27.8.17

Cassette en autoreversa


Lado A: Es un espejismo. Obvio que es mucho más fácil sentirte cercana a alguien que está lejos, aunque parezca absurdo. Es simplemente una cobardía, una incapacidad de conectarte con quienes tenés cerca, de abrirte.

Lado B: Nadie dijo que la gente querida tenía que estar en la misma ciudad, en el mismo país, ni en el mismo continente. No es cobardía, sencillamente las cosas son así. Es suficientemente difícil que un alma se conecte con otra como para esperar que además, vivan cerca. Mirá con el Panda. ¿Es que acaso eso no es una prueba de que las personas con las que mejor nos sentimos están en cualquier lugar?

Lado A: Pero ¿no te parece sospechoso que esas almas siempre estén en el mismo país? ¿no habíamos decidido ya que la búsqueda del drama se quedaría en las novelas? Tal vez deberías escribir más y deambular menos en esa alucinación que un día sí y otro también, te hace pensar que allá estarías mejor, que serías feliz.

Lado B: Fuck.

Lado A: Para empeorar. ¿No acaban de estar reunidos en el mismo espacio-tiempo? ¿Acaso a alguno de los dos se le ocurrió mover un dedo para acercarse y -por ejemplo- probar cómo era una caricia?

Lado B: Fuck you, I won't do what you tell me.

Lado A: Decime algo nuevo.

Wikimedia


No hay comentarios.: