7.10.08

Por ahora, aquí está el hogar

Hoy me dijo un amigo que debía llevar un diario, para que pudiera registrar cómo me siento a menos de una semana de haber cambiado de coordenadas. No le dije que existe este lugar, casi nadie lo sabe o al menos pocos de los que me conocen en el lugar donde respiramos (como dice la Humo).

Este post venía escrito de otra manera. Me interrumpieron mi hermano y el provin para llevarme al bar de la esquina. Cuando vi las "lindas damitas" en minifaldas atendiendo a "lindísimos caballeros" salí corriendo y regresé a la casa para sentir por primera vez que afuera está haciendo más frío que aquí.

Entonces lo pensé mejor y me di cuenta que este blog es ahora lo único que no se ha movido. Aquí todo sigue en su lugar, puedo ser como soy y hablar como yo hablo sin presentir la confusión de afuera. Aunque a veces el Panda salte de una dimensión a otra y pase a tomarse un té a casa, es aquí donde por ahora, me siento más segura (que no se malentienda, los tés siempre serán espacios de rica conversación y quejadera matizada por su pandi-optimismo, ella entiende).

Entonces, cuando me di cuenta que el blog es la única constante en mi vida, comencé a mirar mejor el afuera de aquí. Así como alguna gente viaja con un par de fotos y una almohada personal en su maleta, yo me traje mis objetos más queridos en la mía. Pero esto no es un viaje y no estoy aquí de turista. Pensé por un momento que podía engañarme y pasear por la ciudad con los ojos enamorados de antes y fue inútil. La magia no se ha ido, pero las cosas se ven distintas cuando una se siente como una intrusa, como extranjera, como migrante que habla extraño y debe buscar en miles de mapas dónde está la sala de cine donde proyectan Bajo Juárez. No se siente lo mismo, aunque sea lo mismo.

Entonces, he tratado de responder a la pregunta del cómo estoy como si en este momento pudiera decirles cómo estoy. La respuesta a cómo estoy es "aún no tengo un escritorio, no veo mi balcón por la ventana, no escucho a Verdel ladrar, el sanitario chorrea, necesito un gavetero y tengo miedo de cocinar". Nadie quiere oir eso y yo no puedo decirlo.

Ahora quedo de verme con personas casi desconocidas que no me citan en esquinas; eligen los lugares de encuentro de acuerdo con el mapa del Metrobús. Y yo agradezco. Mientras me indiquen que llego en Metro o en ese bus interminable soy capaz de llegar. El tren ligero del domingo aún no lo digiero y todo lo que está al sur me seguirá pareciendo un misterio en el futuro cercano.

Entonces, así es como estoy y ahora mismo comienzo a sentirme un poco menos perdida. Me sale natural escribir aquí y confesar que estoy un poco asustada, pero aún soy incapaz de responder correos escritos con el alma, porque el idioma que hablaba con mis amigos era otro, el de la cotidianidad.

Tal vez algo de eso explique por qué no puedo responder tu hermoso correo Humo. Por ahora, estoy al Sur del Calvario, como en el cuadro de Tomás Sánchez.

7 comentarios:

Lucho dijo...

Bienvenida a Mexico.

No te alteres si le doy mas aprecio al verano frances que al otoño mexicano, yo soy mexicano y no me da verguenza.

Lo que me parece claro es que eso no quita que en otras tierras las cosas sucedan diferentes.

Rich. dijo...

Yo digo que los cambios son buenos, y a veces necesarios, pienso que terminaras acoplandote a tu nuevo perimetro, me uno a lucho para darte la bienvenida a Mexico, en caso de ser DF de lo que hablamos pues igual, no vivo ahi, pero alguna vez naci ahi.
Hablando de cambios y sin animo de ofender, yo se que el gusto se rompe en generos, ¿pero no se te hace que podrias poner un theme mas bonito? se ve medio oldie y oldschool, pero no... no me gusta.
Insisto, el gusto se rompe en generos, no lo tomes a mal.
Si usas ubuntu igual y te gusta el diseño. :P
Saludos, Sirena.

Sirena dijo...

Hola Lucho: Gracias por la bienvenida. ¿Y vergüenza por qué? Y sí, eso no quita... en mis tierras no tuvimos mucha movida en el 68 que yo sepa... y tenemos nuestras particularidades aunque siempre nos movemos.

rich. Siempre estoy cambiando de diseño... pero lo hago yo misma y siempre es fondo blanco... así me gusta... ¿qué no te gustaron las sirenitas flotantes? Lo del cerebro sí, lo quitaré pronto. Igual sí, estoy en el D.F. y ya me acoplaré. Y digamos ¿cuál tema me recomendás? ¿El tuyo lo hiciste vos?

Rich. dijo...

Nel, yo no hice mi tema, lo baje por ahi y es una adaptacion de uno que hicieron para wordpress, quizas cambie de tema pronto y quizas tambien compre mi propio dominio.
Si quieres bajar pues basta con googlear blogger plantillas y ya te salen un buen, han migrado muchas de wordpress a blogger, en mi opinion wordpress tiene mejores trabajitos, pero en fin, a lo mejor te gusta mas tus homeMadethemes. Como sea si me gusta como escribes pues volvere sin importar el diseño.

Sirena dijo...

Ay Rich "y pa piores" me antojaste de cambiar el banner... pero pues, ojalá sigás viniendo.

Humo en tus ojos dijo...

Pues claro que ya habìa venido, solo que no dejè huellas visibles (las carreras y tràmites de venir a SJ), y bueno, no se te olvide, que yo tambièn estoy ahi metida, es màs... de alguna manera yo te lleve (o traje por este paisaje de Tomàs). Tampoco es que esperaba una respuesta (con acuses de recibo tengo), sé que estas en etapa de reacomodo, y es una alegrìa leer que en medio de todo, hay un hogar. Abrazo (por un tiempo, seràn asì, virtuales y onìricos).

Ondina dijo...

Pues si te sirve de consuelo, así me siento yo a veces... y eso que soy de aquí. Nunca te acabas de acostumbrar... y es lo bueno.