3.9.08

En modo a prueba de fallos

De nuevo mi hermana me prestó el carro... de nuevo tuve varias revelaciones escuchando música... una de ellas es más importante que las otras... ahí escoja usté cuál es cuál:

La Uruca, paso el semáforo de la ladrillera, me dirijo hacia el oeste. Me pega la verdad por la frente: pues si hablamos de amar, yo amo a mi mamá y sin embargo no puedo verla más que dos veces por año y siempre termino enferma cuando se va su avión. Entonces, eso de un "te amo" no sirve para un carajo.

-----------------------------------

Ojalá que llueva café (en la versión de Café Tacuba) bien podría ser mi canción favorita del mundo mundial... la adoro sobre todas las canciones del mundo... pero ¿por qué putas no mencionan el maíz? Digo... que se le haya olvidado a Juan Luis Guerra el maíz... pasa... pero ¿que no la incluyeran en su versión ultra-mejorada y de son jarocho?

-----------------------------------

Y al final, escuchando a La Maldita y hasta a los Kpaz... lo vi todo clarito... si no fuera por la tristeza... estaría feliz de irme a recolectar maravillas en semejante canastota... si no fuera por la tristeza... y como esa no puede durarme mucho... pronto voy a estar feliz con la idea de irme a México.

3 comentarios:

A veces yo soy un...panda dijo...

Síiiii pare pare pareeee.
Aunque sea un ratito

Xili dijo...

incluso la tristeza hay que saber vivirla...esas revelaciones que tienes conduciendo en el coche con buena música me revelan que estás haciéndolo muy bien ;-)

besos!

Sirena dijo...

pareeee cocherooooooo cochero pareeeeeeee pareeee cocherooooooooo

Panda querida... ya casi va a parar... no te preocupés, con suerte, te toca "conocerme" ya en versión mejorada...

Xili: pues sí, hay algo en manejar que me da cierto control...¿qué será?