11.4.08

Castración Cristal

En mis búsquedas hacia la autosuficiencia femenina, hasta ahora no me había encontrado con algo que no pudiera hacer... (me refiero a quehaceres del hogar y afines, no a la diferencia sexual y esas cosas de otro costal).

Estoy lo que se llama maldita (en otras palabras, furiosa): no sólo necesité que mi vecino subiera el garrafón de agua que compré sino que hasta este momento no he podido quitarle el tapón a la botella ni colocarla en el dispensador. Estoy esperando a los amigos que vienen más tarde para que se ocupen de las labores que al parecer, son netamente masculinas (o requieren fuerza que yo no tengo).

Mi orgullo por saber conectar una termoducha se ha ido por el desagüe...

No hay comentarios.: