10.5.10

¿?

Si se preguntan cómo me fue, diré que catastróficamente bien.

Eso quiere decir, que me fue de maravilla.

La catástrofe es inherente, sin embargo.

Eo quiere decir, que la maravilla seguramente no se repetirá.

Y que yo, ya debería oficialmente, resignarme.

Pero no me resigno. Sólo estoy infinitamente triste.

4 comentarios:

10.21 dijo...

me hiciste recordar lo que decía M, "es inherente".

La de los trastos dijo...

Hasta que acaben, hay sentimientos que son infinitos. Menos mal que somos más que eso.

Ana dijo...

En la casa de un amigo hay una lámina de un material que por sí sólo no es la gran cosa, pero si lo movés hacia los lados la luz entra de formas diferentes y es cautivadoramente bello.

Ahora si lo pienso, otra sería poner la lámina fija y mover la cabeza de un lado a otro.

criada dijo...

infinitamente triste... hasta que acabe, y lo que te sea inherente, sea otro sentimiento