13.2.09

... como doy el amor

Una vez escuché a María Pretiz, decir que esta canción la escribió pensando en un amigo mutuo. Decía que le sorprendía cómo él miraba la vida de frente y jamás, jamás, perdía la esperanza:

"quisiera ser de esa gente, que hace jardines, que ve jardines por hacer en tierra seca y polvorienta, ser de esa gente que aunque el pasado le duela, va saboreando el presente y se levanta a caminar"

Se pueden sembrar jardines pero también es posible, que seamos de esa gente que mira un árbol retoñando y le pone el pie encima, como si le doliera la hermosura de las hojas tiernas o la potencialidad de los jugos de naranja que saldrán de sus frutos.

Hace ya tiempo que decidí hacer jardines. No siempre salen bien, no siempre nacen, pero lo intento. No he sabido escoger buena tierra y aunque había pensado que la buena tierra no existía, ahora creo que existe, es la buena tierra de la selva.

No quiero un leñador. Tampoco quiero una isla (ya tengo una). Yo lo que quiero es un guerrillero. Si no es eso, no quiero nada.

1 comentario:

Daniela dijo...

Ummm... Un guerrillero.
Cómo hacen falta de esos...