3.8.08


Cuando te dije un día de esos muchos que a la vez son pocos "Falta me hace esa lección de la paciencia y si me enseñas, estaré eternamente agradecida", no imaginaba cuántas pruebas, cuánta paciencia ni cuán difícil sería.

Ahora mismo, no parecen tener sentido el tiempo, ni las palabras.

Pasaron 377 días entre la intención de robar un beso y el robo consumado. Pasaron más de 500 días entre la promesa de un café y esa tarde de un capuccino sin espuma. Pasaron más de 530 días entre mencionar a Pedro y que me llevaras a ver el lugar donde ya no está el monumento que conmemora su muerte.

Han pasado más de 746 días desde que dijiste "hay quien dice que la mejor manera de regresar de una ausencia que se prolongó definitivamente más de lo debido es con la respuesta a una pregunta" y la GRAN pregunta, la posibilidad sigue abierta.

Me dijiste: "rara vez llego del punto A al B a través de una linea recta. Prefiero, por mucho, la espiral". Pasaron millones de letras antes que yo comprendiera el significado de esas palabras.

Han pasado 58 días desde tu último paso y aún no sé en qué tipo de laberinto estamos. Si decías tu verdad, si es uno en espiral (sin vías muertas ni callejones sin salida), puedo elegir esperar en el punto donde estoy hasta que me alcances. Si es uno barroco, es posible desencontrarnos para siempre, estar caminando al lado y sin embargo, permanecer separados por una pared.

Dicen que el verdadero laberinto es el que deja salir recorriéndolo sin vías muertas: sólo hay que tener paciencia para no volverse atrás. También dicen que La Tierra nació a partir del movimiento en espiral de una nube de gas y polvo cósmico.

La Tierra nace, como nace el amor y descuidamos el amor, como descuidamos a La Tierra.

-------------------

La imagen es parte de "Laberinto", una instalación de Ernst Kraft.

4 comentarios:

10.21 dijo...

¿sabías que en mi rider este blog se sigue llamando "desenCantos de Sirena"?

Sirena dijo...

En realidad... así se llama el blog la mayor parte del tiempo... en una racha de optimismo le cambié el nombre al original pero si se lee bien (como vos), siguen siendo desenCantos.

Humo en tus ojos dijo...

Pensaba, que quizás, descuidamos estas cosas porque es mucho más fácil cuidar de llos dibujos de líneas rectas, al fin y al cabo para eso están las reglas y con eso se garantiza que el dibujo no quede mal... pero es que una espiral, ni con una regla de curvas de las flexibles. Quien no tenga gracia, ni paciencia, mejor que se dibuje una vida de líneas rectas...

Capitán Melcocha dijo...

porque eso me recuerda cierta historia de cierta mujer que se me aparece cada cierto tiempo??