26.6.08

Cartas al viento

Fijate que estoy cansada, un poco... tal vez es triste, no lo sé.

Aquí en esta ciudad hay amigos pero el problema son los espacios de soledad, verme caminando por esa plaza que intenta ser una réplica de esa que está cerca de tu casa y sentirme extraña, extraña dentro de mí, dañada (ajá, sí) y bastante perdida a pesar de saber bien la calle, la avenida y los pasos que estoy dando.

Fijate que ayer fui al mercado central, pensé en comprarte una libreta pero me llené de miedo. Creo que eso es lo peor de todo, ya no te llevo conmigo a todas partes.

Y fijate que intenté probar otro sabor y no pude. Al menos te lo cuento para que sepas que esa puerta está abierta, para los dos y que no es grave (al menos necesariamente).

Ah sí y me dijeron que estás bien, pero decime ¿eso qué es?

No hay comentarios.: