21.7.18

Chau

En el 2006 ya había escrito sobre la palabra ilunga:
Ilunga es una palabra del idioma tshiluba "que se habla en la región suroriental de la República Democrática del Congo..." ese país antes llamado Zaire... tierra de músicas hermosas y saqueos ancestrales de cobalto, diamantes y uranio.

Mil lingüistas decidieron hace algunos años, que traducir "ilunga" es tarea bien difícil. "Ilunga" significa una persona que está dispuesta a perdonar cualquier abuso la primera vez, a tolerarlo la segunda, pero nunca la tercera, reportó la BBC en el 2004. No sé si nacería en el Congo, para catalogar a los pillos que colonizaron y gobernaron el país. En ese caso, podríamos usarla pronto los ticos ¿no?" 

La he estado recordando una vez más, porque otra vez volví a dejar pasar una primera, una segunda y hasta una tercera. Y no es que sea yo una defensora a ultranza de eso que llamamos dignidad (la que no es en términos políticos no la comprendo bien) pero ya basta. Ya basta para ambos. Basta. Basta de engañarnos pensando en lo que cantaba Fito Páez. Sí, fue amor, fue amor pero lo quemamos, lo gastamos como Stick Boy y Match Girl, lo echamos a perder y aunque lo hemos intentado, no parece tener remedio. No importa cuánto odiés cuando digo jamás o nunca; lo echamos a perder y es mejor que de una puta vez lo reconozcamos.



Diez años de anestesiar un amor en un frasquito, de sacudirlo cuando termina un sexenio más, de volver a soplarle a las ilusiones, de que hagás planes y promesas que hoy, igual que hace seis años que hace diez, no quisiste cumplir. Basta.

Y sí, no importa cuantos años pasaron; así como estaba anestesiado el amor también estaba el dolor. Pero ya pasará. Y esta vez será distinto, porque la que venías a buscar tal vez ya ni siquiera exista. ¿Y si tu promesa incumplida era la última movida del borrador que sostenía en mi mano? Si supieras lo decisivo que era verte, tal vez, quién sabe, a lo mejor estarías aquí.



No hay comentarios.: