18.9.08

Realidad 7 Sirena 2 (primer tiempo)

Hay cosas que no quiero exportar. No quiero exportar algunas partes de mí que no me gustan o me colocan en ciclos eternos de repetir y repetir y repetir las mismas escenas.

Pero sé que las llevo, porque esas no van en las maletas. A esas no puedo dejarlas en una caja guardada en casa de mi hermana, tampoco puedo prestárselas a nadie por un tiempo, ni ponerlas en la canasta que ahora mismo está en la sala para que todos los que vengan de visita se lleven algo de mi casa (por cierto, ahora hay pañoletas y otras cosas más... ¡venga por su souvenir!).

Sé que las llevo, pero tengo la esperanza de no traerlas cuando regrese aquí. No creo en los poderes mágicos de la huída, no pienso huir de ellas, pienso desenredar los hilos que las tejen y hacer nuevas madejas con lo que sí quiero dejarme.

Soltar. Es muy curioso que lo que debo soltar me está esperando allá. Por eso tengo que exportarme tal cual, porque hay un paso enorme que debo dar antes de sacar las tijeras y cortar un sueño del que ahora mismo queda apenas un nudo.

3 comentarios:

xili dijo...

y uno toma otro barco...aunque no quiera hacerlo...río babel! (Cerati).

suerte Sirena...verás algún día hacia atrás y no te arrepentirás, estoy segura :)

ánimo linda.

Ana dijo...

Querida, lo bueno es que las tijeras las tenés vos... entonces si el nudo ya es muy muy enredado siempre se puede recurrir a un corte, y con los retazos de hilos siempre se pueden hacer cosas hermosas.

*tengo que pasar a tu casa aunque sea unos minutos para unas palabras más... (todos estos días me imagino cuando pase y no vea corazones en las ventanas)

Sirena dijo...

Xili: gracias por el empujón!!!!

Ana: ¿las tijeras las tengo yo? ¡qué esperanzas las tuyas! Hace mucho que dejé esas tijeras perdidas en alguna parte de un enorme país. Voy a ir a buscarlas pero es que, ni quiero encontrarlas... lo que quisiera es no necesitarlas. (Por cierto, los corazones quedarán porque esas no son mis ventanas jajajaja pero ¿cuándo venís?).