18.4.08

Es que una nunca sabe...

Sábato decía que no es posible saber cuáles son las consecuencias de nuestros actos, hasta que estamos en nuestro lecho de muerte. Por eso es que la vida es una enorme pregunta. Lo bueno, es que a veces una respuesta puede ser tan hermosa, que importa muy poco que todo lo demás esté en la incertidumbre.

Nunca debemos cortarnos las alas. Para eso hay vuelos compartidos.

1 comentario:

nea dijo...

Me encantó eso de "No debemos cortarnos las alas. Para eso hay vuelos compartidos" , porque ponernos una venda en los ojos, no nos dejan ver "los vuelos compartidos"