2.4.09

El ronroneo de la memoria

Nunca lo había pensado, pero lo más curioso de los cumpleaños, es que podemos recordar exactamente, que fue lo que hicimos 365 días antes.

Yo no puedo recordar fácilmente qué hice hace dos o tres años (mi amiga O. seguramente recordará hasta la ropa que llevábamoss puesta. Tiene una memoria muy particular). Lo que puedo recordar es el año pasado.

Hace un año y un día, una de mis grandes amigas me fue a recoger al aeropuerto. Yo venía de Guatemala, de una semana de trabajo y de la boda de unos amigos. También venía de pasar la "semana santa" en México, gracias al empujón que mis amigos me dieron para que yo pudiera estar unos días con quien ahora se llama el Gran Estafador (lo de "gran" le hace honores que no merece pero bue... tomémoslo con humor, porque ya no duele).

Mi amiga me dijo que tenía una buena y una mala noticia. La buena, era que esa noche, mis amigos y yo iríamos a comer en familia. "La mala es que ya no tienes gata" me dijo. Y sí, hace un año que ya Simona no está conmigo. En ese regreso de viaje, ya no pudimos hacer el ritual de la comida. Salí tres semanas antes y no la vi nunca más. Ésa vez no regresó.

Lo lindo de la historia es, que justamente ayer en la mañana, Simona me despertó. Estaba soñando con ella y ronroneó tan fuerte en mi oído (estaba haciendo eso que hacen los gatos, subirse encima de una invadiendo completamente lo que llamamos el espacio propio) que me desperté. Fue maravilloso.

Ya hace tiempo que deje de esperar escuchar su maullido a través de la puerta, pero su visita de ayer me hizo extrañarla de nuevo. En realidad, lo extrañé todo.

4 comentarios:

Humo en tus ojos dijo...

Ay que linda!!! Te vino a saludar!!! Es una hermosa!!! Nunca dejará de serlo!

Panda en la bañera... dijo...

Mira: http://decomoresbalarseenlabanieraymatarse.blogspot.com/2008/02/sobre-t.html

Yo también extraño todo a veces.

Ana dijo...

Ay belleza!!! Llegó a decirte feliz cumpleaños!
Como el viaje era tan largo duró un día más, pero ahí estuvo.

Todo en ella fue sorpresivo, como llegó y como se fue.

Desafinada dijo...

Humito y Ana: ¿pueden creerlo? Ella siempre con sus apariciones súbitas...

Pandita: No sabía de Teodoro... ya te dejé un comentario. Y sí... pero bueno...