5.10.08

Desprenderse de un fetiche

... yo creía que era sólo una bolsa llena de cosas... hasta que comencé a llorar en el metro. Lo bueno de una gran ciudad es que nadie te pregunta qué te pasó.

Igual no tendría respuesta para dar. Y no, en el metro no venden Leche de Amnesia, tampoco copias piratas de Eternal Sunshine of the Spotless Mind... entonces duele... en puta.

6 comentarios:

Solentiname dijo...

Pos sí, pero llorar cura. En puta también

Humo en tus ojos dijo...

Hoy no, pero en un tiempo habrá sido una bolsita con cosas que en su momento, fueron mágicas.

10.21 dijo...

leche de amnesia... si la patentas te forras, sirena.

(besos en los ojos del metro).

A veces yo soy un...panda dijo...

Es bueno llorar en el metro.
Yo lo hago todo el tiempo.
"Vendrá un tiempo en que no sabremos que nombre dar a lo que se nos va. Su nombre se irá borrando poco a poco"- dicen que en verdad sucede.

Sirena dijo...

Sole: sí, sé que cura pero necesito como un sanador así de esos que ponen la mano en la cabeza y ya...

Humito: para mí ya lo son... para el destinatario son cualquier cosa que le infla el ego y listo.

10.21: ¿te gustó mi botella? La hice yo misma... se nota pero la idea es esa... (gracias por tus besos)

Pandita: me imagino que sí... ambas cosas

Ana dijo...

¡Una copia de esa película es de carácter prioritario!