14.4.08

Tareas cumplidas I y II

Los cuatro hablamos de eso muchas veces ¿cómo se elige una carrera? ¿se está listo a los 17 años para definir qué se quiere hacer en el futuro? ¿Cómo se pone una la casta de valiente para pasarse de lugar? ¿cómo se mantiene una firme frente a las expectativas de los demás? ¿se puede ser feliz con lo que se estudia?

Y esta semana, en La Gran Semana, se cumplen tres tareas importantes. Mi tarea sigue pendiente, pero ese tema no va en esta canasta... tampoco va la tarea III... Este post trata de quienes sí logran cumplir sus objetivos y superar los obstáculos del sueño, del tedio, la pereza, las dudas, las gabachas manchadas, las operaciones matemáticas absurdas, las ferias científicas y de negocios, las lechugas hidropónicas, los conjuros explosivos o zombies, los profesores aburridos, las profesoras locas, las asistencias a estudiantes que no saben dónde está Europa, los compañeros de grupos de trabajo, los compañeros de laboratorio que robaban el sueño, los pendejos, las paquitas, los desvelos y sobre todo, las procrastinaciones.... Oh sí, las procrastinaciones como este mismo post en esta tarde de feriado supuestamente dedicado a mis tareas pendientes...

Pero vale la pena, porque estamos de fiesta... Esta semana,en La Gran Semana, se gradúa la Ana de bachiller en una carrera a la que intentamos por todos los medios ponerle pizcas de poesía pero ¡qué va! y aún así, ¡lo lograste Anita! Y lo mejor de ese logro es que te fuiste con todo y maletas donde sí están las semillas de los árboles mágicos... y vas a poder complementar las dos cosas... así será.

Y vale más la pena (más porque costó más... yo comprendo y padezco de lo mismo) celebrar que también se licencia en conjuros venenosos nuestro querido amigo Cianuro... dejando vacante la presidencia del Comité Central de la Procrastinación (puesto que por supuesto, ahora ocupa esta, su servilleta).

Hoy no se FIA, mañana sí... Esta semana, lo "in" es graduarse. ¡Felicidades Marañones!

2 comentarios:

Ana dijo...

La poesía se la voy metiendo por las grietas que han ido apareciendo... total nada es de un color u otro porque he encontrado miles de matices de por medio (eso en las otras aulas donde crecen los árboles).
Se siente mejor saber que de esas manos a las mías cambia el estado de la materia, y que yo puedo hacer con eso lo que quiera... por eso sigo ahí.
¡Mil gracias Sirena!

:: Cianuro :: dijo...

yo por mi parte voy cerrando mi laaaargo y tormentoso romance con la señora ciencia.. ahora me dedicaré a ella sólo si me paga (no se piense mal.. es el fruto de una década de atomismo).
Gracias Sirena por las porras (las presentes y las pasadas.. todas se cuentan)...

Y a seguir empujando carritos.. eso es lo importante!!