27.9.08

Pendejos S.A.

Toda la conversación se da in inglich:

- ¡Qué lindo collar! ¿Qué piedras son esas?
- No son piedras, son granos de maíz y frijol. Lo compré en Oaxaca.
- ¡Oh, debí haberme casado con una mujer como vos, es más barato que comprar oro y diamantes!
- No me gustan el oro y los diamantes
- ¿Por qué? ¿Cómo? ¡Eso no puede ser!
- Hoy es domingo, no quiero hablar de política
- ¿Qué tienen que ver el oro y los diamantes con la política?
- ¡PLOP!


* Yo puedo entender que alguien no lea noticias... pero que no vea ni las películas nominadas a premios Óscar es demasiada pendejada.

26.9.08

La Gran Estafa

No sé muy bien cómo ocurrió. Si tuviera que explicarlo superficialmente, se me ocurre esta serie de acontecimientos:

Él me invitó a tomar un café. El viaje era largo, implicaba incomodidades, invertir algo de dinero, tiempo de vacaciones. La inversión de dinero (tal vez fue un gasto, aún no lo sé) no importa mucho, es el gasto de poesía lo que realmente pesa, el desperdicio de muchas cosas intangibles e irreparables.

Sigamos... El viaje era largo pero de alguna manera, la invitación a una taza de café parecía valerlo.

Una vez que nos sentamos a conversar, el aroma del café inició sus poderosos efectos. Después, él me mostró el brochure de un hermoso lugar. Es tierra firme me dijo, nada de islitas... una vez que lleguemos ahí Sirena, ya no tendrás que nadar nunca más en las-olas (las olas y las noches solas). De muchas maneras, sonaba maravillosamente bien invertir en esa oferta de tiempo compartido. Parecía ser el mejor compañero para firmar contratos, aunque por ahora, la mayor parte de los recursos los aportaría yo. Se suponía que poco a poco, crecerían sus fondos y él podría cumplir mejor con su parte del trato. De eso se tratan las inversiones ¿no? aunque un buen día, se descalabre La Calle de los Muros y una termine rompiéndose la cara contra uno de ellos.

La historia tiene un largo desarrollo que no hace falta relatar. Algun@s de ustedes la han leído completa y entre líneas. Por patética y repleta de floridas palabras que haya sido, la historia que estaba aquí estaba hecha de palabras verdaderas y plenas, no eran palabras vacías ni elaborados discursos sabrosamente aderezados con conceptos complejos y algunas dosis de autocompasión.

El punto es que ahora sé que todo el acuerdo se basaba en premisas falsas. Cuando se parte de una premisa falsa, se puede avanzar durante muchas horas, días, meses, planteando proyectos y construcciones sin dudar de la realidad de su potencial de ser concretas alguna vez. Una vez que se descubre que el punto de partida era una mentira, inmediatamente se invalida lo que había antes, no existe más. La realidad se presenta de otra manera y esos mismos elementos que antes formaban la tierra firme sobre la cual se construiría todo un complejo para el disfrute, se acomodan por fin en sus lugares despiadados y crueles.

No sé si se entiende. Los personajes, escenarios, líneas de guión, vestuario, iluminación, perros lanudos que se aparecen adornando las escenas, pasajes de avión... los elementos siguen siendo los mismos, pero la película es otra. No era Murphy quien dirigía, era él. ¿Han visto alguna de esas? Es como en Los Otros... es el final el que nos permite resignificarlo todo y poner las cosas en su justo lugar.

Por eso, lo que antes dolía ya no duele, porque el dolor provenía de ese lugar donde estaba el amor. Yo no sabía pero estoy convencida ahora de esto: cuando el objeto de amor se devela como una premisa falsa, lo demás ya no se sostiene más.

En otras palabras: por mí, él puede irse a la mierda con un pasaje sin regreso, aunque argumente que todo fue un accidente donde nadie es responsable de la muerte. No es posible declararse inocente cuando se sabe que uno es un coche que anda sin frenos y aún así le pide a su incauta pasajera que no se baje nunca; cuando se le suplica a la incauta pasajera que acompañe, que no abandone el viaje para después mirar de frente una pared y tirarse por la ventana sin avisar. De más esta decir que cuando el choque era inminente, esta pobre incauta pasajera iba dormida, confiando en la buena voluntad del conductor, sin saber que estaba haciendo el papel de Crash Test Dummy.


"Vince and Larry: Dummies Uncensored"

24.9.08

Cedro Amargo



Una de las canciones que más me gusta(ba)n es esa de Jorge Drexler, la de "todo se transforma" que describe de formas maravillosas los ciclos de la vida, eso de sembrar un jardín, cuidar de él y aceptar que nos saquen a punta de palabras, de ese que considerábamos nuestro lugar. Suponer que el jardín que nos espera es otro que alguien más sembró y vio crecer.

No sé quién inventó esas putas leyes, yo no creo en dios.

Hay otra puta ley que transforma las cosas en lo contrario, esa de los extremos que se tocan. La vida y el amor se encuentran con la muerte en algún punto. Por eso hay que ser prudentes cuando se pide un deseo. Demasiado amor puede dejarnos dentro de un cofre bajo la tierra o como un puñado de ceniza dentro de una cajita a la que se hace un altar. En lugar de hacernos el amor, nos encienden velas y nos recuerdan sólo un par de días al año.

No puedo explicar. Es imposible explicar el vértigo. Y yo sigo escribiendo, llenando de palabras este lugar que hoy más que nunca, es el absurdo mismo. Lo cerraría, de no ser porque lo he hecho antes y no soy capaz de apegarme a mi decisión. Jamás lo cerraré, se irá muriendo poco a poco conforme vaya durmiéndose la poesía. Sin agua, sin sol, sin tormentas y sin palabras, se irán secando los guanacastes y se marchitarán los algodoneros.

Entonces un día, regresaré a leer quién era yo, cómo sentía y cómo amaba. Seguramente me burlaré de mi tristeza. Por ahora, ese derecho se lo dejo a las moscas. Inviten a los gusanos. Cómanme.

22.9.08

L-evitando

Se está cayendo el mundo dólar por dólar
A Evo le están robando la tierra donde pisa, ayer, hace 516 años, mañana
Están cayendo bombas en las plazas
Está naciendo él en medio de este cementerio
Y yo, de tanto sostener, ya ni siento
mi cuerpo sigue aquí pero yo (la que soy yo) ya me subí en el avión
De tanto evitar extrañar y entristecerme
ya ni puedo escribir, ni puedo hablar, ni sé abrazar

21.9.08

Días como agujas

Estoy tan solo, amor, que a mi cuarto
Sólo sube, peldaño tras peldaño,
La vieja escalera que traquea.

(no lo escribí yo, sólo lo llevo puesto)

19.9.08

deseo

Transmutación (o el odio como combustible de arranque)

Hay pocas cosas tan estúpidas como decir que una puede enamorarse mil veces más, "Pasar por el dolor, revolcarse y sacudírselo y volver a lanzarse al vacío".

Hay pocas cosas tan tristes, como reconocer frente al espejo que es el propio blog, que no bastó con escribir estupideces, sino que otra vez debo repetir el dolor de arrancarme de una telaraña.

Hay pocas cosas tan lamentables, como esta absoluta y negra certeza de que esta telaraña está más adherida que ninguna. Que me cubría. Que yo pensaba que era algodón de azúcar. Y que no.

Lo peor de todo es estar segura de mi supervivencia. Sobrevivir a la ilusión y la esperanza es como sembrar en una tierra envenenada por Bromuro de Metilo. Sobrevivir a lo cobarde de tu ausencia, seguir aquí sabiendo que todo (eventualmente) estará bien, no le hace méritos al acontecimiento en la línea de mi vida.

Y sin embargo, por mucho que lo neguemos, siempre fuimos un acto de fe. Nada menos pero también nada más.

18.9.08

Realidad 7 Sirena 2 (primer tiempo)

Hay cosas que no quiero exportar. No quiero exportar algunas partes de mí que no me gustan o me colocan en ciclos eternos de repetir y repetir y repetir las mismas escenas.

Pero sé que las llevo, porque esas no van en las maletas. A esas no puedo dejarlas en una caja guardada en casa de mi hermana, tampoco puedo prestárselas a nadie por un tiempo, ni ponerlas en la canasta que ahora mismo está en la sala para que todos los que vengan de visita se lleven algo de mi casa (por cierto, ahora hay pañoletas y otras cosas más... ¡venga por su souvenir!).

Sé que las llevo, pero tengo la esperanza de no traerlas cuando regrese aquí. No creo en los poderes mágicos de la huída, no pienso huir de ellas, pienso desenredar los hilos que las tejen y hacer nuevas madejas con lo que sí quiero dejarme.

Soltar. Es muy curioso que lo que debo soltar me está esperando allá. Por eso tengo que exportarme tal cual, porque hay un paso enorme que debo dar antes de sacar las tijeras y cortar un sueño del que ahora mismo queda apenas un nudo.

15.9.08

Primer Round: Realidad 3 puntos Sirena 0.5 puntos

No me duele ninguna parte del cerebro. Es otra de tus mentiras, decir que es ahí donde se esconde el corazón.

Cerca es lejos en el mundo al revés




Tomorrow Is A Long Time


If today was not an endless highway,
If tonight was not a crooked trail,
If tomorrow wasn't such a long time,
Then lonesome would mean nothing to you at all.
Yes, and only if my own true love was waitin',
Yes, and if I could hear his heart a-softly poundin',
Only if he was lyin' by me,
Then I'd lie in my bed once again.

I can't see my reflection in the waters,
I can't speak the sounds that show no pain,
I can't hear the echo of my footsteps,
Or can't remember the sound of my own name.
Yes, and only if my own true love was waitin',
Yes, and if I could hear his heart a-softly poundin',
Only if he was lyin' by me,
Then I'd lie in my bed once again.

There's beauty in the silver, singin' river,
There's beauty in the sunrise in the sky,
But none of these and nothing else can touch the beauty
That I remember in my true love's eyes.
Yes, and only if my own true love was waitin',
Yes, and if I could hear his heart a-softly poundin',
Only if he was lyin' by me,
Then I'd lie in my bed once again.

(al parecer, las canciones mas hermosas
las escribió Bob Dylan)

Una por otra

No sé ni siquiera lo que siento. Sólo pensé que debía correr a escribir, como si las letras sirvieran para expresar un dolor que no es dolor, una mentira que no es una mentira, un hasta pronto que puede ser un adiós definitivo. Igual lo intento, necesito saborear la idea, aunque sepa muy mal.

Anoche me despedí de muchos amigos y amigas, los invité a la que será mi nueva casa, bailamos "pronto llegará, el día de mi suerte...", brincamos al ritmo de tambores y cencerros, cantamos acompañando a la guitarra. Sólo lloré tres microsegundos cuando 10.21 se puso con esa cara de triste que le da cada vez que me ve, cuando me dice "no se vaya señorita Sirena" y cinco microsegundos cuando D. cantó una canción de esas que hace flashbacks de aquellas épocas rayuelescas.

Anoche, la fiesta fue como de película: terraza, hermosa luna, mucha música y baile, grupo en vivo, muchos licores y comida. Era de película, pero con el casting elegido por mí. Casi toda mi gente más querida estaba presente (aunque el casi me hace extrañar a algunas personas fundamentales para mí). El asunto es que el hasta pronto no dolía, era pura y completa fiesta, optimismo, buena vibra.

Pero no venía corriendo a hablar de eso.

Hoy pasé la tarde con ella. Nos fuimos a su casa a instalar el Skype. Dice que tal vez este sea un adiós, que es posible que no nos veamos "por algunos años más". Y yo no creo en el cielo, "unos años más" es un nunca. Sé que tiene 82 años. Sé que me voy y tal vez, no volveré a verla de nuevo. No vamos a ir a las revueltas políticas, no vamos a tratar de comprender el país tomando un café. No voy a poder liberarle su compu y cambiarla a Ubuntu.

No lloré frente a ella. Nos inventé un plan: "si gana el Frente en El Salvador, vamos a ir a celebrar con don Amor". "El candidato no me gusta"- me dijo. "A mí tampoco pero igual...". Si eso sucede y ella está bien para marzo, habrá que hacer la despedida como se debe, viviendo un sueño.

13.9.08

El pollo para el mole

Estoy cocinando. Gasté todos los ajos, una cebolla grande, pedí una olla prestada a mi vecino. Gasté el orégano, los cebollines secos... me gustó terminar con un frasco de especias sabiendo que el próximo que abra será en otra cocina... lo que más me gustó es pensar que estoy cocinando para mis amigos, para decir un hasta pronto.

Casi nunca cocino. Las personas que han probado mis comidas elaboradas (o sea, cualquier cosa que requiera más de media hora de preparación) saben que asistieron a un acontecimiento. Cuando cocino, lo hago con mucho amor y ganas, por eso no lo hago todos los días ni para cualquier persona.

Estoy cansada. Estos días se han convertido en una carrera contra el tiempo. Demasiados trámites, demasiado tráfico, demasiada tristeza entremezclada con demasiada emoción. Estoy cansada pero escucho mi playlist que se llama "optimista" y ya comienza a oler rico en la cocina.



------------------------------

De última hora: Ya no hay amargurita. Gracias por sus votos (excepto a lqs 5 que escogieron "me importa un bledo lo que hagás" porque entonces, sólo vienen a espiar y a dejar mala vibra).

11.9.08

ANImal adverSARIO

Hoy fue otro 11 de setiembre. Cada vez que miré la fecha sentí ganas de llorar. Hoy me dijo H. que ese día, supo que todo el trabajo de su vida se había ido a la mierda. Los demás, aún no se han dado cuenta que nuestros sueños también murieron ese 11 de setiembre. Tal vez no murieron. Me consuela el deseo. Sólo les tiraron ácido encima y aún no han podido renacer.
En días como este, la certeza de la eterna, continua y constante ausencia de tu abrazo, me pega un tiro en la parte del cerebro donde está el corazón.

10.9.08

T TD










(la imagen me la traje de aquí)

Al rey, a la María Teresa, al Real Madrid: ¿por qué no se callan?

Como da mucho asco saber que al prescindente del país que nos queda, lo presentan como: ""un referente para el socialismo democrático" y "un hombre grande de América""... hasta La Nación ahora le dice "Áscar"...

9.9.08

tengo mucho sueño y no puedo pensar un título

Uno de estos días dije una estupidez (seguro dije más de una pero me refiero a esta en específico): dije que "me pregunto si la vida puede ser como Last.fm... así podría vetar a la gente que nunca quiero ver, a la que habla sólo temas aburridos o tiene un tono de voz que me irrita...". Hoy, creo lo mismo, ojalá la vida fuera como last.fm pero por la razón contraria: tendríamos una manera de conocer mucha gente por pura afinidad, gente con la que nunca nos hubiéramos encontrado.

Igual no importa, la vida se encarga de todas maneras de ponernos en el camino la gente que nos cae bien y la que nos cae mal, la que nos quiere hacer daño, la que nos ama, la que nos acepta como somos, la que nos quiere cambiar... necesitamos encontrarnos con todo tipo de gente para aprender, para defendernos, para enamorarnos.

Todo esto viene, por estos rollos de las redes sociales y la tecnología... A partir de un episodio de reconocimiento virtual (digamos, así como eso del reconocimiento facial de las películas de policías) me puse a pensar en el cambio tan brutal que ha sucedido y que a la vez, sigue siendo lo mismo: igual, igual que antes, yo podría decir con mi reconocimiento virtual "alguien con un carro azul marca x, con aros de lujo, vino a mi casa y me tiró en la puerta una bomba de pintura" (alguien me hizo visita desde su compu con x sistema operativo, x navegador y x resolución de pantalla). Igual que antes, un carro igual no significa que sea el mismo... pero algo es algo.

Ya ni sé muy bien el tema ni el punto... tengo demasiado sueño... sólo me hace gracia pensar en esas cosas... sobre todo cuando veo que mucha gente visita este blog, buscando la respuesta a preguntas como: "¿cómo convertirme en sirena?" o la ganadora de todos los tiempos: "¿cómo ser una puta en la cama?". Para ambas preguntas la respuesta es la misma: ¡lanzándose al agua!

7.9.08

Para no olvidar, colgaré nubes del techo

Siempre me ha disgustado ese de "vive cada día como si fuera el último". Me molestan todos esos lemas que están hechos para la gente simple. No está mal ser simple, simplemente son formas de ver la vida y de encontrarse con el mundo. Simple es lo contrario de complejo y esos lemas me enojan porque no puedo usarlos para nada. "Sé tú misma" o "Just do it", son lo mismo.

Mi hermana por ejemplo, es una chica simple. No se complica. Nunca tendría las historias que tengo yo para contar pero quizás por eso ha sido más feliz. No sé si más, tal vez ni siquiera se pregunta qué es ser feliz. Me da la impresión de que ella vive cada día como si fuera el último, sin caer en la pasión que implicaría ese lema para alguien como yo.

Vivir cada día como el último, en el caso de ella, significa andar liviana, no preocuparse demasiado, no esperar demasiado de la vida, no buscar mucho y encontrar poco pero estar satisfecha. Si yo tomara ese lema como guía de viaje tal vez mi hermana tendría que mantenerme... porque yo tomaría un avión y medio para acompañar un café.

Ya ni recuerdo por qué me salió el tema...

¡Ah sí! Anoche no pude dormir. No pude dormir por arrepentimiento. Me castigué con el insomnio por no padecer de insomnio y hoy he pasado el día entero recordando uno a uno los días de una semana y contando las horas que desperdicié. De haber vivido cada día como si fuera el último, en lugar de las pastillas para una alergia que no es mía, habría tomado cafeína. Me habría quedado despierta sólo para mirarlo hasta que el sol le peinara las pestañas. Le habría contado una a una las arrugas. Me sabría de memoria su cara. Y esa noche, cuando apareció el miedo envuelto en una pesadilla, lo hubiera abrazado más o le hubiera pedido que saliéramos a mirar el amanecer desde la azotea.

No todos los días merecen ser vividos como si fueran el último. La clave está en aprender a reconocer los que sí y por supuesto, en no preferir horas de sueño a horas de amor.

5.9.08

Pendejas S.A.



Una fiesta desagradable a la que no quería ir. Aparece esta chica contorsionándose, embutida en un vestido negro, cabello largo alborotado, indomables zapatos de tacón. Nosotras somos un trío de chicas, ella se acerca y comienza a hablar: "sí, me vestí elegante... ¿no que esto es una boda? No importa que sea de broma, hay que vestirse para la ocasión... jajajaja jijijijijij... y ni sé caminar con tacones, pero me encanta... me encanta cómo me veo con tacones... no sé caminar ¿me vieron? ¿casi me caigo? ¡me importa poco, me veo divina y no me importa! jijijiji jajajajajaja. De pronto, mira mis botas rojas destaconadas... mis jeans gastados y mi cara sin maquillaje... Mis amigas huyen despavoridas, no me doy cuenta hasta que la chica en cuestión ya está sentada a mi lado diciéndome: "ah, es que sos feminista... yo también soy feminista, no creás que porque uso tacones no soy feminista... pero es que sí, yo también soy como vos...". Le digo que no soy feminista, ella insiste: "sí, seguro ye estás vomitando porque me ves así vestida, pero no, yo también soy feminista... ¿por qué me hacés esa cara? ¡querés como salir corriendo!". Le digo que sí, que quiero salir corriendo y le pregunto si ella sabe hacer algo más que hablar de zapatos de tacón. "Yo soy como vos, así, sincera... me encanta la gente sincera... yo soy así, nos parecemos mucho en eso... pero lo que pasa es que yo, si no estoy borracha o drogada, no puedo hablar con la gente...". En este punto, evidentemente... estaba al borde de ahorcar a la chica en cuestión... así que dirigí mi mirada hacia cualquier parte y deliberadamente, dejé de poner atención. La chica se levantó del sofá y comenzó a sonar sus tacones tric trac tric trac hasta llegar a los regazos de un hombre que le babeara y la escuchara por unos minutos.

3.9.08

En modo a prueba de fallos

De nuevo mi hermana me prestó el carro... de nuevo tuve varias revelaciones escuchando música... una de ellas es más importante que las otras... ahí escoja usté cuál es cuál:

La Uruca, paso el semáforo de la ladrillera, me dirijo hacia el oeste. Me pega la verdad por la frente: pues si hablamos de amar, yo amo a mi mamá y sin embargo no puedo verla más que dos veces por año y siempre termino enferma cuando se va su avión. Entonces, eso de un "te amo" no sirve para un carajo.

-----------------------------------

Ojalá que llueva café (en la versión de Café Tacuba) bien podría ser mi canción favorita del mundo mundial... la adoro sobre todas las canciones del mundo... pero ¿por qué putas no mencionan el maíz? Digo... que se le haya olvidado a Juan Luis Guerra el maíz... pasa... pero ¿que no la incluyeran en su versión ultra-mejorada y de son jarocho?

-----------------------------------

Y al final, escuchando a La Maldita y hasta a los Kpaz... lo vi todo clarito... si no fuera por la tristeza... estaría feliz de irme a recolectar maravillas en semejante canastota... si no fuera por la tristeza... y como esa no puede durarme mucho... pronto voy a estar feliz con la idea de irme a México.

2.9.08

Margaritas y aMargaditas

A A. le rompieron el corazón por primera vez. Ese era mi miedo, pero igual le decía lo que decimos las amigas: ¡es más rico el amor si una se tira de cabeza con todo y sandalias! Le duró poco. No entiendo, es una estafa... dos o tres meses ni siquiera dan tiempo para probar las sabrosas mieles de los besos y poder decir al momento del trancazo que valió la pena.

A M. el rompimiento de A. le desencadenó las preguntas que hace tres años no se hacía. Yo suponía lo que pasaba, pero no le decía nada porque eso hacemos las amigas: que cada una viva su proceso y llegado el día, se rompa la jeta en la pared. ¿Para dónde va esto? le dijo a su novio, ¿ si no fuera por la distancia estaríamos juntos? Ya es hora de decidirnos, o nos juntamos en el mismo continente o nos vamos a la mierda. -Te amo- le dijo él... y nada más.

A mí, el rompimiento de A. me desarmó. Yo que estaba conteniendo con todas mis fuerzas, tuve que ir, cruzar la calle, abrir la puerta de mi casa quemada y mirar que no estoy dispuesta a aceptarlo, que no me da la gana, que no renuncio ni me rindo. Tuve que sentarme en el sofá rojo chamuscado y comenzar a esperar un avión. Y ya sé, en el fondo sé que mi nueva casa también va a oler a humo y que probablemente entonces sí me toque darme de puñetazos contra una pared (y que la pared, como siempre, me ganará) pero también sé que ahora mismo, no estoy lista, no puedo y sobre todo, no quiero.

A P. los rompimientos de todas le generaron angustia. Comenzó a imaginarse qué pasaría si... Le dije lo que dicen las amigas: no te inventés tragedias, ustedes están bien... no te adelantés a las cosas, dejá de tener miedo... lo que le pasa a una, no tiene que pasarle a la otra... y terminé con un chiste, como para restarle drama al guión.

Antes, creíamos que el amor se resolvía con una sola margarita. Me quiere, no me quiere, me quiere... ahora sabemos que se deshoja todo un jardín:

Me quiere, no me quiere
Se atreve, no se atreve
Me aburre, no me aburre
Me apoya, no me apoya
Me entiende, no me entiende
Me respeta, no me respeta
Me miente, no me miente
Me lee, no me lee
Me escribe, no me escribe
Me extraña, no me extraña
(y viceversa, por supuesto)

Las margaritas (las flores y las que se hacen con tequila) ya ni sirven de nada. Nada detuvo que terminara yo, hace dos madrugadas, levantándome de la cama para buscar una camiseta para abrazar... así fue como supe que aquí, o nació un fantasma o nada se ha terminado.