8.4.08

El Martes de Sade

En estos días me ha dado por pensar en lo compleja que es la vida. No sé si será cierto que la infancia era fácil, debe ser efecto de la distancia. Eso me asusta, el efecto de distorsión de la distancia. En todo caso, antes el problema era me quiere o no me quiere y hasta las margaritas tenían respuestas importantes. Ahora, las respuestas no las tienen las flores, ni los días, ni los besos; no las tienen los psicoanalistas, ni los sacerdotes, ni el amor, ni la señora ciencia. Nadie tiene respuestas, nadie tiene certezas y a veces, la vida se me hace como un capricho de dioses sádicos. En todo caso, debo ser yo, que vengo defectuosa y sin garantía de fábrica: "si río muy mi risa, si lloro muy mi llanto y si al mundo no le gusta, que vaya mucho al diablo" dice cierta canción que recuerdo en la voz de Pedro Infante... yo digo que "en la vida no queremos sufrir, no, no" al mejor estilo de los Cadillacs "y sin embargo te quiero" como dice Sabina.

4 comentarios:

tirso dijo...

Yo, lo que es yo, el otro día descubrí que podía jugar videojuegos de cuando tenía 8 años en la compu. Son muy diferentes a lo que recordaba, pero no toda distorsión es mala, las cosas se metamorfosean extrañamente y dejan una estela de manifestaciones bellas.

Julia Ardón dijo...

si ves en un videoclub una peliculilla llamada "How the bleep do we know" alquilala y la ves...nada más, así...sin prejuicios...

La verdad no sabemos nada...y esa es la maravilla.

Ana dijo...

Tal vez no sea el efecto de la distancia, tal vez de verdad era más fácil y MUY probablemente a partir de estas realidades nuestras... Habrán algunos por ahí que no dirán lo mismo, con efecto de la distancia o no.

Y las respuestas... las pocas que aparecen generan más preguntas e inevitablemente sí siento que cada año que pasa se multiplican

Pescado Rabioso dijo...

Tirso! Hmmm ¿qué son esas horas de comentar? Buhhh, no dormiste nada... Y yo sin poder darle x'bokits a la señora ciencia para que te deje un momentito tranquilo.

Julia: Trataré de recordarlo. Gracias!

Ana: se multiplican, se reproducen como lombrices (no sé cómo se reproducen esas pero siempre son miles y miles).