12.2.09

Creo, que es posible construir el mundo en tres días. EL Otro Mundo.
Creo también que es posible que las lágrimas representen el triunfo de la vida sobre la muerte.
Creo que es posible sembrar una semilla y que cuatro palabras después exista un árbol.
Creo, que algunas veces, especialmente ésta, debemos dar las gracias, aunque no entendamos qué pretende la vida.
Creo, que es posible construir El Otro Mundo en tres días. Creo también, que es imposible destruirlo en una noche.

------------------------

Había una vez un teléfono mágico.
Había una vez un teléfono mágico que tenía mapas y marcaba el recorrido entre el metro, un par de quesadillas y un beso.
Había una vez un teléfono mágico que hacía que se encontraran dos, entre cien millones de personas.
Había una vez un teléfono mágico que se perdió y se apagó. Desde entonces, ellos también se perdieron uno al otro. Pero no se apagaron.

No hay comentarios.: