11.4.13

Muecas


 


Existen chorrocientas mil canciones que hablan de esta situación. Todas ellas me parecían extremadamente cursis y sobre todo, estúpidas.

Neh.

¿Se imaginan lo que implica haber estado los últimos tres años con alguien y que la fase de enamoramiento empiece justamente cuando todo se acabó?

Yaic.

Sucede. Oh, sí. Sucede que el cerrar historias viejas, añejas y enquistadas fue más difícil de lo pensado. Pasa también que el miedo se instala muy adentro, bien escondido y se disfraza de dudas, de "el que dirán", de requisitos absurdos, de orgullo necio, de exigencias, demandas y absurdas evaluaciones. Y de nada de eso hay registro aquí. Peor síntoma.

Aich.

Y entonces un día, cuando todo se ha ido a la mierda y el mae ya hace algún tiempo que está nadando para alejarse... me he puesto la valentía al hombro. Me he dado el permiso de sentir intensamente la despedida, de vivir el enamoramiento solo para descubrir que en efecto, estaba con quien quería estar y que importaban poco los obstáculos y los peros. Ahora también sé que el peso de esos peros estaba determinado por el miedo y la incapacidad de sentir, de asumir el amor.

Ashhh.

¿Y no será un autoengaño del orgullo por querer lo que no se puede tener? He pensado en eso, no crean. Y no parece ser un caso de esos. Es un verdadero y genuino caso de estupidez. También es un genuino caso de estar enamorada a detiempo, en solitario.

Tan, tan.