2.6.08

¿Qué no puede la vida ser como Last.fm?

Todo está para la mierda... pero eso de quedarme tirada en la cama en posición fetal ya no es lo mío... lo mío es navegar en la Internet simulando que trabajo y encontrándome cosas bonitas para perder el tiempo y distraerme de la desgracia propia.

Por ejemplo... desde hace días me enamoré de Last.fm, me parece el mejor invento que haya dado la web 2.0 hasta el momento. Yo pongo "estación Chava Flores" y me hago un notón tipo Radio Sinfonola que es una maravilla... pongo "Death Cab for Cutie" y me pone puras cosas tuanis (como Franz Ferdinand) para escuchar... música que nunca habría encontrado si no fuera porque muchas personas dijeron que esos grupos más o menos se parecían a Death Cab for Cutie y así... y pido rock mexicano y puedo darme el gusto de vetar a Maná, a Alex Syntek y esas fresadas... para poder oir a Botellita de Jerez y La Maldita... Y claro, yo soy todo un reto para LastFM porque he pedido desde Radiohead y Jorge Drexler hasta Haydn... Crear un perfil para mí debe ser bien difícil... Igual, es el mejor invento que existe desde que salieron al mercado los yoyos... (bueno, ya me entró lo que mi abuela llamaba "el desatino").

Y otro ejemplo... Tu Babel... ¡qué genialidad eso de hacer un diccionario de regionalismos donde una puede agregar -así como por casualidad- la palabra "cabanga"! Es de lo más chiva y tuanis que hay. Es un chunche del que uno no se agueva jamás, se puede pasar el día entero jeteando ahí.

Y sí, me pregunto si la vida puede ser como Last.fm... así podría vetar a la gente que nunca quiero ver, a la que habla sólo temas aburridos o tiene un tono de voz que me irrita...

1 comentario:

Andrés dijo...

Sí, last.fm es una maravilla y como vos decís, es capaz de satisfacer los gustos más dispares.

Además, el reproductor es libre y está disponible para GNU/Linux. Ya con eso me caen bien :-)