lo viste muy claro: "Los que quieran que discrepen… pero para mi el miedo es lo que acabo de decir. Un desecho. Y los desechos, o se entierran o se reciclan. Dejarlos ahí, es dar permiso para que se acumulen y se vuelvan un estorbo para vivir… allá donde respiramos… allá donde todos queremos vivir sin miedos… allá donde voy a tener dientes que a lo mejor son blancos y afilados…"

Misión cumplida "check"... y no sabías flirtear pero sí cortarte el cabello y él no sabía escribir poesía pero una línea de palabras bastaba. Y no esperó a hacerse grande para hacerse valiente.

El resto, se seguirá tejiendo hasta que dure la poesía... (¡que sea eterna! salud) y en pocos días, aquí donde respiramos celebraremos una boda. De más está decir que haber sido testigo de esta historia y de lo que vendrá, me hace inmensamente feliz y que aquí, donde nos encontramos, dejo registro de este maravilloso acontecimiento.

¡Estoy practicando para atajar las manzanas escarchadas!



PD: Y yo, aprendo la lección,
me guardo el miedo,
el berrinche
y las mariposas llenas de ego
y regreso aquí, a mi casa,
aunque siga estando
como un pescado rabioso.

14.4.08

Tareas cumplidas I y II

Los cuatro hablamos de eso muchas veces ¿cómo se elige una carrera? ¿se está listo a los 17 años para definir qué se quiere hacer en el futuro? ¿Cómo se pone una la casta de valiente para pasarse de lugar? ¿cómo se mantiene una firme frente a las expectativas de los demás? ¿se puede ser feliz con lo que se estudia?

Y esta semana, en La Gran Semana, se cumplen tres tareas importantes. Mi tarea sigue pendiente, pero ese tema no va en esta canasta... tampoco va la tarea III... Este post trata de quienes sí logran cumplir sus objetivos y superar los obstáculos del sueño, del tedio, la pereza, las dudas, las gabachas manchadas, las operaciones matemáticas absurdas, las ferias científicas y de negocios, las lechugas hidropónicas, los conjuros explosivos o zombies, los profesores aburridos, las profesoras locas, las asistencias a estudiantes que no saben dónde está Europa, los compañeros de grupos de trabajo, los compañeros de laboratorio que robaban el sueño, los pendejos, las paquitas, los desvelos y sobre todo, las procrastinaciones.... Oh sí, las procrastinaciones como este mismo post en esta tarde de feriado supuestamente dedicado a mis tareas pendientes...

Pero vale la pena, porque estamos de fiesta... Esta semana,en La Gran Semana, se gradúa la Ana de bachiller en una carrera a la que intentamos por todos los medios ponerle pizcas de poesía pero ¡qué va! y aún así, ¡lo lograste Anita! Y lo mejor de ese logro es que te fuiste con todo y maletas donde sí están las semillas de los árboles mágicos... y vas a poder complementar las dos cosas... así será.

Y vale más la pena (más porque costó más... yo comprendo y padezco de lo mismo) celebrar que también se licencia en conjuros venenosos nuestro querido amigo Cianuro... dejando vacante la presidencia del Comité Central de la Procrastinación (puesto que por supuesto, ahora ocupa esta, su servilleta).

Hoy no se FIA, mañana sí... Esta semana, lo "in" es graduarse. ¡Felicidades Marañones!

13.4.08

Cooperen con el avance de la ciencia

Hombres, machos, masculinos, científicos, neurólogos, neuróticos, psicólogos clínicos o psicólogos cínicos... travestis, transformistas, abogados, sociólogos, antropólogos, todólogos y otorrinolaringólogos (ahora que lo pienso, puede que sean ellos quienes tengan la respuesta)... por favor explíquenme una cosa:

¿Por qué los hombres escupen en la calle?
Mejor aún
¿por qué escupen?

Y de ser posible

¿Pasa eso en todos los países o sólo en Costa Rica sucede que una va caminando y debe tener los oídos atentos por si se anuncia un escupitajo en la acera por donde caminamos?

Sísifo con memoria

Sísifo con memoria

Es demasiado doloroso pensar de más. Precisamente muchas veces eso que no queremos ver, es lo importante, la clave de las cosas.

Hoy, no quiero pensar de más. Mala señal, pienso, pienso y pienso alrededor de la misma idea. Ese agujero nunca lo llenaré y a veces amenaza con convertirse en nada, en negro, en monstruo que engulle todo y destruye todo. Nunca lo llenaré. Hay cosas que nunca desparecen, no importa cuánto esfuerzo dediquemos, cuánto dinero nos gastemos en sesiones con el psicoanalista (farsante o no, da lo mismo), no importa cuánto queramos ocultarlo, hay cosas que no se resuelven. La teoría dice que el logro es posicionarse en otro lugar frente a ese cuerpo extraño que se alimenta de recuerdos, fantasías, palabras, falta de palabras y sobre todo, de malas experiencias.

Voy cuesta arriba bajo mi propio sol y estoy cansada. Necesito llegar a mi tierra. No quiero islas, ya no.

11.4.08

Castración Cristal

En mis búsquedas hacia la autosuficiencia femenina, hasta ahora no me había encontrado con algo que no pudiera hacer... (me refiero a quehaceres del hogar y afines, no a la diferencia sexual y esas cosas de otro costal).

Estoy lo que se llama maldita (en otras palabras, furiosa): no sólo necesité que mi vecino subiera el garrafón de agua que compré sino que hasta este momento no he podido quitarle el tapón a la botella ni colocarla en el dispensador. Estoy esperando a los amigos que vienen más tarde para que se ocupen de las labores que al parecer, son netamente masculinas (o requieren fuerza que yo no tengo).

Mi orgullo por saber conectar una termoducha se ha ido por el desagüe...

10.4.08

Como patas de conejo

Hay muchos amuletos, muchas maneras, muchos parches y soluciones para pasar esta prueba. Por eso hay fotografías pegadas en mi refrigeradora, por eso llevé a Janitzio a mi cena de cumpleaños, por eso hay dos invitados a la boda de Humo (¡es que se casa la Humo! No me cabe la emoción). Por eso mismo (no por la boda, por la prueba) hoy almorcé un Huarache... aunque es justo decir que era un intento de huarache pero la verdad, sabía muy bien.

Y yo ahora, convierto los precios a pesos... el huarache costaba 50* pesos mexicanos (¿qué qué?)... pero no importa... las paredes del lugar tienen afiches de Viruta y Capulina, El Rayo de Sinaloa (con "Tony" Aguilar el de la Shula Mula) y de fondo musical el huarache estaba aderezado por "adolorido, adolorido, adolorido del corazón, por una ingrata, por una ingrata...".

Entonces, almorcé sola pero en realidad no. Y además, había algo muy especial en este desplazamiento... mi huarache, si me lo como aquí, en San José, Costa Rica (aunque me cobren 214 pesos), puede acompañarse de un agua de cas... que es una de las muchas maravillas que te podré mostrar cuando la prueba sea superada.



(Para quienes saben apreciar el arte de los afiches... jajaja afiches, sí, pueden ver más aquí)


* Por asuntos más personales que matemáticos, la conversión efectivamente estaba mal... Es que es mejor pasar de México a Costa Rica sin hacer escalas en Estados Unidos... O sea, me salté la conversión a dólares... De todas maneras, En Costa Rica es bien fácil que en una comida completa, una se gaste sus 200 pesos en dos quesadillas, una cerveza y unos frijolitos.

9.4.08


Hasta nuevo aviso este blog se queda sin palabras. Pueden (si quieren) seguirme los pasos en

¿Por qué?

Mi otro blog, el de Sirena, ha cambiado de nombre tres veces. Bueno, en realidad cambió una vez y luego volvió a llamarse como se llamaba al inicio.

Siento que en mi vida, ha iniciado una nueva etapa y evidentemente -como todo- eso debe reflejarse en mi blog. Pero no quiero cambiarle de nombre a los Cantos de Sirena, porque en el fondo, aunque ahora me sienta como un Pescado Rabioso, sigo siendo Sirena en alguna parte de mi ser. Esa que soy y sueña, anda nadando aún por algún recóndito intersticio de eso que llamamos alma. Tiene miedo de salir, creo que el mar se ha quedado sin aguas seguras. Por eso estoy aquí, en una pecera pequeñita, mientras sube la marea.

8.4.08

El Martes de Sade

En estos días me ha dado por pensar en lo compleja que es la vida. No sé si será cierto que la infancia era fácil, debe ser efecto de la distancia. Eso me asusta, el efecto de distorsión de la distancia. En todo caso, antes el problema era me quiere o no me quiere y hasta las margaritas tenían respuestas importantes. Ahora, las respuestas no las tienen las flores, ni los días, ni los besos; no las tienen los psicoanalistas, ni los sacerdotes, ni el amor, ni la señora ciencia. Nadie tiene respuestas, nadie tiene certezas y a veces, la vida se me hace como un capricho de dioses sádicos. En todo caso, debo ser yo, que vengo defectuosa y sin garantía de fábrica: "si río muy mi risa, si lloro muy mi llanto y si al mundo no le gusta, que vaya mucho al diablo" dice cierta canción que recuerdo en la voz de Pedro Infante... yo digo que "en la vida no queremos sufrir, no, no" al mejor estilo de los Cadillacs "y sin embargo te quiero" como dice Sabina.

6.4.08

La cultura y el loco amor (Roque Dalton)

Yo le dije con toda seriedad
"qué largo camino anduve
para llegar hasta tí"
y tu me dijiste que ya parecía José Angel Buesa
y entonces me reí francamente
y te dije que los versos eran de Nicolas Guillén
y tú (que recién salías de tu clase de francés)
me contestaste que entonces era Nicolas Guillén
quién se parecía a José Angel Buesa
yo te dije que te excusaras inmediatamente con
Nicolas Guillén y conmigo
y entonces me dijiste
que el verdadero culpable era yo
por llegar al José Angel Buesa esencial
a través de Nicolás Guillén
entonces yo te dije que la verdadera culpable eras tú
por ser tan puta
y ahí fue que me dijiste perdón
estaba equivocada
no es que te parezcas a José Angel Buesa
es que eres un José Angel Buesa.

Entonces yo saqué la pistola...


Más de Roque Dalton


Yo confieso

Algunas veces callo. Lo hago con gran dificultad. Callo por no herir, o cuando trato de no darle mucha importancia a lo que pasa. Otras veces callo para no terminar herida, cuando algo es muy importante pero sólo si se ve con mis ojos.

-----------------

Esta semana, me regalaron de cumpleaños varios objetos indeseados (que agradezco por la intención):
  • Cadenas, aretes y pulseras de plata (si estoy en contra de la minería en mi país ¿cómo estar a favor de la que se hace en otros?)
  • Una blusa hermosa, muy hermosa y muy cara, que convertida en dinero habría sido un excelente empujón para el carrito. La blusa me encanta, pero sentir algún apoyo real me hubiera gustado más.

Y uno que no agradezco y pondré a circular en la primera oportunidad:
  • Una bufanda con olor a perfume, lo cual instantáneamente evoca escenas desagradables del tipo: "¿cuál de todas mis mujeres dejaría esto aquí? ah... se la daré de regalo a fulanita". Es tal vez el regalo más cargado de simbolismo que haya recibido jamás. También el más irrespetuoso y estúpido. No duele ni una pizca. En cambio, da un poco de lástima.
----------------

Es aquí, en este lugar, donde no me callo nada. Lo siento por quienes leen y descubren que hay cosas que no me atreví a decir. No se aceptan reclamos. Leer aquí es como husmear detrás de la puerta y nadie confiesa haber escuchado nada en esas circunstancias.

4.4.08

fuerza centrífuga

Nea me invitó a leer un post sobre su cama y mientras le comentaba, pensaba que no era exacto lo que iba a decir. Mi impulso me decía que no hay nada mejor que dormir en la propia cama... pero en este momento de mi vida y mi historia, sería injusto decir semejante cosa. Hay tres camas mejores que la mía (una de ellas es perfecta) y eso, por ahora, no tiene remedio. Ahora entiendo por qué despierto a media noche sintiéndome perdida, por qué abro la puerta de esta casa que antes me encantaba y hay un vacío pastoso, como esta tarde de post-lluvia cargada de humedad. Es bien curioso... el miedo era que yo dejara tantas huellas en una casa ajena, que el aire ahí quedara detenido y asfixiante... y sucedió lo contrario. Las huellas me las traje yo hasta aquí, como un camino hecho de pasos que tratan de que regrese. Mi cama es deliciosa, con edredones, almohadones de colores. Tiene a Janitzio y un fetiche mágico, pero está tristemente echada a perder. Lo mismo pasa con la que digo que es perfecta, porque en la práctica, está tan desolada como la mía.

3.4.08

Desperté en la madrugada y miré las paredes: era mi habitación. Traté de despertar, no tuve éxito. "No puedo estar en mi cuarto" -me decía- "estoy soñando, tengo que despertar para saber dónde estoy realmente. Debe ser que quiero regresar a casa, por eso sueño con ese afiche, con el clóset, la puerta del baño"... Tuve miedo, horror de no saber dónde estaba durmiendo. Luego tuve horror de saber que en efecto, estaba en mi cama, en mi habitación y en mi casa. Son las secuelas de haber dormido en 7 lugares distintos en 17 días. Más tarde abrí la puerta del cuarto y sentí que esta ya no es mi casa. Debería mudarme.

2.4.08

Chiau gati


Quiero contarte, que a mi anochecer de ayer, le sobraron cosas que ya no estorban en el sofá, sobró cerrar la puerta, sobró poner la celosía que le dio la libertad (tal vez fue demasiada). Que a mi despertar, hoy le faltaron maullidos, le sobraron dos manos que no sirvieron las bolitas, le sobró el agua al plato, le sobró un dolorcito al corazón.

Quiero contarte que a mi tarde, le faltan unos pasos callados, le faltan las pelusas a mi ropa negra y a mi cama. Me sobra un nombre y un amor que no sé bien dónde poner a descansar. Que me sobran fotos y que siempre faltará un último abrazo suavecito.

En todo caso, quiero contarte que nuestra casa está más vacía. El único consuelo es mirar el calendario.

1.4.08


Postal 1
Me pregunto qué pasa si no sonó el despertador. Minutos después ya estamos dándonos besos en el aeropuerto, haciendo escenas de películas cursis. En esta no hay aplausos del público. Tomamos el metro y nos vamos a dormir.

Postal 2
Mi hermano entiende poco, mi hermana entiende menos. No es el mejor día para presentar a la familia, pero da lo mismo. Ya está, prueba superada. Seguimos abrazándonos cada cuatro segundos y medio. Necesitamos reserva para el invierno en primavera.

Postal 3
Siempre llegaremos tarde a todo. Debo recordar eso.

Postal 4
Los buses muy espaciosos no permiten romances.

Postal 5
La ética, la moral, las leyes, los derechos... Un cínico y una idealista discuten en el camino a Morelia. Ella llora por una imagen que aparece en su cabeza, él dice -como siempre- algunas palabras mágicas y borra esa imagen para siempre.

Postal 6
Llegamos donde la que jala el carrito y su príncipe. Nos reciben con cena, tomamos vino y nos encontramos como viejos amigos. Aquí la nueva soy yo, pero no se nota. Tenemos mucho que aprender de esta casa, de este proyecto, de este sueño hecho realidad.

Postal 7
Sin un café cargado corriendo por mis venas, soy una insoportable niñita con dolor de cabeza, pereza de caminar y cara larga. Más vale que lo recordemos la próxima vez.

Postal 8
Los temas escabrosos es mejor hablarlos de una vez. Sólo para no cargarlos en las mochilas y poder llenarlas de dulces michoacanos.

Postal 9
Microbús, ruta gris, Morelia. Vamos rumbo a la terminal de autobuses que nos llevarán a Pátzcuaro. Nuestro amigo el chofer escucha música argentina, nos sorprende "Te quiero igual" de Calamaro. Cantamos y no existe más mundo que ese sillón, esa calle, ese momento y esa letra.

Postal 10
Consejo para turistas: no compren los charales en la lancha de ida a Janitzio... los que venden allá estarán más gorditos y frescos.

Postal 11
"Está bien, subiremos a ver a Morelos aunque se me acabe el aire en el intento". No sabíamos que en esas escaleras de caracol, la palabra "todo" cambiaría por otra. No fue una revelación sino una revolución.

Postal 12
Señor macho mexicano, no deje usté que su vieja le hable de esa manera... aunque las quesadillas estuvieran bien buenas.

Postal 13
Mango, melón, manzana, pepino, jícama, cebolla, jugo de naranja y queso (sin chile para mí)... así son los gazpachos morelianos.

Postal 14
No entendí si deberíamos llamar a la ambulancia o llevarte en taxi querida amiga... al final los hombres hacen lo que les da la gana (casi siempre al revés).

Postal 15
Sí, en efecto, siempre llegaremos tarde a todas partes. Da lo mismo, yo sin vos, ya no voy a ningún lado.

Postal 16
En los buses muy espaciosos puede pasar cualquier cosa.

Postal 17
Esa luna que has visto mil setecientas dieciocho veces, a mí me causa una emoción indescriptible.

Postal 18
Hay pocas cosas mejores que mirarte dormir y desaparecer tus pesadillas con un abrazo.

Postal 19
En esta ciudad, puedo perderme estando en la misma cuadra que la casa.

Postal 20
Hacer una lista de los libros deseados será definitivamente una actividad cotidiana.

Postal 21
Hoy la familia está de fiesta. Ahora sí formás parte de la foto.

Postal 22
La próxima vez, debemos comer el brownie entero.

Postal 23
¡Wow!

Postal 24
¿Y si no despertamos jamás?

Postal 25
Escena de aeropuerto con mis lágrimas y -como siempre- tus palabras mágicas.

Postal 26
Janitzio estudiará filosofía.

Postal 27
Desde la ventana del hotel se mira un enorme agujero.