23.5.08

Polaroid de locura ordinaria

Es curioso. Hoy me acordé de ella. La vi en el metro, se dormía de pie sosteniéndose torpemente con el tubo. Ningún caballero le dio su asiento. Yo sí. Estaba vestida de enfermera. Se sentó y comenzó a llorar, mientras yo intentaba imaginar -sin éxito- qué podían haber visto esos ojos en ese largo día de trabajo. Me pregunté también si sería que lloraba de cansancio. Se puede llorar de eso. Puedo decir que para quien está del otro lado de la ventana, es de las peores cosas, porque no hay ayuda posible para dar. Sólo se puede dar el asiento.

-----------------------

De vez en cuando mis vecinos me ven salir a pie y regresar con una bolsa de "comida" de KFC. El ritual se repite cada vez que los ánimos andan bajos. No sé muy bien porqué. ¿Será que en esos días siento ganas de envenenarme?

------------------------

La bolsa de chatarra se complementa con la cama sin hacer, la persiana sin levantar y -usualmente- Billie Holliday o Radiohead como música de fondo. Hoy no. Debe ser que la lluvia es suficiente.

No hay comentarios.: