10.10.08

Grande, como el Estadio Azteca

Un día, un amigo muy querido me dijo que le encantaba Calamaro. Me pareció extraño, yo conocía apenas esa de "hace calor, hace calor" y Calamaro se me hacía como cantante de puras babosadas. (No, si es que la babosa era yo).

Pero a mi amigo le tengo mis respetos. Si tanto le gusta, por algo debe ser -pensé. No me equivocaba. Desde entonces, me he declarado fan absoluta y rotunda, perdonadora de canciones demasiado amorosas (las de amargo fracaso revestido de triunfo me gustan más) y ferviente lectora de sus letras.

Pocos entienden el amor por Calamaro. Tiene una forma especial de capturar la realidad y quien no la mira así, no descubre el tesoro. Mal por ellos.

Este lunes, el Panda y yo seremos dos de los miles que sí disfrutamos su humor, su amor, su poesía y su acidez. Ya traeremos reportes (si sobrevivimos a la emoción, al menos yo).

3 comentarios:

Rich. dijo...

Bueno, ya nos estaran contando ¿ambos o ambas? que tal les fue y recomendandome algunas canciones para descargar, he oido su nombre, pero hasta ahi.
Saludos, buen fin de semana,

A veces yo soy un...panda dijo...

Yehaaaaaa
Yo ya me estoy preparando, pásale a mi bañera para que veas la prueba de aquillaje.
Yeeeeeeeehhhaaaaaa!!!!

Humo en tus ojos dijo...

Pues suerte, que lo disfruten. Y todos los éxitos para el primer día en el nuevo kinder!!!