28.5.08

Mi vecina estuvo en casa el otro día. Necesitaba que le hiciera un milagro (que su compu no se pegara por su mala Vista que no corre con 1 Gb de memoria Ram). Le hice el milagro... digamos... aunque hay que exorcizarle la compu para eso. No era ese el tema... es que no pude evitarlo...

La cosa es que de pronto, mi vecina me preguntó si mis abuelos estaban vivos o muertos y si uno de ellos era calvo. Le dije que están muertos los dos y que sí, uno de ellos era calvo (bueno, dos, porque yo tenía tres abuelos)... "¿alguno era campesino? es que acabo de ver un señor campesino salir de tu cuarto, estaba descalzo, llevaba pantalón azul".

Mi vecina es indígena maya, así que me explicó que en su cultura, las personas cuando mueren, se quedan de alguna manera entre nosotros y que ella tiene esa habilidad para ver. También me dijo que su forma de saber si ese espíritu que ronda tiene malas o buenas intenciones es sintiendo su reacción: si ella se asusta, las intenciones son malas. "¿Y estás asustada?" le dije... la respuesta fue un "no".

Fue bien extraño todo, sobre todo porque yo nunca pensé que aquello que me decía era descabellado, ni siquiera sentí que fuera extraño o inusual. El hecho de que haya un campesino habitando en mi casa -un campesino que no tiene nada que ver con mis abuelos- se me hace tuanis. A mí me caen bien los campesinos y confío en ellos (obviamente estoy jodida con mi imaginario del labriego sencillo, pero es que tantos años de escuela no se borran así no más). Tal vez si me hubieran dicho que el espíritu de Reagan ronda por mi casa habría sacado a relucir mi racionalidad para librarme de eso a cualquier costo.

A ver ¿qué dice la señora ciencia al respecto?

No hay comentarios.: